Miércoles, 25 enero, 2017

Ocho piropos para conquistar con elegancia

Hay maneras de alagar a las mujeres, pero la más conocida es la utilización de piropos

Foto: Archivo


image_print

La palabra piropo procede del griego pyropus, que significa rojo fuego. Los romanos tomaron esta palabra de los griegos y la usaron para denominar piedras preciosas de color rojo: una variante del granate, pero también el rubí. El rubí simbolizaba el corazón, y era la piedra que los galanes regalaban a la mujer a la que pretendían conquistar. Pero, naturalmente, no todos podían regalar rubíes, por lo que tenían que suplirlos regalando hermosas palabras. Hoy traemos una lista de distintos piropos desde los inventados por aquellos trabajadores del andamio, como los más conocidos y utilizados.

  • Los angelitos se han enfadado conmigo porque ahora sueño contigo
  • Del cielo cayo un pañuelo bordado de seda negra, y en cada esquina decía TU MADRE SERÁ MI SUEGRA
  • Amor, si amarte fuera trabajo, no existiría el desempleo.
  • Tu madre debía de ser pastelera porque un bombón como tú no lo hace cualquiera.
  • ¿Sabes porque el mar es salado? Porque tú te llevaste toda su dulzura…
  • Tanta curva y yo sin frenos
  • Quisiera ser mar y que tú fueras la roca, para que cuando suba la marea, poder besarte en la boca.
  • Si fuera piloto te llevaría en avión, pero como no lo soy te llevo en mi corazón

Cuidado: el uso diario de uno de estos piropos con la misma chica puede crear una dependencia de ella hacia tí, por lo que solo te los aconsejamos si realmente te interesa esa chica “tan especial”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *