Nueva agresión a dos revisores de la LAC

CSIF Granada ha denunciado una nueva agresión ocurrida en la tarde de ayer lunes a dos controladores de la Línea de Alta Capacidad (LAC). Ante la gravedad de los hechos y al no ser un caso aislado, el sindicato exigirá la instalación de cámaras de vigilancia en las paradas y autobuses de Granada como medidas para salvaguardar la seguridad y salud de los trabajadores de este colectivo.

Los hechos se produjeron a las 17.10 horas en la parada de San Juan de Letrán, cuando uno de los revisores agredidos realizaba su trabajo junto a otro compañero. Al requerir el billete a un usuario y no acreditarlo, le invitó a bajarse en esta parada, donde uno de ellos recibió un fuerte golpe en la cabeza que le hizo caer al suelo. Ante los hechos, el otro revisor fue a ayudarle, recibiendo insultos, golpes en piernas y brazos y amenazas por parte de otros dos individuos que acompañaban al agresor. Gracias a la colaboración ciudadana, los agresores depusieron su actitud violenta y huyeron.

El responsable del Sector de Empresa Privada de CSIF, Gregorio López, informa que “ambos revisores sufren episodios de ansiedad simplemente por cumplir con su obligación, pidiendo el billete a los usuarios del transporte urbano”.

Ambos agredidos han denunciado ya los hechos mientras que el sindicato valora proponer un protocolo de actuación para estos casos que proteja a los trabajadores de la empresa de autobuses municipal. Además, López ha pedido que “el Ayuntamiento de Granada deje de hacer oídos sordos y no solo se preocupe por el déficit que arrastra con el transporte público, sino que mire por la seguridad de sus trabajadores instalando cámaras de vigilancia”.