Lunes, 16 Octubre, 2017

            

“Normalidad” en el estreno del nuevo sistema de reservas y ventas de entradas de la Alhambra

Esta iniciativa no obligará a recoger el tique en las taquillas, sino que el visitante podrá adquirirla por Internet e imprimirla por su cuenta

Turistas en la Alhambra | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

El conjunto monumental de la Alhambra ha puesto este domingo en funcionamiento el nuevo sistema de reserva y venta de entradas con “total normalidad” y sin “incidencias a resaltar”. Así lo han indicado fuentes del Patronato de la Alhambra a Europa Press. Esta iniciativa no obligará a recoger el tique en las taquillas, sino que el visitante podrá adquirirla por Internet e imprimirla por su cuenta, evitando así las colas en los accesos.

Este nuevo tipo de entrada, cabe recordar, tendrá un código QR e irá vinculada al DNI o pasaporte, lo que permitirá conocer en todo momento qué zona esta siendo visitada por el turista y evitará antiguos comportamientos irregulares como la reventa, según detalló el viernes en rueda de prensa el director del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Reynaldo Fernández Manzano.

En virtud de este nuevo sistema, que convivirá con el antiguo hasta el 1 de enero, las entradas disponibles diariamente para visitar el monumento podrán adquirirse por Internet dos horas antes de la visita y ser impresas desde casa, conociendo en tiempo real las que quedan disponibles. No obstante, las taquillas seguirán activas para quienes lo deseen y ya se podrá pagar con tarjeta de crédito.

Con la entrada se proporcionará más información sobre la visita y los itinerarios a través de correos electrónicos, donde también se facilitarán las pautas básicas en el ámbito de la seguridad.

El responsable del monumento destacó que el modelo de compra y venta databa de 2007, por lo que era necesario una “modernización”. Ese nuevo sistema tecnológico ha sido adjudicado por concurso público a la misma empresa que gestiona las entradas del Museo del Prado de Madrid o del Museo Arqueológico Nacional, lo que le garantiza una gran “experiencia” en este campo.

En el caso de la Alhambra, el reto “es doble”, agilizar la venta de entradas y garantizar el control del aforo que tiene impuesto el monumento por cuestiones de conservación y calidad de la visita, que se concreta en unos 2,7 millones de visitantes al año, con una media de 300 personas cada media hora en el caso de los palacios nazaríes.

ALTO NIVEL DE SEGURIDAD

A este nuevo sistema se suma un refuerzo en la seguridad del monumento con la incorporación de nuevas medidas. Entre ellas, la instalación de arcos fijos de detección de metales, la colocación de pilonas en la entrada de la cuesta que llega a la Puerta de los carros o la incorporación a la plantilla de la Alhambra del jefe de Servicio de Seguridad, entre otras.

Pese a la decisión de reforzar las medidas en materia de seguridad, el director de la Alhambra lanzó el pasado viernes un mensaje de tranquilidad a ciudadanos y turistas porque el recinto es seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *