Martes, 17 enero, 2017

No solo en Panamá (I)

Mossack-Fonseca-Panama-(1)
Pedro Vaquero del Pozo


image_print

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), unos 370 periodistas de unos cien medios de 76 países, han estado investigando durante 12 meses más de 11,5 millones de documentos internos del despacho de abogados panameño Mossack y Fonseca, un intermediario financiero especializado en evadir impuestos por la vía de constituir y registrar para el usuario que lo desee sociedades offshore (datos de El Mundo).

Como van a sacar a la luz los datos poco a poco, tenemos datos aún parciales, pero lo suficientemente relevadores de lo podrido que está el mundo de los ricos. Ya han salido nombres como el de Putin, Berlusconi (Italia), Macri (presidente de Argentina, imputado en su país), el primer ministro de Islandia que ha dimitido por la presión popular, hija del presidente chino Xi y dirigentes del PCCh, familiares de Mao, entorno de Bashar el Assad (Sria), de Mubarak (Egipto), de los Kirchner, el presidente del Parlamento argentino (enemigo número uno de Dilma Rousseff), David Cameron (primer ministro de Reino Unido), entorno de Marine Le Pen (presidenciable francesa de ultraderecha), Valentino (alta costura italiana), secretario personal del rey de Marruecos, familia del primer ministro de Azerbayán, Angélica Rivera (esposa de Peña Nieto, presidente de Mexico), Strauss Khan (ex director del FMI), Platini (FIFA), Infantino (UEFA), Roberto Carlos (cantante), los tres hijos de Stanley Kubrik (cine), Mark Thatcher (hijo de Margaret), Sarah Fergusson (ex realeza británica), Simon Cowell (cómico R.U.), Heather Mills (ex mujer de Paul McCartney), Daddy Yankee (músico), un presidente de un banco austríaco que dimite, ex primer ministro de Georgia, de Ucrania (encarcelado), de Jordania, de Qatar, de Sudán. rey de Arabia Saudí, presidente de la EAU, emir de Abu Dhabi,  primer ministro de Irak, de Georgia, presidente de Ucrania, etc.

En España también han salido nombres como el de Pilar de Borbón, hermana del rey Juan Carlos, Bruno Alejando Gómez-Acebo, los biznietos de Franco, Arturo González Panero (el Albondiguilla, ex alcalde de Boadilla del Monte), el ministro José Manuel Soria, Solis Domecq (esposa del comisario europeo Arias Cañete), familiares de De la Rosa, los Albertos, Arturo Fasana (de la Gurtel), Bertín Osborne, Borja Thyssen, Miguel Blesa (ex presidente de Bankia), Imanol Arias, Pedro y Agustín Almodóvar, Messi, Diego Forlán (ex futbolista), José Luis Núñez (ex presidente del Barça) y familia, Carles Vilarrubia (vicepresidente del Barcá), Marisa Ruiz Picasso, (nieta de Picasso), Faustino Carceller (el industrial catalán más rico) e hijo, Oleguer Pujol, familias Riu, Martinon, Escarrell (los tres principales propietarios de hoteles de España), Alex Crivillé, Francisco Paesa, Nico Rosberg, el premio Nobel Mario Vargas Llosa, familia del Valle Petersfeld (uno de los orígenes de la Gurtel), los bancos Santander, BBVA y Sabadell, etc. Según el recuento de El Confidencial, 74 líderes mundiales en los papeles de Panamá, 128 políticos, 61 familiares o amigos de estos. Iremos dando cuenta de otros nombres en la medida en que vayan saliendo del testimonio del ICIJ.

El objetivo de estas sociedades offshore no es otro que el de evadir impuestos. No cabe hacerse los locos. La excusa que suelen poner los aludidos es que o no sabían de su existencia (cosa difícilmente creíble) o que ya están regularizadas esas cuentas. Montoro se felicita porque la amnistía fiscal que concedió el gobierno en su día ha conseguido regularizar una parte de ese dinero evadido. Pero no conviene echar las campanas al vuelo: es una ínfima parte, pues el dato oficial es que con todo la Agencia Tributaria llega solo a un 20 ó 25% de lo defraudado.

Pero si ya han rectificado es que en otro momento anterior tuvieron voluntad de utilizar ese mecanismo evasor de impuestos, ¿no? La fiscalía de la Audiencia Nacional ya está iniciando los trámites para averiguar si hay delitos detrás de este fenómeno de los papeles de Panamá. La Agencia Tributaria también, pese a que exige más medios para ello. Pero incluso si la conducta de estos personajes no puede ser finalmente condenable penalmente por delito de fiscal (evasión fiscal, blanqueo de capitales), en todo caso debe ser censurable socialmente. ¿Por qué no salimos a la calle en España como han salido en Islandia o en Argentina? No bastan las medidas legislativas, fiscales, policiales, preventivas y coercitivas, aunque sean necesarias. Corresponsabilidad. Es la única arma contundente contra la corrupción, junto con todas las demás.

Pero de eso hablaremos otro día. Hay materia para rato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *