Domingo, 20 Mayo, 2018

            

“No queríamos llegar hasta este punto, pero no nos ha quedado más remedio”

Los Médicos Internos Residentes (MIR) irán el viernes a huelga para reclamar “que la carga asistencial no recaiga en el personal de formación”

Imagen de archivo de un médico | Foto: Archivo GD
Nacho Santana | @NachoSantana_27


image_print

Granada cuenta con en torno a 500 MIR en su provincia. De estos, cerca de 300 realizan labor de guardias hospitalarias en urgencias, unas guardias que son realizadas “en condiciones precarias”, según señala Miguel Farrés, uno de los miembros del comité de huelga.

Son estas condiciones precisamente las que han llevado a los MIR a movilizarse tres cuatro meses registrando escritos firmados por 220 residentes. “No queríamos hacer ruido por cómo están las cosas”, señala Farrés, que reconoce que “no hemos encontrado respuestas que nos den solución, no nos ha quedado más remedio que ir a huelga”.

Las principales reivindicaciones del colectivo pasan por evitar que la carga asistencial recaiga en el personal de formación, algo que no consideran “bueno para el que está aprendiendo ni seguro para el paciente”. La falta de personal obliga a que aquellos que aún están formándose adquieran el rol de médicos, haciendo que su aprendizaje no siga las rutas indicadas y aumentando las posibilidades de un error en el diagnóstico dada la falta de una supervisión por la que claman.

La situación es tal que algunos MIR han llegado a sufrir “ansiedad anticipatoria” por las guardias, lo que ha llevado al colectivo a lanzarse a la tercera huelga en una década. Esta huelga será de carácter indefinido, comenzando el día 27 a las 15:00 a la espera de llegar a algún acuerdo que mejore la situación de los residentes. “Ayer nos reunimos al mediodía con los gerentes del Distrito Sanitario de Granada”, comenta Miguel, “sólo nos tomamos la temperatura, así que hoy nos hemos emplazado de nuevo, esperemos que vengan con propuestas”.

“Queremos que las urgencias no sean ‘low cost’”, pide, para lo que sería necesario que “tengan un personal que cumpla todas las especialidades y aparte el personal de formación”, evitando que sean aquellos en aprendizaje los encargados de atender pacientes graves o firmar altas, situación que se da actualmente en los hospitales granadinos.

“Son 300 residentes, pero cada día de guardia hay en urgencias unos 15 ó 18”, explica el miembro del comité de huelga. Es por ello que, asegura, “habrá días de un 30% de seguimiento de la huelga y días de un 90%”, dado que el número de residentes es muy bajo. Precisamente por ello, dada la rotación de turnos, la huelga goza de un carácter indefinido, pues la finalidad es “que todos puedan participar en ella”.

Conscientes de la situación una vez que la huelga dé comienzo, Miguel ha querido “pedir disculpas a la población por adelantado por llegar a este punto” en nombre de todos sus compañeros antes de volver a recordar que “no nos ha quedado más remedio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *