Viernes, 21 Julio, 2017

            

Luis Salvador: “No nos arrepentimos de nada porque en todo momento hemos actuado con sinceridad”

Ciudadanos acaba de firmar con el equipo de Gobierno del PP un documento por el que pasa el presente y futuro de la ciudad de Granada | El texto, presentado esta semana pasada y que Salvador desgrana en esta entrevista, no ha dejado indiferente a nadie y trata desde el polémico botellódromo hasta el futuro de la movilidad

Luis Salvador en el patio del Ayuntamiento de Granada


image_print

La política es estrategia. Y no necesariamente a corto plazo. Me lo explica Luis Salvador tras esta entrevista, un largo cuestionario en el que el portavoz de Ciudadanos repasa la hoja de ruta que el PP se ha comprometido a seguir durante estos los próximos cuatro años. El documento, que llega tras semanas de intensa actividad política en Granada, es fruto de un pacto en el último momento entre ‘ciudadanos’ y ‘populares’. De ese acuerdo de última hora, de los 50 puntos para gobernar Granada y de la política de las cosas, que no de las cosas de la política, trata esta entrevista… 

¿Es casualidad que les hayan ubicado en la antigua oficina del Defensor del Ciudadano?

Dicen que no existen casualidades sino causalidades. Probablemente estábamos predestinados a estar ahí porque en cierta medida es el papel que queremos jugar dentro de este Ayuntamiento y en la política granadina.

¿Cuál es su grado de satisfacción tras la rúbrica de esos 50 puntos para Granada?

La palabra es esa, satisfacción. No es alegría ni tristeza. La sensación del deber cumplido. Dijimos desde el un principio que íbamos a cambiar la forma de gobernar y que lo íbamos a hacer de dos maneras, o gobernando y acercándonos a la oposición o haciendo que el que nos necesitara tuviera que realizar su cambio en la forma de gobernar. Creo que con este acuerdo se ha demostrado que era posible y estamos cumpliendo las expectativas que habíamos ofrecido a la gente.

Si no ves el vídeo, pincha aquí

[ot-video][/ot-video]

¿Qué se ha quedado en el tintero?

Sobre las cosas que hemos puesto encima de la mesa no se ha quedado nada. Sí es verdad que se pueden echar en falta cosas, pero entonces tendríamos que haber hecho otro programa electoral completo. Pero el PP ya tenía el suyo y nosotros le hemos dado prioridad a aquellas cosas que entendemos que solucionan las principales demandas ciudadanas: el botellódromo, el atrio, la movilidad, la biblioteca de Las Palomas… y al mismo tiempo políticas muy concretas para mejorar el turismo, la economía, la relación con los emprendedores…

Estamos cumpliendo las expectativas que habíamos ofrecido a la gente

En aras de la transparencia, resuélvame esta curiosidad, ¿en qué ha cedido Ciudadanos, más allá de lo evidente?

Quien ha cedido ha sido el grupo municipal del PP. No hemos hecho propuestas irracionales y lo hemos hecho con la asertividad necesaria para saber que somos confiables. Ese grado de confianza a permitido que el equipo del PP entienda que necesita este tipo de acuerdo para ellos mismos y que hay muchas cosas buenas que van a aportar beneficios para Granada y hayan cedido en muchas cuestiones que hasta ahora a otros partidos de la oposición no les habían dado cancha.

¿Ejemplos?

El primero de toda es la auditoría externa. Todo el mundo sabe que hacer una auditoría externa a ti mismo durante tu etapa de gestión es algo muy complicado. En Granada todo el mundo sabe cómo estaba el tema de la movilidad y el pulso que ha existido hasta ahora; al final hemos conseguido sacar el Observatorio por la Movilidad, que integra todos los partidos, usuarios, expertos… hemos encontrado una predisposición a la cesión muy importante por parte del equipo de Gobierno.

Hablando de transparencia. ¿Cómo se convierte el Ayuntamiento más opaco de España en uno de los más abiertos?

En primer lugar, reconociendo que era el más opaco de España. Por eso propusimos crear un portal de transparencia de máximos; otro tema que también aceptaron es medir el Ayuntamiento con los indicadores de transparencia que dicen que está mal en esa materia. Vamos a hacer un plan para mejorarlos y estar a la altura de lo que se le pediría al mejor Ayuntamiento.

Quien ha cedido ha sido el grupo municipal del PP

Entrevista-Luis-Salvador-(16-de-69)¿Ha habido dificultades en convencer al PP de que esto era necesario? Durante 12 años la oposición no lo ha conseguido…

El gobierno durante estos años probablemente haya sido intransigente y no haya cedido en determinados aspectos, pero también hay muchas veces que la oposición no quiere dejar de ser oposición. Nosotros nos ofrecemos a tender un puente y ha hemos conseguido que el gobierno ponga la mitad del puente, ahora falta que el resto de la oposición ponga la otra mitad.

Parece que la situación en el Ayuntamiento fuera culpa de otros…

No, es culpa del desencuentro. En Granada llevamos mucho tiempo con los partidos peleándose y siempre con confrontación institucionales. Ha llegado un partido como Ciudadanos diciendo que hay que remar todos a una y por eso hemos llegado a acuerdos sobre el atrio, que afecta a una institución, y al mismo tiempo hemos llegado a otro acuerdo sobre la movilidad que afecta al equipo de gobierno. Hemos utilizado los mismos parámetros independientemente de cual fuera la administración a la que le corresponde prestar el servicio.

Entiendo que ha habido consenso en la consulta sobre el atrio… ¿Es posible una sobre Movilidad y LAC? ¿Sobre otros asuntos?

Hemos encontrado una predisposición a la cesión muy importante por parte del equipo de Gobierno

 

La consulta se ha hecho ya recogiendo miles de firmas de granadinos a través de la Plataforma por la Movilidad, y esa es una consulta de primer nivel. Nosotros participamos de esa Plataforma. Ahora queremos dar un paso adelante, es montar el Observatorio, declarar la movilidad como una prioridad y a partir de ahí sentar a expertos, usuarios, partidos y redefinir entre todos lo que es mejor para Granada. Aquí haría falta que la Junta de Andalucía pusiera en marcha el mismo mecanismo (En relación al atrio).

Una Junta de Andalucía y un Ayuntamiento que han tenido una relación, cuanto menos, gélida. ¿Qué papel va a jugar Ciudadanos para ese acercamiento?

La relación es de confrontación permanente. Queremos acabar con eso, lo que demuestra que cuando Ciudadanos ayuda y favorece la gobernabilidad en la Junta al gobierno socialista porque tenía 47 diputados, lo hacemos con un criterio objetivo. Cuando favorecemos la gobernabilidad en Granada a quien tienen 11 concejales, lo hacemos con un criterio objetivo. ¿Qué nos permite eso? Poder hablar hoy con Junta y Ayuntamiento y hacer que exista un acercamiento que beneficie a los ciudadanos.

Entrevista-Luis-Salvador-(55-de-69)

El cierre del botellódromo está más cerca que nunca… ¿Qué alternativas han barajado?

El problema ante temas tan importantes es que es muy fácil quejarte y no aportar soluciones. Queremos que  nadie pueda quejares por no poder aportar soluciones. Queremos juntarlos a todos. Y dijimos que había que empezar a aplicar las ordenanzas municipales para evitar que los vecinos soporten esas situaciones, para impedir que la gente consuma alcohol fuera del recinto… A partir de aquí, será esa mesa que se constituirá con expertos, vecinos, jóvenes y personas afectadas la que busque esa diversificación de ocio, porque al fin de cuentas es eso.

Ciudadanos ha sido muy reivindicativo en materia de participación ciudadana. No encuentro un punto que desarrolle dicha participación… y citar el artículo 23.1 de la Constitución no vale.

Si algo me caracterizado es darle importancia a la participación, y se puede canalizar de muchas maneras. De hecho, elaboramos una herramienta llamada ‘25/365’ que fuera la gran herramienta de participación de Granada. Con la cantidad de deberes que le hemos puesto al Ayuntamiento, en este momento no podíamos añadir eso; pero la participación también es conseguir que en temas tan relevantes para toda la ciudad participen los afectados, los expertos, los partidos… las 50 medidas están imbuidas en un concepto de hacer la democracia de otra manera.

Hay muchas veces que la oposición no quiere dejar de ser oposición

Diferentes voces políticas apuntan a que en el documento se habla sobre Santa Adela y se le pasa el testigo de su rehabilitación a la Junta de Andalucía. ¿No juega el Ayuntamiento ningún papel en uno de los barrios más deprimidos de Granada?

El Ayuntamiento ya ha hecho dos fases de la rehabilitación que han corrido sobre su espalda y eso hay que reconocerlo; ahora vienen las siguientes fases y lo que se ha dicho es que dentro del Plan de Vivienda de la Junta de Andalucía se colabore para terminar los procesos de remodelación de Santa Adela, algo que es justo. El problema que ha tenido la oposición a la hora de ejercerla es que en vez de buscar puntos de encuentro lo que busca son desencuentros. El documento en sí mismo representa una forma de entender la política totalmente diferente.

Por lo que me comenta, el peso de que la gestión no haya sido mejor en estos cuatro o doce años pasados recae en la oposición.

En el gobierno y en la oposición. En el modelo, en el sistema. Si los partidos entienden que gobernar es tener mayoría absoluta y no hacer caso nunca a la oposición, se están equivocando. Y si la oposición cree que lo único que puede hacer es protestar y buscar las diferentes en vez de dialogar para conseguir llegar a acuerdos, se equivoca.


Por cierto, que no se menciona el distrito Norte en el acuerdo y lo que se habla del Albaicín vuelve a remitir a la Junta…

Ciudadanos planteó un decálogo en el tema de los barrios que vamos a seguir manteniendo y es el que nos inspira. El punto uno decía que quien quiera ser alcalde de Granada primero tiene que serlo de los barrios, que los servicios públicos se tienen que redistribuir adecuadamente entre barrios, que tienes que tener ofertas de prestación de servicios idénticas en cada barrio… Eso estaba en el manifiesto de Ciudadanos pero el que gobierna es el PP y nosotros vamos a seguir introduciendo medidas. Que nadie dude que habrá una sensibilidad especial con los temas de los barrios.

Queremos que  nadie pueda quejares por no poder aportar soluciones

¿Se han quedado con la ‘espinita’ de que no haya medidas de barrio más profundas?

Si alguien ve el calado de las medidas que están puestas en primer lugar, verán que se desatrancan los diez principales temas que estaban afectando a la ciudad, que al mismo tiempo se acometen mejoras muy importantes incluso para dentro del Ayuntamiento… quien lea todo el documento sabe que llevar eso adelante es muy complicado, pero dijimos que se crea una comisión para analizar su cumplimiento y también para introducir temas nuevos. Ese documento va a estar vivo y donde veamos un déficit vamos a hacer una aportación.

Otra parte de la oposición ha criticado la omisión de políticas de bienestar social concretas. ¿Qué ha ocurrido ahí?

Uno de los problemas que estaban puestos encima de la mesa era la teleasistencia y hemos dicho que cualquier granadino que tenga derecho a acceder a ella, el Ayuntamiento va a participar en todos sus trámites. Muchas de las medidas incluidas fomentan la igualdad de oportunidades y el que las personas sean las que realmente puedan evolucionar y tener una mejor calidad de vida y oportunidades. Muchas favorecen la creación de empleo, que es algo absolutamente necesario. Medidas dirigidas a ser una ciudad amigable de cara a la tercera edad. Hemos hablado de ser ciudad verde europea. Hemos incluido el tema energético, ayudar a familias que tengan problemas de pobreza energética.

Se ha creado una comisión de seguimiento de todos estos acuerdos. ¿Qué capacidad tiene Ciudadanos para ‘apretar las tuercas’ al PP?

Toda porque también se ha hecho otro cambio importante. Hasta ahora todos los asuntos se llevaban al Pleno y ahí se resolvían. Cuando un Pleno es muy largo, al final terminas perdiendo el interés en mitad y los temas van decayendo. Hemos conseguido que las comisiones tengan mucho más peso y esa propuesta hay que reconocer que es del equipo de gobierno.

Los técnicos municipales están en esas comisiones y los partidos van a poder ir preguntando sobre la marcha para que les vayan haciendo aportaciones; van a ser comisiones abiertas a los medios de comunicación y se convertirán, en la práctica, en mini plenos que estarán funcionando toda la semana.

Las 50 medidas están imbuidas en un concepto de hacer la democracia de otra manera

En lo relativo a su posición en el Ayuntamiento, ¿cómo son las relaciones con el resto de fuerzas de la oposición?

Por nuestra parte es buena. Lo que nos tienen que demostrar el resto de grupos, que no digo que no lo hayan hecho, es que si la relación era buena antes cuando no estábamos en el Ayuntamiento, ahora que estamos contribuyendo a que este Ayuntamiento pueda mejorar, que entiendan ese papel y estén dispuestos a sumar… O nos van a tomar, como ya he escuchado, como si fuéramos el gobierno. Seguimos ejerciendo la labor de oposición porque no nos hemos repartido sillones.

Entrevista-Luis-Salvador-(30-de-69)¿Ha vuelto a hablar con Paco Cuenca? ¿Con algún otro líder de la oposición?

Conversación personal de trascendencia prácticamente no, han sido conversaciones breves. La relación con Paco Cuenca siempre ha sido cordial y normal. Yo dije en su momento, cuando hizo sus declaraciones, que no iba a tomar en cuenta lo que dijera en ese momento; es más, borro la imagen que dieron militantes destacados y hasta ex cargos públicos del PSOE y de Vamos, Granada. Hubo hasta algún cargo importante del PSOE diciendo cosas impropias de un Pleno y de la democracia, pero estamos dispuestos a que eso se olvide y vamos a seguir trabajando en positivo.

¿Ha hablado con el resto de líderes?

Conversaciones va habiendo. Por ejemplo, Ciudadanos es el que planteó que IU pudiera tener grupo propio.

El problema que ha tenido la oposición a la hora de ejercerla es que en vez de buscar puntos de encuentro lo que busca son desencuentros

¿Se lo han agradecido Puentedura?

Lo ha agradecido a nivel interno. No costaba nada decir, “agradezco a Ciudadanos la iniciativa que permita que tengamos grupo propio”. Al margen de eso, lo hicimos porque entendíamos que cualquier concejal del Ayuntamiento debe tener la oportunidad de desarrollar su actividad.

Atrás queda esa histórica semana de pactos… o no pactos. ¿Le hubiera gustado hacer algo diferente?

A nivel estratégico no nos arrepentimos de nada porque en todo momento hemos actuado con sinceridad. Lo hemos transmitido en tiempo real a todos los medios de comunicación y el que lea la letra pequeña de todo lo que hemos dicho, se cumplió literal, siempre. No me gustó que el tema de Torres Hurtado se llevara al terreno de lo personal cuando es una oposición política. Entender que tenía que dar un paso al lado, que tenía que favorecer una etapa nueva que es lo que a fin de cuentas queremos.

Parece que eso no va a pasar, el alcalde se queda…

No lo sé. Yo lo dije en una rueda de prensa reciente. Ahora vamos a hablar de la política de las cosas y no de las cosas de la política. Lo que se contó se quedó contado y ahora vamos a la política constructiva. Sí me hace gracia que ahora, todos los que están pendientes de si se va o se queda, son los que antes nos atacaban por poner eso encima de la mesa.

¿Olvidamos ese requisito?

Por mi parte ahora mismo está olvidado. Llegará noviembre y volveremos a hablar pero en este momento estamos en la importancia de este acuerdo, que creo que es histórico en la política granadina.

Que nadie dude que habrá una sensibilidad especial con los temas de los barrios

El desenlace de las negociaciones y sobre todo, la manera en que ocurrió, ¿ha afectado a Ciudadanos? ¿Alguien de su partido ha discrepado con esta decisión?

No, lo que afectó fue la campaña previa que hicieron. Pero el día anterior estuve con Paco Cuenca en una cafetería también solo, a instancias suyas, charlando de política. Y al día siguiente, con el desencuentro que había con el alcalde, en el momento en que dijeron que querían hablar y aceptaban ciertas condiciones… fue un encuentro personal en un restaurante público, rodeados de comensales y sin esconderse de nada hasta el punto de que alguien tiró fotos, grabaron a mi mujer… No había nada que ocultar más allá de darle normalidad a la relación de dos personas que antes nos llevábamos bien y que podía haber un desencuentro en un programa de televisión del día anterior.

¿Ha habido discrepancias dentro del partido en la forma de hacer las cosas?

Como es normal cuando hay un proceso de negociación, el que está mirando no tiene por qué tener todas las claves, por lo tanto es normal que se opine de una manera o de otra. De hecho en la ciudad, cuando parecía que podíamos pactar con el PSOE, había un grupo de ciudadanos muy activo diciendo de todo y medios apretando. Cuando se vio que pactamos con el PP, pasó lo contrario, los activos fueron otros y los medios fueron otros. Sí hemos ido informando dentro de Ciudadanos de todo lo que se podía. Hicimos una asamblea donde nos reunimos todos los afiliados de Ciudadanos, donde les dimos todas las claves de cómo estábamos actuando y por qué.

Recuerdo un joven que se le acercó al término de la rueda de prensa en la que anunció su pacto con el PP. El chavea estaba preocupado por su “incoherencia”. ¿Cómo le explicó su decisión? ¿Teme que su electorado se sienta así?

Seguimos ejerciendo la labor de oposición porque no nos hemos repartido sillones

 

Le agradecí que esperara y que me trasladara su opinión. Al final ahí están los votantes de Ciudadanos y los votantes del PP y del PSOE; si yo creo que van a favorecer a mi partido lo veo coherente, si en un momento van a favorecer a otro partido ahora lo veo incoherente. El chico simplemente me trasladó que a él le hubiera gustado que apostáramos por otra alternativa. Yo le di mis explicaciones y el también me dijo que a partir de ahora seguiría con mucha atención lo que hiciéramos porque las explicaciones le había abierto la mente.

La penúltima, una pregunta de sí o no: ¿hay posibilidad de que Ciudadanos entre a formar parte del gobierno del PP en algún punto del mandato? ¿Cuándo?

Ahora mismo no.

Ese prefijo ya lo conozco.

Si yo contestara que no en los cuatro años, contestaría algo que no sé ni yo. A día de hoy la posición de Ciudadanos en toda España es: ‘no’.

Ciudadanos no cierra la puerta…

Ni cierra ni abre. A día de hoy lo que digo es que queremos la credibilidad de poder transformar las ciudades quedándonos fuera del reparto de sillones y por tanto, a día de hoy, Ciudadanos no se plantea de ninguna manera entrar en ningún equipo de gobierno ni ahora, ni temporalmente dentro de unos meses ni de un año. Ahora, ¿qué va a pasar dentro de Ciudadanos o qué decisiones se van a tomar como partido? A día de hoy no lo sé o decir algo, sería equivocarme.

Hubo hasta algún cargo importante del PSOE diciendo cosas impropias de un Pleno y de la democracia

¿Qué tendría que cambiar para que se diera esa situación?

Eso tendría que decidirlo Ciudadanos conforme vayan avanzando los tiempos. En elecciones generales tendremos el programa para este país y ya tendremos: programa europeo, municipal, autonómico y nacional. Habrá una situación y ciudadanos tomará sus decisiones.

Entiendo que el verdadero mandato, ¿comenzará después de noviembre?

No, el verdadero mandato ha comenzado el primer día: cualquiera que vea las cincuenta medidas que hemos aprobado aquí o lo que ha asumido Cristina Cifuentes en la Comunidad de Madrid o Susana Díaz en Andalucía… para nosotros ha comenzado el primer día.

La última. ¿Y si Rivera le manda un whatsApp y le pide que suba a Madrid a formar parte de su proyecto?

Todo el mundo sabe que en su momento me plantearon encabezar Sevilla y dije que no porque entendía que era romper el proyecto de Granada. En este momento eso no se ha planteado. ¿Le puedes decir que no a tu líder, a tu referente, a tu jefe? Una vez ya pasó lo que pasó, otra vez, no lo sé… las cosas, partido a partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *