Lunes, 23 Octubre, 2017

            

No me gusta nada el «biscotto»



image_print

El milagro Sandoval está a noventa minutos de hacerse realidad. Mis ojos lo están viendo pero aún no me lo acabo de creer. El entrenador madrileño ha logrado tres triunfos en tres jornadas, solo una menos que todas las conseguidas por el Granada en las treinta y cinco fechas anteriores. ¿Qué estarán pensando Caparrós y Abel en estos momentos? Bueno, qué más da eso ahora mismo.Ellos son el pasado, y aquí lo que importan es el presente. Ya habrá tiempo de hacer valoraciones a partir del próximo domingo.

«Será difícil abstraerse de lo que pase en otros campos pero afortunadamente dependemos totalmente de nosotros. Ojalá nos favorezcan el resto de resultados pero tenemos que estar pendientes de nuestro partido y salir a ganar. Tenemos que ser inteligentes y manejar la situación», reflexiona Iturra con sapiencia. Destaco estas palabras del chileno porque no me gusta nada la euforia que se vive alrededor del equipo en cuanto a que un empate contra el Atlético el sábado será suficiente. No estoy convencido de ello, por mucho que a los rojiblancos les valga el punto. El «biscotto» se cae si el Deportivo gana en Barcelona, algo bastante complicado a pesar de que los azulgranas ya sean campeones de Liga, pero cosas más difíciles se han visto el el mundo del fútbol.

Por eso, tras arreglar en dos semanas el desaguisado de nueve meses, no es conveniente estropearlo ahora con hipotéticos arreglos que no van a ningún lado, al menos a priori. El Granada debe salir a ganar al Atlético, sin cortapisas y conforme se desarrolle el partido y la jornada, todo se puede ir amoldando. Pero, de primeras, el espíritu de Iturra es el válido. A por ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *