Martes, 28 Marzo, 2017

No hay supervivientes en el accidente aéreo de Los Alpes, Francia

Por su parte, el presidente del Consejo General de la región de los Alpes-Alta Provenza, Gilbert Sauvan, ha asegurado que el avión ha quedado "completamente destrozado" y que el resto más grande del aparato tiene el tamaño de "un coche".

Imagen de la zona del siniestro | Foto: Agencia


image_print

No ha habido supervivientes en el accidente de un avión de Germanwings ocurrido este martes en el sur de Francia y es probable que se tarde días en recuperar los cuerpos de los pasajeros debido al difícil terreno donde se estrelló, ha indicado un alto cargo de la Policía francesa en el lugar.

“Va a llevar días recuperar las víctimas, luego los restos”, ha explicado el alto oficial de Policía Jean-Paul Bloy a Reuters. Por otra parte, ha señalado que por el momento no hay ninguna teoría sobre la causa del accidente.

“NO HAY NADA MÁS QUE RESTOS Y CUERPOS”

“No hay nada más que restos y cuerpos”, ha asegurado este martes el diputado francés Christophe Castaner, tras observar junto al ministro del Interior galo, Bernard Cazeneuve, desde un helicóptero el lugar en el que se ha estrellado el avión.

“Sobrevuelo con el ministro del Interior la zona del siniestro, un horror. El avión está totalmente destruido. Tristeza. Imágenes espantosas en este paisaje de montaña. No hay nada más que restos y cuerpos”, ha afirmado el diputado por la región de Alpes de Alta Provenza, en un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter.

Un avión de la compañía alemana Germanwings se ha estrellado este martes en los Alpes franceses con 150 personas a bordo tras haber despegado de la localidad española de Barcelona con destino a la ciudad alemana Dusseldorf.

“EL AVIÓN ESTÁ COMPLETAMENTE DESINTEGRADO”

Por su parte, el presidente del Consejo General de la región de los Alpes-Alta Provenza, Gilbert Sauvan, ha asegurado que el avión ha quedado “completamente destrozado” y que el resto más grande del aparato tiene el tamaño de “un coche”.

“El avión está completamente desintegrado”, ha afirmado Sauvan, en declaraciones al periódico ‘Les Echos’. “Los restos más grandes son del tamaño de un coche”, ha relatado, tras haber observado la zona en la que se ha estrellado la aeronave, un avión Airbus A320.

Sauvan ha afirmado que la zona en la que ha caído la aeronave es “inaccesible”, “salvo con un helicóptero”. “Ocho aparatos están estacionados en Seyne-les-Alpes y van a despegar para llevar al lugar a los investigadores”, ha explicado.

“LA VIOLENCIA DEL CHOQUE DEJA POCAS ESPERANZAS”

El ministro del Interior de Francia, Bérnard Cazeneuve, ha asegurado que “la violencia del choque deja pocas esperanzas” de encontrar a personas con vida en el lugar de los Alpes donde se ha estrellado el avión de Germanwings.

Cazeneuve ha lamentado ante los medios el “suceso trágico” y ha dicho que las autoridades trabajan para esclarecer las “circunstancias del drama”, aunque ha apostado por ser “prudente” dado que el accidente “acaba de ocurrir”.

A bordo viajaban 150 personas y, como ha reconocido el propio ministro, “la violencia del choque deja pocas esperanzas” de hallar a supervivientes. Cazeneuve no ha dado detalles de las víctimas hasta aclarar el listado “con precisión”, pero sí ha apuntado que la “mayoría” serían españolas y alemanas.

14 ESTUDIANTES Y DOS PROFESORES ALEMANES

En el avión viajaban catorce estudiantes y dos profesores alemanes que habían estado de intercambio académico en un instituto catalán.

Según ha informado a Europa Press el centro, el IES Giola de Llinars del Vallés (Barcelona), el grupo era de un curso de cuarto de ESO.

El instituto ha explicado que una pequeña representación del instituto catalán ha acudido por la mañana al Aeropuerto de El Prat a despedir al grupo, que ha despegado a las 10 horas.

300 EFECTIVOS TRABAJAN EN LA BÚSQUEDA

Más de 300 efectivos de los cuerpos de seguridad franceses trabajan en las labores de búsqueda del avión en una zona de difícil acceso en la que las condiciones meteorológicas son malas, según ha informado el Ministerio del Interior galo.

A través de su cuenta en Twitter, el departamento que dirige Bernard Cazeneuve ha indicado que más de 210 efectivos de la Gendarmería y 106 bomberos, además de una compañía de la Policía, están desplegados en la zona en la que ha caído la aeronave.

Según ha precisado, se trata de “una zona de muy difícil acceso para los medios de rescate terrestres” ya que hay “una pendiente muy abrupta” y es una “zona peligrosa e inestable”.

Además, ha añadido, está previstas “malas condiciones meteorológicas a última hora de esta tarde y durante la noche y el miércoles” con temperaturas por debajo de los 0 grados centígrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *