Miércoles, 16 Agosto, 2017

            

Neol Bio acuerda con un laboratorio del gobierno norteamericano para desarrollar bioproductos avanzados

Esta colaboración está orientada a cumplir con el objetivo del Departamento de Energía de los Estados Unidos de obtener combustibles líquidos para transporte de manera rentable a partir de derivados de biomasa lignocelulósica renovable

PTS Granada | Foto: Archivo
E.P.


image_print

Neol Bio y el Laboratorio Nacional de Energías Renovables (NREL) del Departamento de Energía de los Estados Unidos en Golden, CO, Estados Unidos, han firmado un acuerdo de colaboración para el desarrollo de microorganismos capaces de producir alcoholes grasos a partir de azúcares lignocelulósicos.

Neol Bio, que tiene su sede social en Madrid y sus instalaciones principales en el Parque Tecnológico de la Salud de Granada, se dedica al desarrollo de procesos innovadores de biotecnología industrial para su aplicación a los sectores de la oleoquímica, la bioenergía y los biopolímeros.

El director científico de la empresa, José L. Adrio, ha detallado en un comunicado que este acuerdo les permitirá probar el rendimiento de sus cepas de levadura oleaginosas con diferentes materias primas, así como mejorar sus capacidades para desarrollar procesos más eficientes.

Esta colaboración está orientada a cumplir con el objetivo del Departamento de Energía de los Estados Unidos de obtener combustibles líquidos para transporte de manera rentable a partir de derivados de biomasa lignocelulósica renovable.

Durante los dos últimos años, investigadores del NREL han estado trabajando con una levadura oleaginosa (que acumula un gran porcentaje de su masa celular como lípidos o triglicéridos en este caso). Estos triglicéridos pueden ser convertidos a combustibles con propiedades parecidas al diesel. Sin embargo, estos lípidos son difíciles de extraer del interior de las células haciendo el proceso muy costoso.

“Neol Bio ha diseñado una levadura para producir alcoholes grasos extracelulares, lo que hace que la extracción sea mucho más simple y rentable”, según el doctor Jeffrey Linger, científico sénior de NREL.

NREL están realizando pruebas preliminares con su materia prima para replicar los resultados publicados por Neol Bio.

Después de la finalización exitosa de estos experimentos, NREL pasará a la siguiente fase de fermentación, usando los azúcares extraídos de las hojas y tallos del maíz como una única fuente de carbono para el organismo. Estos ensayos establecerán las condiciones básicas de producción de los alcoholes grasos a partir de la materia prima celulósica estándar de NREL y demostrarán el potencial para el despliegue a gran escala de esta tecnología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *