Lunes, 23 enero, 2017

Negación en bloque a la supresión de las plazas de 3 a 6 años en las escuelas infantiles municipales

Padres, madres, docentes y los grupos municipales de la oposición aúnan fuerzas para que el Ayuntamiento deseche esta idea

Padres, madres, personal docente y los grupos de la oposición esta mañana en el consistorio granadino | Autor: Román Callejón
Román Callejón | @RomanCallejón


image_print

El salón de comisiones del ayuntamiento de Granada ha vivido una jornada de tensión, preocupación e indignación.  Varias decenas de padres, madres, y personal docente de diferentes escuelas infantiles municipales de Granada han ‘tomado’ hoy el Ayuntamiento para expresar su rotunda negación a un cambio que quiere llevar a cabo el equipo de Gobierno local en el modelo de enseñanza. Actualmente las escuelas tiene 438 alumnos.

El ayuntamiento de Granada pretende suprimir la enseñanza de 3 a 6 años en las escuelas municipales Arlequín, Belén, Duende y Luna; algo que está más o menos consensuado con la Junta de Andalucía y que según ha informado hoy el concejal de Educación, Fernando Egea, no cuenta con la aprobación aún del Gobierno andaluz pero “sí está teniendo una buena acogida” y, en el caso de salir adelante esta propuesta, se llevaría de manera paulatina en tres años.

El Ayuntamiento, que no cuenta con el beneplácito de padres, madres, trabajadores y grupos de la oposición, asegura que las competencias en materia educativa a partir de los 3 años no es cosa suya sino de la Junta de Andalucía. Egea ha manifestado que el consistorio granadino tiene que hacerse cargo de la demanda de escolares de 0 a 3 años en estas escuelas municipales y ha recordado que el año pasado 192 niños se quedaron en lista de espera por atender a estas dos franjas de edad.

Fernando Egea ha pedido la tranquilidad de los padres y madres “porque no vamos a dejar a ningún menor sin escolarización y este proceso se haría progresivamente para cumplir con la ley pero pensando siempre en los niños”.

INDIGNACIÓN

No lo ven tan claro los padres, madres y docentes que han expresado su malestar ante esta noticia que conocieron hace un par de días y que les ha hecho movilizarse. Ya han conseguido recoger 3.000 firmas para frenar esta idea. Piden tanto al Ayuntamiento como a la Junta de Andalucía que abandonen esta idea que ha sido planteada con “oscurantismo”, “sin tener en cuenta nuestra opinión”, ha criticado la representante de estos cuatro centros, Encarni Castaño.

Este colectivo defiende que eligieron este modelo educativo a posta para sus hijos y consideran que este plan educativo, que lleva funcionando desde los años ochenta, está basado en la “democracia del consenso”.

Hay una reunión prevista del Consejo de Patronos y los grupos municipales de la oposición (PSOE, Vamos, Granada, Ciudadanos e IU) también han firmado un documento expresando su negación a este posible cambio y han exigido que se convoque una reunión extraordinaria, aunque no se ha matizado la fecha.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. No dejar a los menores sin escolarización y sin embargo suprimir centros docentes implica masificar las aulas, con la consiguiente pérdida de calidad en la enseñanza. Al fin y al cabo, recortar de factores clave, como es la educación.