Viernes, 28 Julio, 2017

            

Cena de Navidad en ‘verde’

Propuestas para una cena de Navidad poco convencional y, eso sí, muy sana.

Rita Marín


image_print

“… que hoy es Nochebuena y mañana Navidad…” y al son de estos villancicos, mantecado va y polvorón viene. Los excesos alimenticios en estas fechas son una constante. Por eso, en esta Navidad vamos a ofrecer una propuesta alternativa para que los almuerzos y cenas navideñas no pasen factura en Enero. ¿Un menú vegetariano? ¿Aburrido? ¿Sin sabor? En absoluto. Aquí os dejamos varias propuestas que podrían ser interesantes para llegar a Reyes sin unos kilos de más.

Para que todos los invitados se sientan cómodos y puedan disfrutar de un almuerzo o cena agradable, deberemos saber en primer lugar qué tipo de vegetarianos sentamos a nuestra mesa. Podemos estar acompañados por lacto-ovo vegetarianos, que comen huevos y lácteos; lacto-vegetarianos que solo consumen lácteos; los vegetarianos estrictos que comen vegetales, sin lácteos ni huevos; y los veganos, que no comen nada que proceda de un animal, como pueda ser la miel.

PLATOS PARA TODOS

[spacer style=”3″]

Canelones: una idea estupenda sería sustituir el relleno de carne por vegetales, y así se pueden escoger las verduras que más nos gusten: espinacas, berenjena, champiñones, brócoli…

Albóndigas de soja: es uno de los sustitutos más usados de la carne, entre los vegetarianos. Esta leguminosa supone un gran aporte de proteínas y permite la elaboración de ricos platos comparables a muchos hechos a base de carne. El guiso de albóndigas de soja también puede estar acompañado de vegetales, o incluso unas patatas al horno.

Estofado de seitán: el seitán es un preparado alimenticio a base de gluten de trigo al que se suele denominar ‘carne vegetal’. Estas láminas se pueden rebozar en harina o se pueden freír en aceite. Para la salsa del estofado, se pueden utilizar las setas que más sean del gusto de los comensales.

Cóctel de cava y frutas del bosque: se puede reducir el cava con zumo de arándanos, mezclado bien en una coctelera, y añadiendo hielo picado. Se puede preparar con moras, arándanos o frambuesas.

Y de postre, galletas de Navidad, que se han puesto de moda en los últimos tiempos, pero si contienen huevo o mantequilla no podrán comerlas los vegetarianos. Por ello, se recomienda prepararlas con margarina y plátano maduro como base para la masa.

Así que… después de estas sugerencias… las comidas copiosas pueden quedar en un segundo plano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *