Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

            

Nace en Jaén el primer pollo de quebrantahuesos en libertad en lo que va de año en Andalucía

El ejemplar es el segundo de la pareja reproductora formada por Hortelano y Marchena, ambos liberados en el marco del programa de reintroducción

Imagen del quebrantahuesos Hortelano | Foto: Gabinete
E.P.


image_print

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha confirmado este domingo el nacimiento del primer pollo de quebrantahuesos que se produce este año en Andalucía.

En concreto, se ha producido en el territorio de cría del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén), regentado por la pareja reproductora formada por ‘Hortelano’, un macho nacido en 2010, y ‘Marchena’, una hembra de 2012, dos ejemplares liberados en el marco del Programa de Reintroducción de la especie en la comunidad autónoma andaluza, según detalla la Consejería en una nota.

El pollo, nacido el pasado día 9 de marzo, es el segundo de esta pareja reproductora y el cuarto que nace en libertad desde el inicio de este programa iniciado hace ya más de 30 años, y desde que hace doce comenzaran las reintroducciones.

Un proceso largo dada la propia ecología de la especie que tarda en alcanzar la madurez sexual como mínimo a partir de los seis años, aunque esta pareja fue más precoz, quizás por no encontrar competencia intraespecífica, según apuntan desde la Consejería.

REINTRODUCCIÓN DE LA ESPECIE EN ANDALUCÍA

El Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos que desarrolla la Consejería pretende conseguir una población autónoma y estable de la especie en la región, mediante la liberación de jóvenes ejemplares por el sistema de la cría campestre o ‘hacking’, una técnica originalmente utilizada en cetrería.

Desde que se iniciaron las primeras liberaciones en el año 2006 son ya 49 los individuos de esta rapaz que se han soltado en los parques naturales de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas y Sierra de Castril.

Para saber los movimientos que realizan los quebrantahuesos una vez que emprenden el vuelo, todos los ejemplares llevan consigo transmisores GPS satélites, que han permitido confirmar la muerte de 14, cinco han dejado de funcionar los transmisores y hace tiempo que no se observan y la mayoría, 30 continúan vivos porque se tienen observaciones recientes porque siguen emitiendo señales o son identificados por el patrón del plumaje.

Todos los quebrantahuesos liberados en el marco del citado plan de reintroducción proceden de la reproducción en cautividad del Programa Europeo de Especies Amenazadas (EEP) del que forma parte el Centro de Cría de Cazorla, en la provincia de Jaén, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y gestionado por la Fundación Gypaetus.

El quebrantahuesos, incluido en el Plan de Recuperación y Conservación de Aves Necrófagas, representa al igual que otras especies amenazadas un recurso importante para el turismo especializado en la observación de aves.

De esta manera, la recuperación de la especie supone incrementar una actividad económica en el medio rural con una gran potencialidad y que favorece el desarrollo socioeconómico del territorio, según resalta la Consejería.

Desde el departamento que dirige José Fiscal subrayan también que esto viene siendo posible gracias al intenso trabajo que se está desarrollando para evitar la colocación de cebos envenenados a través de la Estrategia andaluza contra veneno, en la que los agentes de Medio Ambiente y el Seprona de la Guardia Civil son piezas fundamentales para localizar a los delincuentes que comenten estos actos.

Además, las suspensiones cautelares de aprovechamientos con posibilidad de retirada de ayudas comunitarias son medidas que se suman a esta línea de acción.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.