Domingo, 20 Mayo, 2018

            

Música y sonrisas para los más pequeños | Vídeo

El Hospital La Inmaculada e Iniciativas Musicales colaboran para educar musicalmente a los bebés incluso desde antes de nacer

Los bebés disfrutaron de su jornada de musicoterapia | Foto y vídeo: Antonio Galdón
Nacho Santana


image_print

Una breve introducción sirve a modo de bienvenida en las jornadas de ayuda al parto que se celebran en el Hospital. José Pablo González, director de Iniciativas Musicales explica brevemente su metodología de trabajo, que divide las clases en “audición, ritmo, canciones y movimiento” ante un centenar de personas compuesto por padres e hijos.

Durante este corto espacio de tiempo, algunos de los bebés han comenzado a llorar, mientras otros están más enfocados en jugar o investigar el entorno. De pronto, el tañido de una campana cambia completamente la atmósfera. Las búsquedas de juguetes se convierten en atención y los llantos se silencian, algunos incluso se tornan en risas. La actividad ha dado comienzo.

El dinamismo de la clase no da tiempo a que los pequeños se distraigan, y tanto padres como madres se han incorporado perfectamente en el ritmo. Tal es la proactividad de estos, que en un momento dado, los roles cambian y son los padres o los propios niños los que asumen el papel del profesor, tocando campanas y ordenando a los demás que se tapen o destapen los ojos para adivinar cuál es la que ha sonado.

Con una pequeña muestra, ya es una realidad: el hospital se ha convertido en un lugar donde los niños pueden divertirse. Allí nacieron y allí siguen formándose como personas e intelectualmente -incluso algunos sin haber nacido aún-, rodeados de sonrisas de niños de su edad, saliendo a hablar entre todos y haciendo nuevas amistades. El aura del hospital ahora no es el de un sitio donde los médicos te examinan, sino el de un lugar al que se acude a crecer y relacionarse sin complejos.

Lucía Montiel, del área de ginecología, resalta que “la educación musical temprana es una actividad exclusiva que se hace en La Inmaculada de manera única”. De este modo, señala, buscan “que los padres conozcan que la musicoterapia puede tener grandes beneficios en sus niños desde muy pronto”. Para reforzar su postura, la doctora señala que “hay estudios que hablan de la musicoterapia como beneficiosa tanto para los fetos como para las madres, antes y después del parto”.

“Lo que hemos hecho hoy se engloba en las actividades preparto”, apunta Montiel, “es una más, como las que hacemos de gimnasia acuática o en consonancia con las nuevas instalaciones que se han hecho en el área de partos”. En cuanto a la edad recomendada para la musicoterapia, ha querido recordar que “podemos empezar desde que los niños tienen días”, aunque “nunca es tarde en la vida de un niño para incorporarse, pero cuanto antes mejor”.

Por su parte, José Pablo González mantiene que esta actividad “tiene beneficios a nivel sensorial, afectivo y mental”. Sin embargo, no sólo adquieren conocimientos musicales, pues “de forma transversal aprenden a hablar en público y desarrollarse como personas dentro de un entorno social”, lo que les lleva a “que eviten tener muchos complejos y que tengan una capacidad de comunicarse mucho mejor”, según ha señalado el director de Iniciativas Musicales.

Este tipo de clases requieren “mucha formación del profesorado, una metodología que realmente funcione y un profesorado con carisma y capacidad brillante para dar clase”, explica González, que defiende que esta educación “debe empezar antes del nacimiento de la madre, porque es muy necesario que haya una educación en la impregnación que va a ir generándose a través de ello”. Así, señala que “mientras antes empiecen va a ser mucho mejor, hay padres que piensan que son muy chicos, pero les estamos enseñando a hablar”.

“La música amansa a las fieras, ordena a las fieras y les hace felices”, bromeó viendo como el centenar de personas abandonaban el hospial con alegría, especialmente los más pequeños, que por un rato tuvieron la más grande de las sonrisas dibujadas en sus caras.

Si no puede ver el vídeo haga clic aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *