Lunes, 11 Diciembre, 2017

            

Mujeres granadinas "registran sus cuerpos" en el Registro Mercantil en protesta contra la Ley del Aborto

La secretaria local del PCA ha justificado la acción organizada por su partido en que, dado que el Gobierno "trata a las mujeres como objetos", han optado por registrar su cuerpos para que conste que son de su propiedad.

E.P


image_print

La Secretaría de la Mujer del Partido Comunista de Granada ha organizado una acción para protestar contra la reforma de la Ley del Aborto en el Registro Mercantil de Granada, donde, a modo simbólico, un grupo de mujeres ha registrado su cuerpo.

Según ha comentado María Piedad Castillo, miembro de la Secretaría y candidata de IU al Parlamento europeo, “en vísperas del 8 de marzo, las mujeres tenemos claro que hoy la principal agresión que estamos sufriendo es la retrógrada y machista reforma del aborto, por lo que tenemos que continuar respondiendo en las calles contra la imposición del PP y la Conferencia Episcopal”.

Castillo ha dicho que “las mujeres comunistas” quieren “la despenalización total del aborto, sin limitaciones ni condiciones”; así como que se garantice la gratuidad en el sistema público. “La imposición de la ley de protección de los derechos del concebido y la mujer embarazada nos retorna a la minoría de edad, a esa concepción patriarcal y franquista que considera que las mujeres somos seres incapaces de tomar decisiones sobre nuestras vidas de forma libre y autónoma”, ha señalado en un comunicado.

Por otra parte, Maite Molina, secretaria local de las comunistas granadinas y concejal de IU en el Ayuntamiento de Granada, ha indicado que “los abortos se van a seguir practicando: las ricas irán a abortar a países con legislaciones permisibles y las pobres lo harán en la clandestinidad, en condiciones poco seguras, arriesgando su vida y exponiéndose a una moral por la que se van a ver permanentemente enjuiciadas”.

La secretaria local del PCA ha justificado la acción organizada por su partido en que, dado que el Gobierno “trata a las mujeres como objetos”, han optado por registrar su cuerpos para que conste que son de su propiedad.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Somos muchos millones (ateos, divorciados, lesbianas, transexuales, madres solteras, homosexuales y demás ralea carne del infierno) los que no formamos parte de la supuesta “mayoría moral” de la parasitaria iglesia católica española y no aceptamos la estrecha, rancia y prehistórica moral de unos ancianos seniles que han dedicado su vida a extraer conclusiones de un hatajo de dementes alucinaciones ideadas en su aburrida ignorancia por unos pastores de cabras de los desiertos del próximo oriente.

  2. Que me perdonen estas mujeres, pero “La tontura no tiene cura”. La Iglesia no tiene poder ejecutivo alguno en la nueva sociedad laica. Ahora bien el poder civil establecido si que lo tiene en su vertiente judicial. No está en tela de juicio la libertad de la persona, sea hombre o mujer, pero si actua criinalmente contra certeros ya lo creo que si. El feto respecto a la mujer o cualquier otra persona es un tercero, por muy feto que sea. Se trata ni más ni menos que un ser autonomo para si mismo aunque la madre sea su nodriza.
    La Naturaleza tiene a bien actuar de esa mannera (Los niños no nacen de los árboles (Afortunadamente) La Naturaleza tuvo y tiene a bien hacer que nazcamos de una madre, casi nada, bendita prerrogativa la de una madre.
    Pero el feto se pertenece a si mismo no a su progenitor o progenitora. El feto se alimenta de la madre que lo conforma como todos hemos de alimentarnos de la madre Naturaleza. Lo demas son gans de buscarle tres pies al gato.
    “Nosotras parimos, nosotras decidimos”. Decidir qué la suerte de otro ser. ¿Todas las mujeres son conscientes de eso? Qué opinan ellas si alguien decide por ellas, sean dependientes o no?
    Seguro es que ellas sufren en sus propias el desaguisado, y nunca mejor dicho. Ellas no pueden quedar al margen, faltaría más. Pero eso de decidir libremente soobre la vida de un tercer, LA VIDA,no alma ni espirito, la vida. No les es dado ni ellas ni a nadie.
    Otra cosa las circunstancias que puedan rodear a un evento de tal naturaleza. Pero ese feminismo a últranza es ciego para entender y nefasto para sentir las propias responsabilidades que ellas perciben como una injusticia (¿Por parte de quién?) Bendita injusticia la de maternidad entonces, que las hace originarias de la vida.
    Aborto sí, aborto no, el del socilismo sí el de la derecha no. Como si parir fuese un castigo divino (¿?)y no un supremo don de la Naturaleza.
    Qué tiene que ver la religión o la ideología de turno. Estamos en sociedad y nos regimos por unas normas. ¿Qué que traspasando la vagina las normas desaparecen?. No se trta de un grano a estirpar o de una bola de grasa, ni siquiera de un tumor. Ella es libre para lo que es su propio cuerpo, no para ese huesped de prestado que se instala en ella porque así lo estipula la santa Naturaleza. Qué menos.
    Aborten cuanto quieran si ello les precisa pero esperen la comprensión cuando ello sea injusto.

  3. Un formato demasido pequeño este par tener una panorámic minima y corregir mientras se escribe, como pueden observar en mi anterior comentario. Copiar el texto y volverlo a introduice o al contrario tambien trae problemas.