Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

Moclín inicia una experiencia piloto para divulgar las pinturas de Malalmuerzo

Esta contará con visitas escolares guiadas a las zonas no restringidas del lugar

Pinturas de Malalmuerzo | Foto: megamineko.wordpress.com
EP


image_print

Moclín (Granada) ha puesto en marcha una experiencia piloto para divulgar las pinturas rupestres de la cueva de Malalmuerzo, con visitas didácticas de escolares a las galerías no restringidas, donde se ha reproducido a pequeña escala parte de lo encontrado en esta importante cavidad.

La cueva de Malalmuerzo atesora elementos del Neolítico de gran valor, pero sobre todo alberga pinturas del Paleolítico que hasta ahora no se han visto en ningún otro punto de Granada y en pocos de la región.

Actualmente continúa en fase de estudio y desde hace algo más de un año está protegida por el Consistorio con la supervisión de la Junta, para evitar expolios y deterioros.

Pero el Ayuntamiento de los Pueblos de Moclín quiere contribuir a su divulgación mediante sesiones didácticas lo más cerca posible del lugar donde sucedió todo hace miles de años, según detalla en una nota.

Se trata de un proyecto piloto que, iniciado con los escolares del municipio, se pretende ofertar a centros educativos y grupos que quieran conocer algunos de los muchos detalles de esta espectacular cavidad.

En una sala amplia, anterior a las zonas propiamente arqueológicas –restringidas para su protección–, se han habilitado paneles explicativos sobre la historia de la cueva, descubierta hace tres décadas, y sobre todo los últimos hallazgos realizados a raíz de la excavación arqueológica en febrero de 2016. “Todos los resultados se los contamos de forma didáctica y divertida, para que sepan cómo vivieron esas personas que habitaron la cueva hace 20.000 años”, explica José Manuel Fernández, profesor de Historia que coordina las primeras visitas estos días.

En las galerías donde está permitido el paso se les cuenta cómo vivían, qué cocinaban, cómo trabajaban, qué labores hacían los niños, qué papel tenían las mujeres y los hombres e incluso se les proporcionan datos genéticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *