Domingo, 22 Octubre, 2017

            

Misteriosa desaparición de los géiseres en la luna Europa

Estas formaciones naturales fueron detectadas a lo largo de 2013

Europa es una de las lunas más estudiadas de Júpiter


image_print

Las grandes columnas de vapor de agua que emergían de la helada superficie de la luna Europa de Júpiter parecen haber desaparecido, y los científicos no están seguros de cuál es el motivo.

En diciembre de 2013, investigadores descubrieron con el Telescopio Espacial Hubble evidencias de erupciones de géiseres en el espacio de la región polar sur de Europa. El descubrimiento provocó un gran entusiasmo entre los científicos espaciales, ya que sugiere que una sonda de sobrevuelo robótico podría ser capaz de estudiar el océano de agua líquida bajo la superficie de Europa sin tener que aterrizar.

Sin embargo, las observaciones de seguimiento del Hubble en enero y febrero de este año no mostraron signos de las plumas, que se estima alcanzaron una altura de 200 kilómetros.

Es posible que los penachos de Europa sólo sean visibles para los instrumentos del Hubble en determinados momentos. “Podría ser sólo la forma en que usamos las emisiones aurorales que proceden de las plumas en longitudes de onda ultravioleta de la luz que utilizamos con el Hubble”, dijo a Space.com Kurt Retherford, del Southwest Research Institute en San Antonio e investigador en la materia..

“Estas cosas dependen del ambiente de plasma de Júpiter”, añadió Retherford. “Tal vez no eran más que un montón de partículas, átomos, excitados por electrones e iones en la atmósfera de Europa, más que en otras ocasiones, y sólo iluminaron las plumas más de lo habitual”. Además, las plumas pueden a veces ser simplemente demasiado pequeñas para ser vistas, dijo Retherford.

Otra posibilidad es que no existan los géiseres, y que la detección por el Hubble, que se basó principalmente en las observaciones del telescopio respondieran a una mala interpretación de algún tipo. Pero Retherford destacó que esto es poco probable.

“La mejor explicación sigue siendo que hubo plumas para ese conjunto de datos, no hay duda al respecto”, dijo. Retherford y sus colegas van a buscar penachos de nuevo pronto. Enfocaron el Hubble en Europa de noviembre a abril, en un intento más amplio para confirmar la existencia de los géiseres de vapor de agua y caracterizar su comportamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *