Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

Mil kilómetros y la portería a cero

El guardameta del filial rojiblanco, Aarón Escandell, estuvo en el banquillo de Vallecas y fue titular en el partido que enfrentó al Granada B y al Recreativo de Huelva

Aarón Escandell entrenando con el primer equipo | Foto: Gabinete
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

La sorpresa saltó el pasado viernes, cuando la lista de José Luis Oltra incluyó al portero del Granada B, Aarón Escandell. Se trataba de la primera convocatoria del cancerbero del filial con el primer equipo, algo que se había ganado a base de salvar al equipo de Pedro Morilla en numerosas ocasiones. Así, Aarón viajó con ‘los mayores’ a Vallecas, donde no llegó a disputar ni un minuto.

Esto le hizo estar en condiciones para jugar, al día siguiente, los noventa minutos del partido del equipo con el que tiene ficha, el filial, que visitó al Recreativo de Huelva. Los más de mil kilómetros que recorrió Escandell no impidieron que lograra dejar la portería a cero el pasado domingo, algo que logró por séptima vez en lo que va de temporada.

El valenciano, que llegó a la entidad nazarí este verano procedente del Atlético Malagueño, es el portero titular para Morilla y ha dejado sin minutos a Lejárraga, que no ha jugado aún. Sólo ha encajado catorce goles en diecisiete partidos y se ha establecido como uno de los mejores porteros del Grupo IV de la Segunda División B.

La media de menos de un gol por partido (0,82) favorece un creciente debate entre una parte de la afición rojiblanca, aquella que sigue al filial. Este sector pide su participación con el primer equipo, debido a su buen rendimiento con el ‘B’ y su deseo de ver un ‘canterano’ jugando en el Granada CF.

RUI SILVA CUMPLE

Sin embargo, existen factores que hacen difícil su convocatoria con los pupilos de Oltra. En concreto, dos: Javi Varas y Rui Silva. El sevillano está gozando del beneplácito de Oltra y, además, está ofreciendo actuaciones de calidad. Sus cifras, en cambio, no son notables. Varas ha encajado dieciséis goles en dieciséis partidos, es decir, un gol por partido.

El portugués, por su parte, disputó el pasado sábado su primer partido en Liga desde que firmara con el conjunto nazarí, y refrendó las buenas sensaciones que dio en el partido de Copa. Pese a la inactividad, Silva se mostró seguro bajo palos y demostró tener una cualidad que se adapta a la perfección al juego de este Granada: su buen golpeo en largo puede servir de asistencia a las carreras de Pedro o Machís.

Queda por ver si Oltra escucha al citado sector de la afición, aunque la posibilidad, de momento, se antoja remota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *