Jueves, 13 de Diciembre de 2018

            

Miguel Campello: “He cogido algunas canciones para desnudarlas, vaciarlas de todo y quedarme con las letras”

El cantante llega esta noche a la Sala Industrial Copera con el cierre de su gira Agua, pan, amor y vino, un día después de publicar su nuevo trabajo Entre mil historias

El artista Miguel Campello | Fotos: Gabinete
Ángela Gómez | @_Angela_GA


image_print

Miguel Campello llega esta noche a Granada para deleitarnos una vez más con Agua, Pan, Amor y Vino. Su público “chatarrero” ya pudo verlo en 2017, en un concierto que colgó el “sold out” para sus entradas y en el que el público se dejó la voz con él durante dos horas y media en su frenético directo, al son de su tambor y de sus danzas, con mortal hacia atrás incluido.

Ahora, Miguel Campello, “El Bicho” para los más nostálgicos, vuelve a la Sala Industrial Copera, y lo hace un día después de lanzar su nuevo trabajo, Entre mil historias, un disco recopilatorio con varios de sus temas, desde sus inicios hasta la actualidad, grabados en acústico. Su voz, casi al desnudo, acompañada de la guitarra, también promete varias canciones inéditas.

“Es algo que me apetecía hacer desde hace mucho tiempo. Coger algunas canciones y desnudarlas. Vaciarlas de todo, dejar las letras y presentarlas de otra manera”, nos adelanta en esta entrevista con GranadaDigital.

Y es que, de “entre las mil historias” que ya forman parte de su discografía, Campello se ha quedado con 13 de ellas para darles una vuelta y reinventarlas. Sobre el proceso de selección, Campello nos explica que “fueron saliendo al sentarse con la guitarra y poder tocarlas” él mismo. “Hay algunos temas que son inéditos, inéditos”, recalca, “y otros que han sonado alguna vez en algún concierto, pero que nunca se han grabado”. ¿Escucharemos algo de lo nuevo en Granada?, le preguntamos. “Sí, sin duda”, responde.

 

 

Agua Pan Amor y Vino ha mantenido a Campello de gira durante casi dos años. Quedan pocos conciertos, cuatro contando el de Granada para ser exactos, para cerrar la gira de un trabajo que ha perseguido la reivindicación natural de la importancia del día a día, de lo más cotidiano, de lo que no luce pero que es imprescindible al más estilo “chatarrero”, con su peculiar fusión de estilos, que van desde el flamenco, rock, rumba, jazz, ritmos hasta el hip hop.

Es la recta final y Campello promete, como tiene acostumbrado ya a su público, improvisación en el escenario. “Son cosas que surgen. Cogemos canciones que ya hemos tocado millones de veces, pero en cada concierto bailas con ellas de otra manera”, apostilla el artista natural de Elche.

El sencillo de este nuevo trabajo, Caballo negro, ya ha salido a la luz.  “Esta canción solo ha salido en un directo y fue algo muy improvisado” ¿Y de qué habla?, indagamos.  El artista no es muy partidario de marcar el significado de sus canciones. Prefiere que el público las interprete a su manera y les de el sentido que quieran. “Mis maneras de interpretar las canciones a veces son bastantes duras. Aunque yo me sienta con el derecho de haberla escrito, cada canción la debe interpretar la persona que la escuche”, explica. “Pero diremos que el caballo negro es muy parecido al caballo blanco”, apostilla.

 

Este nuevo trabajo no viene solo. Esta vez, Campello sorprende con algo más que música. Junto al disco, la edición incluirá un libro de 50 páginas que recorre su historia personal y profesional, con recuerdos de su carrera y donde aparecerán fotos, dibujos, letras y curiosidades.

En el tomo, Campello hace un guiño al recuerdo de su infancia, con especial mimo para amigos y familia, “esos que han estado al principio de algo que se ha hecho realidad: el poder vivir de la música”, confiesa Campello. “Tenemos que acordarnos del primer recuerdo hasta ayer, como quien dice”.

 

La gira termina en Madrid el próximo 15 de diciembre. Miguel Campello no se muestra cansado, “estoy en forma, más que acostumbrado a carreteras, salas, ensayos… Esta es nuestra forma de vivir”.  “Y me acuesto temprano, así que descansar, descanso todos los días”, asegura entre risas cuando le preguntamos cómo está el cuerpo después de tanto trote.

Una vez terminada la gira, Campello arrancará otra con su nuestro trabajo, “con guitarra, voz y cajón” en una serie de conciertos “más íntimos”. Dice que tiene en mente sacar un disco, pero esta vez con el hang, el “instrumento raro ese que toco yo”. Y, sobre todo, “escribir más”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.