Martes, 17 enero, 2017

Miguel Ángel Rolland retrata en el documental ‘Santa fiesta’ el “vínculo cavernícola” de la tradición española

La cinta incluye las fiestas patronales que se celebran en toda la geografía

tradicion
Foto: E.P./KIKE CARBAJAL
E.P.


image_print

El cineasta Miguel Ángel Rolland dirige el documental ‘Santa fiesta’, un retrato de los vínculos “cavernícolas” de la tradición española con las fiestas patronales que se celebran en toda la geografía, y que se estrena en el portal Feelmakers.

Según ha explicado a Europa Press, en este documental ha tratado de introducirse en las fiestas patronales y convertir al espectador en un mero observador. Por este motivo, a lo largo de los 74 minutos que dura esta cinta no hay entrevistas ni declaraciones, tan solo imágenes en las que invita a liberarse de prejuicios y emitir un juicio acerca de lo que ve.

“A veces se piensa que esta es una postura de un partido colorado o verde, pero la mayoría de las personas entenderán que no se puede seguir así”, ha señalado el director de este documental, que cuenta con el patrocinio de la plataforma La tortura no es cultura, en colaboración con la organización norteamericana Animal Guardians.

Rolland ha estado varios años trabajando en este documental y ha rodado durante un año y en secreto todas las escenas de este documental. Ni siquiera las organizaciones en defensa de los animales aparecen en escena, a pesar de que en muchas de estas fiestas, como es el caso del Toro de la Vega, se congregan centenares de personas cada año.

Además de no introducir elementos que ayuden a emitir un juicio sobre lo que se ve, el director tampoco localiza las poblaciones en las que se celebran estas fiestas, que salpican toda la geografía española y que en este caso se concretan en comunidades como Castilla-La Mancha, Andalucía, Levante, Extremadura o País Vasco, entre otras.

“No se trata de un sitio o de un momento del año, sino que en España es una fiesta continua, da igual la estación, y es un círculo vicioso”, ha indicado.

Una de las fiestas más centenarias que aún se celebran es la de “correr el ganso”, a su juicio uno de los “vínculos más cavernícolas de la tradición española de festejos crueles”. En este sentido, ha indicado que en País Vasco se ha adaptado a los tiempos y algunas personas ya recurren a gansos falsos. Sin embargo, el año en el que rodaron este documental, de las cien cuadrillas que participan solo una veintena optaron por usar el animal “I+D+i”, tal y como ha señalado.

El rodaje de ‘Santa fiesta’ pasó por momentos arriesgados, como la batalla de las ratas, en la localidad valenciana de El Puig, donde ni siquiera los asistentes sacan sus cámaras. Según ha indicado el director, se siente “orgulloso” de haber experimentado ese “riesgo” y de haber plasmado que los adultos les dan ratas a los niños de hasta cinco años para que las tiren.

ESPAÑA, “EXPORTADORA DE CRUELDAD”

Marta Esteban, de La tortura no es cultura, cree que España es una “gran exportadora de crueldad” y, aunque admite que San Fermín atrae a turistas, especialmente a los encierros, argumenta que ellos no saben que los toros terminan en la plaza. “Estamos dando una mala imagen de España, un atraso tan grande que muestra que para divertirnos hay que maltratar animales”, ha dicho.

Según ha destacado, solo un 19 por ciento de los ciudadanos españoles apoyan la tauromaquia y el 80 por ciento de los jóvenes españoles se avergüenza del maltrato animal. En este sentido, ha celebrado que el Ayuntamiento de Madrid haya retirado la tauromaquía como atractivo cultural de la ciudad en la página web de turismo de la ciudad.

Dentro de su activismo, y como parte de esta campaña, pedirán al Vaticano y a la Iglesia que “se desmarque de esta violencia y la rechace”. “Todas estas masacres se hacen con motivo de las fiestas patronales, y en el toreo el ritual religioso es muy importante”, ha indicado. Por ello, ha indicado que pedirán en Change.org que no ampare el maltrato animal.

César Strawberry, líder de Def con Dos, autor de la banda sonora del filme, ha señalado que se trata de una excepción porque su banda siempre ha huido de la composición de canciones de maltrato animal, porque lo consideraban “recurrente”.

A su juicio, ‘Santa fiesta’ se sostiene como obra cinematográfica porque tiene una “narrativa y sensibilidad” que “huye de los recursos más escabrosos”. “Hay quien no empatiza por no ver el dolor, pero el gran acierto aquí es la elegancia, muestra una tortura que es evidente, pero en papel cuché, es una mezcla entre lo bonito de nuestras costumbres y lo cerca que estamos del dolor brutal”, ha destacado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *