Domingo, 19 Agosto, 2018

            

Miguel Ángel Portugal: “Vine con la confianza de que podíamos invertir la tendencia”

El entrenador del Granada CF ha analizado la situación actual del club y el futuro nazarí | Considera que la crisis que atraviesa el conjunto granadino se debe a la "falta de confianza" y asegura que "me gustaría estar en un proyecto de Granada para el futuro"

Miguel Ángel Portugal en su oficina de la Ciudad Deportiva del Granada CF | Foto: Enrique Díaz
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

Miguel Ángel Portugal llegó al Granada CF hace solo dos jornadas para sustituir a Pedro Morilla como entrenador del conjunto nazarí después de que este solo fuera capaz de sumar un triunfo en seis encuentros. Le fue encargada la difícil tarea de recomponer a un equipo en crisis que aún quería luchar por el ascenso. Sin embargo, sus dos primeros encuentros se han contado por derrotas y la inercia negativa del equipo continúa sin ser revertida.

El objetivo del técnico rojblanco es ahora ganar el próximo partido, el que enfrentará al Granada CF y al CF Reus, algo para lo que él y su equipo técnico han trabajado durante la semana. “Y esto es lo que me mandan mis compañeros para casa”, bromea Portugal al poco de recibir a Granada Digital, haciendo referencia a un dossier que analiza al conjunto catalán.

En la previa del choque en el que espera conseguir su primera victoria al frente del Granada, Miguel Ángel Portugal ha analizado la situación actual del club, lo que ha llevado al conjunto nazarí a esta crisis y el futuro granadinista.

Pregunta: Siete partidos sin ganar y solo una victoria en los últimos once encuentros. ¿Qué le pasa al Granada CF?

Respuesta: La verdad es que tiene una tendencia negativa en los últimos once partidos. Esto es así de claro. Esto lo único que me hace pensar en las dos semanas que llevo es que, muchas veces, el estado de ánimo influye muchísimo en el rendimiento de los jugadores y en la falta de confianza. Yo creo que está pasando un poco eso, porque la plantilla tiene potencial para hacer más cosas. Pero, a veces, los contratiempos te dan un puntapié y eres incapaz de superarlo por esta falta de confianza, y esto es lo que le está pasando al Granada en las últimas semanas. Buenos jugadores, con buena calidad y buen potencial, pero falta de confianza. Necesitamos una victoria.

P.: El equipo estaba peleando por el ascenso y, de manera repentina, se vio sumido en esta situación. ¿A qué se debe esta falta de confianza?

R.: La verdad es que yo llevo poco tiempo, pero lo que sí puedes percibir es que es un grupo de excelentes profesionales, jugadores de buena calidad que quizás, por lo que sea, les está pasando factura cualquier contratiempo. A veces, en las plantillas o en los grupos hay personalidades con carácteres importantes que saben superar estos momentos y estos contratiempos. Quizás, y es mi valoración en estas dos semanas que llevo, nos falta un poco más de carácter para sobreponernos a las dificultades que nos presenta cada partido.

Miguel Ángel Portugal ha analizado la situación actual del Granada CF | Foto: Enrique Díaz

 

P.: ¿Aún considera posible el ascenso?

R.: Hombre, ahora mismo, no hablamos entre nosotros de ascenso. Hablamos de ganar el próximo partido. Para un equipo que tiene esa tendencia negativa de once partidos con este bagaje, no podemos hablar de otra cosa que no sea ganar el próximo partido. Yo siempre digo ‘estamos más cerca de ganar el próximo partido’, y quiero que sea el día del Reus.

P.: ¿Cómo está el vestuario?

R.: Aunque parezca paradójico, es un vestuario bastante compacto, bastante unido y con mucha responsabilidad que quiere afrontar este partido para ganarlo y para salir un poco de esta tendencia, y que le sirva para coger esta confianza que necesita. Esta plantilla es capaz de ganar todos los partidos que quedan, porque tiene potencial, pero necesitamos la primera victoria.

P.: Y, tras sumar dos derrotas en sus dos primeros encuentros, ¿cómo está usted?

R.: No me lo esperaba. Cuando vine, lo hice con la confianza de que podíamos invertir la tendencia, de que podíamos hacer buenas cosas porque yo conocía el equipo desde fuera y me parecía que tenía un buen potencial para hacer buenas cosas. Pero estamos en la misma tendencia. En lo que a mí me concierne, no he tenido, o no he sabido, o no he podido cambiar esta tendencia, por el motivo que sea, y tengo que asumir mi parte de responsabilidad también.

P.: ¿Cómo va a afrontar el equipo los tres encuentros que restan?

R.: Vamos a ir a ganar. Lo más grande que hay para un profesional de cualquier profesión que se dedique al deporte es ganar. Es el orgullo de todo jugador. No he conocido en toda mi vida a un jugador que no salga al campo a ganar. Luego, lo podrá hacer o no, pero lo más importante y lo que determina la profesión de un jugador es ganar, la victoria. El fútbol, el deporte es para los ganadores. El orgullo de ganar es lo máximo que hay en el fútbol.

 

“NOS FALTA UN POCO MÁS DE CARÁCTER PARA SOBREPONERNOS A LAS DIFICULTADES QUE NOS PRESENTA CADA PARTIDO”

 

P.: ¿Cómo espera que le reciba la afición este sábado?

R.: La afición tiene razones para recibirnos de uñas, es evidente. Lo que nosotros debemos hacer es algo muy simple: revertir esa situación con la que nos puede recibir porque, hasta ahora, la afición ha estado de diez, por lo menos en el único partido que he visto yo aquí. Somos nosotros los responsables de revertir esta situación y hacerles sentirse felices por nuestro juego y por nuestras victorias.

P.: ¿Piensa que, de haber llegado antes o haber comenzado la temporada en el club, el equipo estaría peleando aún por el ascenso?

R.: En ese tipo de situaciones no me quiero meter. He llegado cuando he llegado. Vine con la ilusión y las ganas de revertir una situación. Los dos resultados adversos que he conseguido lo que me hacen es luchar más y trabajar más para revertir esta situación porque yo no soy de los que se rinden, sino todo lo contrario. La plantilla está viva para competir y ganar estos tres partidos que quedan, y vamos a luchar por ello.

P.: Es usted el tercer entrenador que pasa esta temporada y la inercia negativa continúa. ¿Piensa que el problema estaba realmente en el banquillo o en los jugadores?

R.: Ese es un análisis que se debe hacer más desde fuera que yo desde dentro. Yo soy el tercer entrenador. He llegado aquí porque, como he dicho antes, pensaba que se podía revertir la situación y que había potencial, y esto no ha sucedido. Cada uno tenemos que asumir nuestra parte de responsabilidad. En el análisis final de la temporada, yo creo que todo el mundo que está incluido dentro de la responsabilidad deportiva del club debe revisar qué ha pasado para que el Granada esté en esta situación y no donde se esperaba o donde estaban puestas las expectativas. Yo creo que es un análisis que se debe hacer al final de la temporada, pero lo deben hacer las personas responsables del área deportiva y las personas responsables del club.

P.: ¿Cómo se fragua su incorporación al Granada CF?

R.: A mí me llaman después de la última derrota -Huesca- porque yo estaba libre. Bueno, tenía todavía contrato en vigor, pero como estábamos en vacaciones, estaba libre de mi paso por el Dehli Dynamos. Me dijeron que si estaba dispuesto a coger al Granada, y yo lo conocía porque lo había visto, por lo que dije ‘yo, encantado’. Entonces, dije ‘bueno, creo que podemos hacer cosas. Si queréis que yo venga, yo voy encantado porque me gusta, me gusta la ciudad, me gusta la infraestructura que tiene el club y me gusta el potencial de jugadores que hay’, que quizás no hemos sabido entre todos sacarle el máximo rendimiento a ellos. Quizás no hemos sabido aprovechar todos los recursos que teníamos. Todo esto se tiene que ver al final, tanto de una parte como de la otra. Ahora, lo más importante es acabar bien la temporada, lo más alto posible, y por eso debemos luchar.

El cuerpo técnico del Granada CF trabaja de cara al encuentro ante el CF Reus | Foto: Enrique Díaz

 

P.: ¿Cuándo se produce esa llamada: antes de la derrota en Huesca o después?

R.: Llaman a mi manager y no sé cuándo lo hacen, porque a mí no me dicen nada. Solo me dicen el día que tenía que tener una conversación, que creo que ya había jugado el equipo en Huesca, y mi manager me cuenta las posibilidades que tenía de venir aquí.

P.: ¿Qué le convenció para venir al Granada?

R.: Los jugadores. Los conocía a todos, son buenos jugadores y yo veía potencial para hacer cosas. Por eso estoy aquí, porque eran buenos jugadores y porque yo ya conocía el club porque había estado aquí visitando a Paco Jémez, que es amigo mío, y me había encantado la Ciudad Deportiva y todo. Es una infraestructura de élite y eso me animó.

P.: Ha pasado poco tiempo desde que llegó al banquillo del Granada. ¿Cómo se define como entrenador?

R.: A mí no me gusta definirme. La diferencia entre cuando uno se define y cuando le definen, a veces es abismal. Lo único que puedo decir es que soy una persona entregada al fútbol, que vive para el fútbol y por el fútbol. Me gustaría que mi equipo jugara con la filosofía que a mí más me gusta, que es desarrollar un juego que nos dé para ganar partiendo de la base de llevar la iniciativa.

P.: Para transmitir esta filosofía y mejorar al Granada, ¿qué es lo primero que se plantea?

R.: Teniendo los jugadores una base importante técnica, lo más importante es que apliquen esta técnica a la distribución de los movimientos dentro del terreno de juego y, sobre todo, que lo hagan con la confianza de que son buenos futbolistas y que son capaces de hacerlo. Es decir, están capacitados, pero tienen que tener confianza y ese comportamiento de seguridad para hacer las cosas que ellos saben, porque ellos saben hacerlas y las tienen que hacer. Yo estoy seguro de que las van a hacer.

P.: ¿Piensas que se está reflejando la idea de fútbol que quiere mostrar?

R.: En el primer tiempo contra el Rayo y el primer tiempo contra el Almería, hicimos cosas que yo vi bien, bastante interesantes. ¿Qué nos pasó? Que nos dieron siempre un golpe en el momento más inoportuno para nosotros, tanto ante el Rayo como ante el Almería. A partir de ahí, sale a relucir la falta de confianza, la impotencia para revertir una situación. Esto es lo que más me preocupa, más que lo otro, porque yo sé que son capaces de jugar. Me preocupa más el asumir esa confianza que ellos tienen que tener, que no tengan miedo a fallar, que el que sabe puede fallar.

P.: ¿La falta de capacidad de reacción ante los goles se debe a la falta de confianza?

R.: Sí, es la falta de confianza como consecuencia de una tendencia. En esta tendencia, te sientes impotente y te ves incapaz de revertir la situación porque te ha sucedido lo mismo. Es el feedback que hay muchas veces en el fútbol. Si tienes un feedback positivo, no pasa nada, el balón va a dar en el poste y va a ir fuera. Si tienes un feedback negativo, el balón va a dar en el poste y va a entrar dentro de tu portería. Muchas veces, esto se pasa por la mente del jugador, y esto es lo que tenemos que cambiar a base de insistir e insistir. ‘No tengas miedo a fallar, no tengas miedo a fallar, no tengas miedo a fallar’. El tener miedo a fallar, al final te hace fallar.

 

“PENSABA QUE SE PODÍA REVERTIR LA SITUACIÓN Y QUE HABÍA POTENCIAL,

Y ESTO NO HA SUCEDIDO”

 

P.: Cuando llegó al Granada, afirmó que no habría ninguna revolución, algo que mantuvo en el primer encuentro. Sin embargo, ante el Almería introdujo cuatro cambios.

R.: Los 22 jugadores son buenos futbolistas. No podemos decir que haya mucha diferencia entre unos y otros. Simplemente, les estoy conociendo y voy adaptando la alineación a aquellos jugadores que, quizás, van más para mi manera de entender el juego, y por eso hicimos los cambios. Pero es lo que les dije a ellos: en esta plantilla de 22 buenos jugadores, cualquiera asume la responsabilidad de jugar a mi filosofía de fútbol porque sois buenos jugadores. Eso no me preocupa. Lo que más me preocupa es la confianza, su mente, lo que he dicho antes.

P.: ¿Se esperan más cambios en la alineación que se enfrente al Reus?

R.: Alguno introduciremos, pero no muchos. Vamos en un camino que yo quiero y, en ese sentido, tampoco vamos a hacer muchas revoluciones. Simplemente, en ese camino, alguna cosa haremos.

P.: Será el primer partido en el que no pueda contar con Sergio Peña, que ya está en Perú. Sin embargo, no había disputado ningún minuto en los dos anteriores. ¿Por qué?

R.: En su posición, hay varios jugadores. Está Antonio Puertas, Espinosa… Jugadores que para la misma posición o un mismo entendimiento del juego son parecidos. Opté por Espinosa, pero esto no quiere decir que Sergio no sea buen futbolista, que lo es evidentemente.

P.: ¿Piensa que va a sufrir el equipo su ausencia en los tres partidos que restan?

R.: Tenemos 22 buenos futbolistas, por lo que no deberíamos sufrir faltando nadie. Sergio nos aporta unas cosas y Espinosa nos aporta, también, otras cosas. Dentro de una misma posición, pueden ser diferentes. Incluso, Antonio Puertas nos aporta otras cosas dentro de esa misma posición. A mí me gusta tener a todos los jugadores de mi plantilla, pero ahora mismo no está Sergio, por lo que vamos a pensar en los que están, que son los más importantes para el club.

Miguel Ángel Portugal: “A mí me gustaría estar en un proyecto sobre una situación distinta a esta, un proyecto de Granada para el futuro” | Foto: Enrique Díaz

 

P.: ¿Conoce a Pedro Morilla?

R.: Sí, le conocí cuando vine a visitar a Paco Jémez. Además, jugó en el Burgos y yo soy de Burgos.

P.: ¿Ha coincidido con él desde que llegó al Granada?

R.: No, la verdad es que no he coincidido, pero no habría ningún problema. Pedro es una excelente persona. Cuando estuve aquí, estuvo conmigo y me trató fenomenal. El fútbol tiene estas cosas de que, a veces, se toman decisiones en las que no está incluido nadie.

P.: Se cuestionó mucho la decisión del club de que fuese Pedro Morilla el sustituto de José Luis Oltra. ¿Piensa que estaba capacitado para el cargo?

R.: Cuando un entrenador de España tiene el título nacional, es porque está capacitado. Cuando a un conductor le dan el carné de conducir, es que está capacitado para conducir. No tiene vuelta de hoja.

P.: ¿Qué hay del futuro del club?

R.: El futuro del Granada será impresionante. El futuro del Granada será siempre bueno porque tiene lo básico: una infraestructura a nivel de élite y una dirección buena, que sabe lo que quiere y lo que puede hacer, pero en el fútbol hay que tener paciencia. Se ha bajado de Primera División y, muchas veces, tienes tanta ilusión de subir al año siguiente que cometes errores. Pero lo más fundamental para un proyecto como lo puede tener y lo va a tener el Granada es la paciencia. Si haces bien las cosas, y aquí las están haciendo, el Granada va a estar en Primera División.

 

“EL ANÁLISIS ES MUY SENCILLO: HEMOS PASADO TRES ENTRENADORES Y HAY QUE PREGUNTARSE POR QUÉ, Y ESO LE TOCA A LA GENTE QUE ESTÁ DENTRO DEL CLUB”

 

P.: Cuando llega al Granada, ¿le hablan de proyecto o de temporada?

R.: A nosotros nos hablan de una situación que quieren revertir. Es lo único que hablamos, de si esta situación es reversible o no, y de si es posible revertirla o no. Estamos de acuerdo todos en que hay que intentarlo y vengo por eso. También dije en una rueda de prensa que, a veces, los contratos que se hacen cortos duran mucho tiempo y los contratos que se firman por mucho tiempo luego se hacen muy cortos.

P.: ¿Se espera que este contrato, en concreto, se prolongue?

R.: Yo siempre lo he dicho. A mí me gustaría estar en un proyecto sobre una situación distinta a esta, un proyecto de Granada para el futuro. A mí me gustaría estar y eso ya lo saben, ya no es problema mío. Yo estoy encantado de entrenar al Granada, encantado de esta ciudad y encantado de estas instalaciones.

P.: Se habla de una posible salida de Manuel Salvador. ¿Podría continuar usted como director deportivo o en la secretaría técnica?

R.: De eso me he enterado ahora -risas-. No puedo contestar, me has metido un gol -risas, de nuevo-.

P.: De seguir el año que viene, ¿qué porcentaje de la plantilla continuaría?

R.: No me preguntes cosas de futuro, que ahora tenemos un presente muy jodido que hay que sacar adelante.

P.: ¿Consideraría un fracaso no ascender?

R.: Grandes equipos han bajado a Segunda División y no han ascendido a la primera de cambio. Sería simplemente un contratiempo. Pero, si se hacen bien las cosas, si no sale este año, será al siguiente. Con tranquilidad, con calma, pensando, analizando… No tomando decisiones aleatorias, sino tomando decisiones coyunturales, más de futuro y menos drásticas. El análisis es muy sencillo: hemos pasado tres entrenadores y hay que preguntarse por qué, y eso le toca a la gente que está dentro del club.

P.: ¿Considera que esta temporada se han tomado este tipo de decisiones tan drásticas y aleatorias en el Granada?

R.: No, yo no pienso eso. Digo que en los clubs o en los proyectos siempre hay que tomar decisiones coyunturales. Eso sería lo bueno. Sobre lo que se ha hecho, no saldrá nada de mi boca porque no estoy en la mente de las personas que han tenido que tomar esas decisiones ni en el momento que las han tenido que tomar. Yo me imagino, y esto es así, que cuando las personas toman decisiones en sus empresas, las toman pensando que van a mejorar. Eso es indudable. Otra cosa es que luego salga o no salga bien.

Si no puede ver el vídeo, haga clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.