Viernes, 21 Julio, 2017

            

Miércoles Santo, multitudinario | Vídeos

Gitanos, Universitaria, Paciencia, Rosario y Nazareno realizaron estación de penitencia | El palio de los Remedios procesionó por primera vez

María Santísima del Sacromonte en una Gran Vía abarrotada de gente | Foto: Román Callejón
Román Callejón | Davinia P.G. | Fran Yeste


image_print

Las cinco cofradías de este Miércoles Santo consiguieron realizar sus estaciones de penitencia a la Santa Iglesia Catedral, en un día marcado por la nubosidad y las bajas temperaturas, pero en el que la gran afluencia de público era bastante más notorio que días anteriores.

La cofradía de los Gitanos debió ser la primera en realizar la salida, pero la retrasaron 30 minutos al dudar ante la posible lluvia. De este modo, la Universitaria sería la primera en procesionar en el Miércoles Santo, presentando uno de los estrenos más esperados, el palio de la Virgen de los Remedios.

GITANOS

Salía media hora más tarde de lo habitual por temor a la lluvia. A las cinco y cuarto de la tarde iniciaba el cortejo con la Cruz de Guía, que plasma la orfebrería de cobre tan característica de la hermandad sacromontana. La salida del Cristo del Consuelo, obra de Miguel Zúñiga Navarro en 1989, ha sido un auténtico desafío para las costaleras que sufrían debajo la dificultad de hacerlo a rodillas, a las órdenes de Francisco Rodríguez. Este paso llevaba un crespón negro en homenaje a las víctimas del atentado que tuvo lugar ayer en Bruselas.

Más tarde fue el turno para la Reina del Sacromonte, la Virgen Gitana, en la que sus costaleros, bajo las órdenes de Eduardo de la Torre, también tuvieron que realizar una difícil tarea ante una Gran Vía abarrotada.

La banda de Cornetas y Tambores de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder acompañaba al paso de Cristo, mientras que la Banda Asociación Unión de Ugíjar lo hacía con el palio, que le interpretaron marchas tan conocidas como “Caridad de Guadalquivir”, atravesando la calle San Matías. Llegaban a buena hora al Sacromonte, donde los gitanos, en su honor, homenajeaban a los titulares de la cofradía como sólo ellos saben hacerlo.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

UNIVERSITARIA

Puntualmente se abrían las puertas de San Justo y Pastor y comenzaba así la estación de penitencia de la Cofradía Universitaria de Nuestro Señor de la Meditación y María Santísima de los Remedios, con uno de los cortejos más largos de la jornada. La cuadrilla de costaleras, a las órdenes de Francisco Rodríguez, sacó el paso de misterio al son de la Marcha Real y posteriormente la tuna, uno de los iconos universitarios más característicos, le dedicó una composición al Señor de la Meditación.

Pero esta Semana Santa era especial para esta corporación, ya que por primera vez sacaban a la calle el palio de la Virgen de los Remedios, realizado por Ramón León. Este hecho se produjo sobre las cinco y media, momento en el que la Madre de los Estudiantes salía de San Justo y Pastor a los sones de la Marcha Real y después la tuna le interpretó otra composición dedicada a la dolorosa de Israel Cornejo.

En el momento que comenzó a avanzar, se escuchó “De tus suspiros mis Remedios” y “Jerusalén”, interpretadas por la banda propia de la hermandad. El paso de misterio estuvo acompañado por la Agrupación Dulce Nombre, que también les interpretó a lo largo de su recorrido que esta vez se adentraba en el Realejo, marchas tan conocidas como “La Saeta”.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

PACIENCIA Y PENAS

Una de las novedades de esta corporación ha sido la nueva estética de su titular mariana, después de haber sido restaurada por el imaginero Álvarez Duarte.

Jesús de la Paciencia avanzaba por en interior de la iglesia de San Matías al son de “La Saeta”, interpretada por la Agrupación Musical María Santísima de la Estrella. Después se produjo la primera levantá del paso de palio, que se puso en las calles del Realejo con la marcha tan conocida “Miércoles Santo en Granada” de Sánchez Ruzafa, tras una complicada salida en la que sus costaleros tienen que ponerse de rodillas.

Poco antes de las doce llegaba la cruz de guía a la Iglesia Imperial de San Matías, donde cientos de personas querían asistir al regreso de esta corporación. El palio de María Santísima de las Penas dio la vuelta, bailando así a esta dolorosa antes de entrar a su iglesia.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

ROSARIO

La banda de la propia cofradía llegaba a la Plaza de Santo Domingo interpretando el himno de Granada. A lo largo de toda la estación de penitencia, el buen andar elegante de esta cuadrilla fue reconocido y aplaudido por el público que la acompañaba en su recorrido.

A Nuestra Señora de Rosario le acompañó la Banda de la Soledad de Cantillana, que interpretó “Salve”, como es habitual, una vez que el paso de palio se encontraba en su barrio después de una dificultosa salida.

Entre los estrenos de este año, destacan cuatro bocinas para el paso de Cristo así como la cubierta del techo de palio, diseño de Benjamín Rodríguez y realizada por el Grupo Joven.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

NAZARENO

La última hermandad en realizar estación de penitencia, fue la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Merced. Su cruz de guía se ponía a las puertas del Monasterio de las Carmelitas Descalzas sobre las 20:15, según lo previsto.

El paso de Jesús Nazareno, obra de Antonio Barbero Gor, y a las órdenes de Miguel Ángel Roldán, discurría en riguroso silencio. Nuestra Señora de la Merced, tras una primera levantá a pulso, se dispuso mirando a un lado del altar y fue sacado a la calle con una difícil maniobra, ya que los costaleros tuvieron que ponerse a rodillas.
La Banda Sinfónica de Ogíjares acompañaba musicalmente a este palio con marchas serias y clásicas.

Muchísima gente acompañó a esta corporación a lo largo de su recorrido. En torno a la medianoche, el cortejo serio y silente de esta corporación llegaba a su templo. Nuestro Padre Jesús Nazareno se adentraba en la plaza de San Juan de la Cruz al son de las saetas que rompían el silencio como cada Miércoles Santo. Por último María Santísima de la Merced se adentraba en el interior de su sede carmelita con “Miércoles Santo en Granada”.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *