Jueves, 25 Mayo, 2017

Miembros de UGT Granada reclaman “la dimisión en bloque” de la Comisión Ejecutiva de UGT-A

También consideran necesaria la creación de una comisión gestora, al considerar que la renuncia del hasta ahora secretario general, Francisco Fernández Sevilla, no "es suficiente" ni "la respuesta que necesita la militancia"

Agencia


image_print

La Sección Sindical de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza (FETE) de UGT en la Universidad de Granada (UGR) ha reclamado la dimisión en bloque de la Comisión Ejecutiva de UGT-A y la creación de una comisión gestora, al considerar que la renuncia del hasta ahora secretario general, Francisco Fernández Sevilla, no “es suficiente” ni “la respuesta que necesita la militancia”.

Esta sección sindical censura que el “viejo aparato” del sindicato pretenda ahora “prolongar su vida con una leve operación cosmética” en forma de dimisiones “parciales” en un Comité Extraordinario “para que todo siga igual”, según se desprende de un artículo difundido en el boletín informativo de la FETE de UGT en la UGR, consultado por Europa Press.

A juicio de la sección sindical, “las prácticas que hoy se denuncian en los medios no se pueden despachar como algo coyuntural” o como “errores aislados” de “algunos que han metido la pata o la mano”.

Así, abogan por tratar esta situación como “un mal estructural“, el cual enlazan con el alejamiento de las bases por parte de la dirección de UGT-A, a la que acusan de usar las subvenciones “discrecionales” como “vía fundamental de financiación” y de ser excesivamente “condescendiente” con el poder político.

A juicio de la sección sindical de FETE-UGT en la UGR, el “cambio” que necesita el sindicato no lo pueden hacer “las personas que han propiciado las prácticas actuales, en primera, segunda o tercera línea”.

Por ello, consideran que en este contexto “sólo cabe la dimisión en bloque de la Comisión Ejecutiva de UGT-A“, crear una comisión gestora nombrada externamente y celebrar un Congreso Extraordinario con control externo, además de iniciar un proceso de renovación que genere una nueva estructura que permita recuperar la credibilidad ante los militantes, los trabajadores y el conjunto de la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *