Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

            

‘Merlín, la leyenda’ conquista al público con un montaje cargado de magia

Javier Gurruchaga consigue atrapar con su interpretación del famoso mago

Imágenes del musical 'Merlín, la leyenda', 30 de diciembre en el Palacio de Congresos de Granada | Foto: Gabinete Spectae
Gabinete Spectae


image_print

Este sábado, 30 de diciembre, el Palacio de Congresos de Granada ha acogido el musical ‘Merlín, la leyenda’, protagonizado por Javier Gurruchaga. La obra, un montaje con dirección de José Tomás Cháfer, guión de Josep Mollá y música de Josep Zapater y Noelia Pérez, es un espectáculo divertido, ideal para disfrutar en familia.

El resto del reparto lo completan José Gasent como Arturo, quien ya trabajó con Trencadís, productora del musical, en el aclamado Aladín; Marina Damer, interpreta a Ginebra, una princesa rebelde que se opone a los tradicionales roles femeninos; Paola Navalón da vida a Morgana, una de las antagonistas más memorables de las historias de amor de todos los tiempos; Arturo Sebastián como Rufus, ayudante de la bruja, en un papel con bis cómico que regala momentos de carcajadas; Jordi Ballester es Héctor, padre adoptivo de Arturo; Fátima Gregorio como la Reina, madre de Ginebra; y Sergio Escribano como el Heraldo.

Esta propuesta se centra en el pasaje de la vida de Arturo Pendragón en el que el rey Uther muere dejando como heredero al trono de Inglaterra al pequeño Arturo y el mago Merlín se encarga de esconder al futuro rey hasta que crezca y pueda hacerse cargo de la corona. Llegamos hasta el momento en el que la historia de amor entre Arturo y Ginebra se ve truncada por las ambiciones de la pérfida Morgana.

El espectáculo cuenta con caballeros y princesas, magos y brujas, un gigantesco dragón, objetos que levitan, transformaciones y cuántos recursos son necesarios para crear el aura de fantasía propia de las leyendas artúricas. Y, por supuesto, música y canciones que van desvelando los anhelos de los personajes.

Entre las bondades de la puesta en escena destaca el diseño y trabajo del equipo técnico, con precisos juegos de luces; sin olvidar a los responsables de vestuario, vestidos largos y vaporosos, llenos de brillos y majestuosidad, para ellas; y botas curtidas en mil batallas y camisas voluptuosas, para ellos.

Si bien es cierto que Javier Gurruchaga es el cabeza de cartel de esta apuesta, en la que la historia es contada desde el punto de vista del mago, no existen papeles pequeños. Todos los intérpretes ejecutan con destreza sus roles, obteniendo como resultado un espectáculo con ritmo y gracia que, sin duda consigue entretener tanto al público infantil como a los adultos.

El musical, que ha llegado a Granada de la mano de Spectae Producciones y Proexa, ha llenado de imaginación la tarde de un sábado que ya se presagiaba misterioso, pues nuestra ciudad se despertaba entre niebla propia de Ávalon.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.