Lunes, 24 Julio, 2017

            

Medio Ambiente libera en el río Guadalfeo 500 alevines de trucha común para reforzar la población

Esta actuación se enmarca dentro del programa de recuperación de la especie que desarrolla la Junta de Andalucía

Presa de Rules bajo la que se liberarán las truchas |Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha liberado unos 500 alevines de trucha común en la zona de alta montaña localizada aguas abajo de la presa de Rules (Granada), en un acto que ha contado con la delegada territorial, Inmaculada Oria López. De esta manera, se pretende reforzar la población de esta especie para aportar nuevo material genético e incrementar así el número de efectivos.

Esta actuación permitirá además crear un nuevo tramo próximo a la costa, que en un futuro podría convertirse incluso en un coto de pesca de trucha con “gran atractivo turístico”, ha indicado la Junta en una nota, donde también ha destacado que la modificación del hábitat fluvial por efecto de la presa –la temperatura del agua ha descendido y el caudal se ha estabilizado– ha creado un ambiente “idóneo” para la trucha que habita en el tramo medio y alto de río.

Con esta iniciativa, se pretende asimismo consolidar y asegurar la población de trucha común ante la presión que puede llegar a sufrir tras la sentencia del Tribunal Supremo de 16 de marzo sobre especies exóticas invasoras que prohíbe la pesca deportiva de la trucha arcoiris, originaria de Norte América.

Hasta ahora, esta especie ha sido utilizada en la pesca intensiva –la mantenida por las continuas sueltas que se realizaban con esta especie–, en lugares donde las condiciones del medio no eran idóneas para la trucha común por la baja calidad del agua o ambientes antropizados como embalses. Con el fallo del Alto Tribunal, no se podrá realizar ningún tipo de captura, ni suelta de ejemplares estériles.

PROGRAMA DE REINTRODUCCIÓN

La suelta de ejemplares de trucha común se desarrolla en el marco del programa de recuperación que lleva a cabo la Junta desde 2005 para devolver a esta especie de gran interés socio-económico a una situación de estabilidad ecológica, en equilibrio con las demandas actuales. Así, una de las medidas contempladas en este plan es la reintroducción en aquellos tramos donde se tiene constancia histórica de su presencia y ha desaparecido por diversas causas, tanto humanas como naturales.

Otras actuaciones claves realizadas por la Consejería para la recuperación de esta especie son la elaboración del Censo Andaluz de Pesca en todos aquellos ríos andaluces con presencia de trucha común y la realización de estudios dirigidos a establecer los movimientos reproductores que presenta en el embalse de El Portillo o a establecer el caudal mínimo exigido para que se pueda desarrollar, en las mejores condiciones posibles, una población de trucha común.

También se ha llevado a cabo la cartografía de 900 kilómetros lineales de ríos en los que habita este pez y el cangrejo de río autóctono.

EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

La trucha común (Salmo trutta), especie originaria de Europa, se distribuye en la Península Ibérica por las cabeceras de casi todos los ríos. En Andalucía, esta especie, catalogada en peligro de extinción en el Libro Rojo de los Vertebrados de Andalucía, es una de las más apreciadas en la pesca deportiva.

Además de la presión de la pesca, otros factores que están contribuyendo a la desaparición paulatina de este pez son la alteración del hábitat, la contaminación, las repoblaciones inadecuadas con trucha común no autóctona, el aislamiento genético de las poblaciones, la sobrepesca o el furtivismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *