Viernes, 18 Agosto, 2017

            

“Me maltrató, abusó de mí, me violó dormida y me acosaba”

En un estudio realizado a más de 1.000 jóvenes de Granada, cerca del 12% de las chicas encuestadas afirma haber sufrido abusos sexuales

Imagen ilustrativa | Foto: Archivo
Ángela Gómez Anaya | @_Angela_GA / Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

Un estudio realizado en 2015 sobre la violencia sexual entre más de 1.000 jóvenes granadinos, llevado a cabo por la doctora en Sociología Carmen Ruiz Repullo, sorprende, y no para bien.

Esta mañana se han presentado las principales conclusiones de este trabajo, que recoge las aportaciones de 1.226 adolescentes de 19 institutos de enseñanza secundaria de Granada. Una realidad dura, difícil de digerir, cuando lees, por ejemplo, que cerca un 20% de las chicas encuestadas asegura haber sufrido presiones, chantajes y engaños para mantener relaciones sexuales; cuando cerca de un 12% de las jóvenes asegura haber sufrido abusos sexuales y cuando un 87% de ellas afirman que las chicas mantienen relaciones sexuales por miedo a que la pareja rompa la relación si no lo hacen.

Y, cuando más lees, más te dejan perplejos estos datos. Otra conclusión más: el 77,3% de las jóvenes “presupone que la finalidad de un chico con una chica siempre es la misma, mantener relaciones sexuales”. Y otra: el 90% de los chicos justifica la violencia sexual poniendo como principal causa el consumo de alcohol y drogas. Sobre este último dato, la doctora explica que “significa que culpabilizan a la víctima y desculpabilizan al culpable, una realidad que, por desgracia, ocurre en el resto de formas de violencia de género”.

Este estudio, que se ha llevado a cabo con una metodología combinada de encuestas para cada género, con talleres dinámicos y con la recolección de testimonios escritos de forma anónima entre estos jóvenes, revela algo indudable: la violencia sexual no anda lejos de la población adolescente en Granada, y las creencias y mitos sexistas son ampliamente compartidos.

EL 80% CREE QUE LA NEGATIVA A MANTENER RELACIONES ES UN “SÍ ENMASCARADO”

Durante la realización del estudio, se les preguntó a los jóvenes si creen que una chica dice que no a una relación sexual cuando en el fondo sí la desea, a lo que el 57% señala estar de acuerdo con este pensamiento.

Al plantearles si consideran que algunas chicas van de “estrechas” y reprimen su deseo sexual, pero, en el fondo, “están deseando llevarlo a cabo”, los jóvenes indican que esta situación “es común”, coincidiendo más del 80% de ellos en que detrás de esta forma de actuar está un “sí enmascarado” de “falsa represión”para que no piensen mal de ellas.

Además, el 51,8% opina que cuando una chica “tontea” está provocando y el 34,3% asegura  que hay mujeres que, por su manera de vestir, son culpables de sufrir agresiones sexuales.

EL 9% DE LAS CHICAS HACE COSAS QUE LE PIDEN, AUNQUE NO LE APETEZCAN

Por su parte, el 2,7% de los chicos comentan haberse sobrepasado sexualmente con una joven sin que ella quisiera y el 20% de los que han mantenido relaciones sexuales se ha enfadado con alguna mujer por no querer continuar con la relación sexual que estaban manteniendo.

“¿En tus relaciones sexuales haces cosas que te piden, aunque no te apetezcan?”, se les cuestionó a las jóvenes, a lo que el 9% respondió que sí.

Una de las realidades cada vez más extendidas entre la juventud actual es la englobada bajo el término sexting, que alude al envío de mensajes con contenido de tipo pornográfico y/o erótico. Ante este panorama, el 54,2% de las chicas encuestadas han recibido la petición de un hombre de enviarles imágenes eróticas suyas y el 34,2% de los encuestados las ha pedido alguna vez.

Asimismo, el 93,2% de ellos y el 90,2% de las chicas creen que en los espacios virtuales se producen casos de violencia sexual.

NO DENUNCIAN

Como parte de la metodología en este estudio, se les pidió a los jóvenes que, si querían, escribiesen alguna experiencia personal relativa a todos los casos que habían visto sobre violencia sexual en los diferentes talleres impartidos.

A este reto personal accedieron casi el 40% de las encuestadas y contaron sus experiencias en las que claramente reconocían haber sido víctimas de alguna presión sexual. Lo “sorprendente”, según ha asegurado la propia autora del estudio es que, entre todas esas chicas, solo una denunció. Estos son algunos fragmentos de las experiencias de algunas de estas chicas:

“Durante una relación de casi un año con un chico, he mantenido peleas constantes, revisiones de mis redes personales como Tuenti y whatsapp, y control de la ropa y amistades”, señalaba una de las entrevistadas.

Por su parte, otra chica indicó: “Me obligó a hacerle una felación, fue muy brusco y casi vomito”.

“Me maltrató, abusó de mí, me violó dormida y me acosaba. Me tachaba como mejer y siempre eran palizas”, recalca otra.

Una joven indica: “Mi primera vez fue porque él quería -mi novio actual-. Me dijo que, si no lo hacíamos, se iba que él quería hacerlo o nada”.

“Mi ex novio hizo que le tocara y me tocaba sin mi consentimiento haciendo que le tenga ahora miedo a tener una relación sexual”, indica otra de las chicas.

“Estuve con una persona que estaba obsesionada conmigo. Un día, cuando supuestamente todo estaba arreglado, en una fiesta me echó una pastilla en la bebida y me dejó tirada con una intoxicación etílica y con sus amigos haciendo lo que quería conmigo”, narra una de las participantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *