Martes, 24 enero, 2017

UPyD denuncia que el Ayuntamiento va a gastar en Rober un 55% más de lo que fijó en el plan de ajuste

UPyD incluye entre sus alegaciones al presupuesto de 2015 la petición de que la subvención para el transporte en autobús aumente en cuatro millones de euros

Mayte Olalla


image_print

El grupo municipal de UPyD en el Ayuntamiento de Granada va a incluir entre sus alegaciones a los presupuestos de 2015 la petición de que se incremente en cuatro millones de euros la subvención al transporte en autobús en la capital, por entender que el gasto que se ha presupuestado para la concesionaria Rober es claramente inferior al real.

Mayte Olalla, concejal y portavoz del grupo, recuerda que, en el plan de ajuste de 2012, el Ayuntamiento prometió bajar la subvención a Rober de 11 a 9 millones. Esa rebaja fue uno de los principales atractivos que se vendieron del Plan de Movilidad Urbana Sostenible, pero los datos reales no apuntan a que se haya producido ese ahorro sino a todo lo contrario: se ha incrementado el gasto.

En ese sentido, Olalla explica que, ya en septiembre de 2014 este servicio había costado más de lo presupuestado para todo el año (que fueron 8,73 millones) y que, teniendo en cuenta que a partir de octubre entraron en funcionamiento líneas nuevas, se recuperaron tres transversales y aumentó la frecuencia de la U3, todo lo cual implicará un sobrecoste del 20%, el gasto real a finales de ese año ha sido de 12,3 millones de euros. Eso significa 3,6 millones más de lo previsto.

Para el año 2015, el Ayuntamiento ha previsto destinar 10,2 millones y, según los datos de UPyD, el servicio de autobuses va a costar por lo menos 14,2. Eso, siempre y cuando se mantenga el número de usuarios. Si éste decrece, el desfase económico será aún mayor.

Es decir: en 2014 el Consistorio ha gastado 3,6 millones más de lo presupuestado y en 2015 ese desvío será por lo menos de 4 millones. En sólo dos años, 7,6 millones. En porcentaje, eso significa más de un 55% de incremento respecto a lo que se había pedido en el citado plan de ajuste.

Por ese motivo, el grupo municipal de UPyD estima que es imprescindible que la subvención a Rober para el año que acaba de comenzar aumente en 4 millones de euros, una cifra que incluso podría ser insuficiente si disminuyera el número de usuarios del autobús, puesto que a la concesionaria se le paga por kilómetro recorridos y no por viajeros. De no atenderse su alegación, apunta Mayte Olalla, “se pondría en riesgo la estabilidad económica del Ayuntamiento”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *