Jueves, 30 Marzo, 2017

Masticar las comidas y controlar el estrés ayuda a prevenir la acidez

Tomar los alimentos a temperatura intermedia, masticar bien las comidas y controlar el estrés en la medida de lo posible ayuda a prevenir la acidez de estómago que suele producirse tras las comidas y, especialmente, tras las cenas de navidad.

E.P


image_print

Así lo ha asegurado la farmacéutica Almirall, que recuerda que uno de cada 10 adultos españoles sufre acidez al menos una vez a la semana, cifra que crece durante las fechas navideñas. Por este motivo, ha destacado la importancia de evitar los alimentos grasos, las comidas fritas o muy condimentadas, el chocolate, los tomates y los cítricos.

El alcohol, café, té, menta o las bebidas gaseosas favorecen también la aparición de este trastorno estomacal, al igual que el tabaco ya que las sustancias tóxicas que contiene debilitan el esfínter que cierra la entrada al estómago.

No obstante, no sólo las comidas y bebidas pueden producir acidez sino que, también, influyen otra serie de aspectos como, por ejemplo, la ropa ajustada y los cinturones que presionan el estómago, los movimientos físicos intensos después de comer o la hora a la que uno se acuesta después de cenar.

En este sentido, Almirall aconseja no acostarse antes de que hayan pasado dos o tres horas después de comer, y de que se coloquen dos bloques de 15 centímetros bajo las patas de la cabecera de la cama con el fin de ayudar a que el ácido permanezca en el estómago. Además, recomienda recostarse sobre el costado izquierdo porque facilita el vaciado gástrico.

“Sin con todo esto se sigue sintiendo acidez, hay que elegir un antiácido que actúe lo más rápidamente posible, neutralizando el ácido en el estómago y devolviéndote el bienestar en estas fiestas, actuando en un minuto”, ha zanjado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *