Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Más de un millón de niños logra evitar el contagio del sida desde 2005, según UNICEF

Este progreso es el resultado de ampliar a millones de mujeres embarazadas enfermas de sida el acceso a los servicios para la prevención de la transmisión de madres a hijos



image_print

Se estima que entre 2005 y 2013 se han evitado 1,1 millones de infecciones de sida en menores de 15 años, ya que los nuevos casos han disminuido más de un 50 por ciento, según ha publicado este viernes UNICEF con motivo del Día Mundial del Sida, que se celebra el próximo lunes.

“Si podemos evitar 1,1 millones de nuevas infecciones del VIH en niños, podemos proteger a cada niño del virus, pero solo si llegamos a todos los niños”, ha dicho el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. “Tenemos que reducir las diferencias, e invertir más para llegar a todas las madres, todos los recién nacidos, todos los niños y todos los adolescentes con programas de prevención y tratamiento del sida que pueden salvar y mejorar sus vidas”, ha añadido.

Este progreso es el resultado de ampliar a millones de mujeres embarazadas enfermas de sida el acceso a los servicios para la prevención de la transmisión de madres a hijos, lo que incluye el tratamiento contra el virus para toda la vida, que reduce la capacidad de trasmisión a los bebés y mantiene a las madres con vida y buena salud.

Los descensos más pronunciados han tenido lugar entre los años 2009 y 2013 en ocho países africanos: Malaui (67 por ciento), Etiopía (57 por ciento), Zimbabue (57 por cierto), Botsuana (57 por ciento), Namibia (57 por ciento), Mozambique (57 por ciento), Sudáfrica (52 por ciento) y Ghana (50 por ciento).

Sin embargo, el objetivo global de recudir en un 90 por ciento las infecciones entre los años 2009 y 2015 todavía está lejos de alcanzarse. Sólo el 67 por ciento de las mujeres embarazas que tienen la enfermedad en los países de renta baja y media recibieron las medicinas antirretrovirales más efectivas para la prevención de trasmisión de padres a hijos en 2013.

Las desigualdades en el acceso al tratamiento están obstaculizando el progreso. Entre las personas que padecen sidaen los países de renta baja y media, los adultos tienen muchas más probabilidades de recibir terapia antirretroviral que los niños. En 2013, el 37 por ciento de las personas mayores de 15 años accedieron al tratamiento, comparado con el 23 por ciento de los niños (de 0 a 14 años) o, lo que es lo mismo, uno de cada cuatro.

La mortalidad a causa del sida en adolescentes también es una preocupación significativa. Mientras el resto de grupos de edad han experimentado un descenso de casi el 40 por ciento en las muertes relacionadas con el sida entre 2005 y 2013, los adolescentes (con edades comprendidas entre los 10 y los 19) son el único grupo de edad en el que las muertes relacionadas con la enfermedad no están disminuyendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *