Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Más de un centenar de granadinos se han inscrito ya en plataforma de Afectados de Volkswagen

Por ahora el fabricante no ha hecho mucho, mas allá de pedir disculpas por lo sucedido y de ponerse a disposición de los usuarios para resolver los posibles problemas que aparezcan en los vehículos asumiendo todos los costes relacionados, aunque sin dar más explicaciones sobre cómo van a hacerlo.

Foto: Gabinete


image_print

La plataforma de usuarios por el fraude de Volkswagen ha reunido en apenas tres días a cerca 5.000 usuarios y propietarios afectados, de los cuales mas de un centenar son granadinos. Una muestra de la enorme dimensión de este fraude, que no afecta solo a los vehículos fabricados bajo la marca de la empresa matriz Volkswagen, sino también a los fabricados bajo el resto de marcas del grupo como son Seat, Skoda y Audi.

Ante la noticia del fraude existente desde FACUA “se exige al gobierno que deje de mirar a otro lado y abra de una vez una investigación al respecto para proteger y defender los legítimos derechos de los consumidores afectados, en vez de limitar esa preocupación a las posibles inversiones que la empresa pueda realizar en el país”. Para la organización es imprescindible que el gobierno empiece a informar al respecto tanto sobre el alcance del fraude como de las medidas que va a exigir a la empresa para cubrir con sus obligaciones.

Al respecto de tales medidas, FACUA considera imprescindible la realización de cuantas reparaciones sean necesarias para que los vehículos cumplan con las limitaciones de contaminación establecidas por la Unión Europea, que son las que además figuraban en los catálogos de dichos vehículos. En relación a dichas reparaciones, David Avellaneda, responsable de FACUA Granada indica que “todas las reparaciones realizadas para resolver los problemas relacionados con el fraude deben realizarse de forma totalmente gratuita para el consumidor y evaluando no solo la reparación en sí, sino los posibles daños o desperfectos causados en el vehículo por su existencia.” Y es que según se está evaluando, el problema del trucaje de los vehículos no solo afecta a las emisiones contaminantes, sino que puede afectar también al propio funcionamiento de los vehículos causando daños y desgaste en el motor y sus conducciones.

Por ahora el fabricante no ha hecho mucho según FACUA, mas allá de pedir disculpas por lo sucedido y de ponerse a disposición de los usuarios para resolver los posibles problemas que aparezcan en los vehículos asumiendo todos los costes relacionados, aunque sin dar más explicaciones sobre cómo van a hacerlo. Una medida que a ojos de FACUA resulta insuficiente. Y es que tal como comenta Avellaneda, “Si la reparación supone un incremento en las emisiones, perdida de potencia, aumento del consumo o cualquier otra consecuencia similar, los usuarios podrían negarse a la misma y exigir una indemnización al no cumplirse las características ofertadas. Esta indemnización va desde el abono de una cantidad por los perjuicios causados, la devolución del importe del automóvil según su antigüedad o su sustitución por uno nuevo según el nivel del daño causado. Por tanto la cuestión no es solo de cobertura de reparaciones sino del daño causado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *