Lunes, 22 Mayo, 2017

Publicidad

Más de lo mismo

El Granada CF perdió por 1-2 y apenas ofreció más que en liga, salvo el gol en el último minuto de Lass, que da esperanzas para la remontada rojiblanca ante el Sevilla en el Pizjuan

Foto: Fernando Alanzor


image_print

El Sevilla encarriló la eliminatoria y consiguió una renta de un goles fuera de casa para el partido de vuelta que se disputará la semana que viene. El Granada CF, por su parte, siguió adoleciendo de su ya habitual falta de gol y no consiguió acortar distancias hasta el descuento con lo que tiene una dificil tarea para conseguir remontar de cara al choque en el Pizjuán.

Con una alineación novedosa propiciada por las bajas, los nazaríes mostraron una leve mejoría en la actitud, pero la misma efectividad falta de acierto y de creación, es decir, más de lo mismo. Salvo las internadas de Riki, alguna del debutante Lass y lo poco que se ofreció Success, las opciones que ofrecieron el resto de futbolistas no aportaban al ataque la claridad necesaria para romper la defensa hispalense. Cabe mencionar que Iturra también se prodigó en la parcela ofensiva, con buenas intenciones, y el trallazo de falta del guineano en el último minuto que acortó distancias y estableció el marcador en el 1-2 final.

A punto estuvo de costarle un disgusto en los primeros minutos del choque la reubicación de Foulquier al lateral izquierdo nuevamente. El francés, que viene ocupando otra demarcación en los últimos encuentros, dejó un hueco por el que le llegó un balón filtrado a Deulofeu por banda izquierda. El sevillista buscó el centrochut que, tras impactar en Mainz, dio también en Roberto y salió rebotado al larguero.

Así comenzaba un choque en el que Caparrós tuvo que adaptar la alineación a los disponibles y plantó un trivote con Eddy, Yuste e Iturra, en la medular, y Sissoko y Riki, en la misma línea de cinco del centro del campo, abiertos a los costados.

El Granada dio la réplica en el minuto 18 por mediación de Eddy, al que Riki le metió un pase entre líneas tras descolocar a la defensa con una buena jugada individual. El almeriense, con el balón dentro del área no supo definir bien y el cuero terminó marchándose a córner.

El Sevilla estuvo muy bien plantado en el terreno de juego y salí al ataque como un ciclón con la endemoniada velocidad de Deulofeu y de Gameiro, acompasada por el buen hacer de Banega. Precisamente de un contra dirigida por el canterano del Barcelona nació el 0-1. Deulofeu condujo hasta línea de tres cuartos, donde metió para Gameiro dentro del área, quien salvó por velocidad a Mainz y cruzó de primeras al palo derecho de Roberto, con la fortuna de que el rechace cayó en las botas del propio Deulofeu que solo tuvo que empujar el esférico a gol.

El Granada no bajó los brazos y siguió plantando cara, incluso gozó de ocasiones como la de Success de cabeza al borde del descanso, tras fantástico centro de Iturra desde la derecha, pero su remate fue malo y se marchó alto. No obstante, el Sevilla era superior, especialmente en ataque, donde daba sensación de peligro constante a cada llegada y, salvo alguna concesión asilada como la mencionada, mostró pocos signos de debilidad.

En la segunda mitad el Sevilla salió en tromba y cogió al Granada con la guardia baja. Los de Emery llegaban con mucha facilidad y constancia, pero fue en una jugada sin aparente peligro cuando llegó el 0-2. En una falta servida desde el centro del campo al corazón del área, el recién ingresado en el terreno de juego Soulayman intentó despejar de cabeza, pero el esférico cayó en los pies de Gameiro, que batió a Roberto dentro de la zona de castigo.

Caparrós hizo debutar a Lass, con lo que buscó un revulsivo que aportara algo más a los rojiblancos en ataque. Hasta el momento solo Riki y poco de Success llevaron la voz cantante en la vanguardia nazarí. El guineano mostró ganas y claridad de ideas y su incorporación al partido generó peligro. Puso un balón a Riki que el madrileño no acertó a rematar entre los tres palos.

En la recta final del encuentro, el partido se rompió y el Granada buscaba el ataque con más corazón que fútbol y con el mínimo acierto, lo que aprovechó el Sevilla para  controlar más el encuentro y buscar engrosar el resultado a la contra. Aspas las tuvo en dos ocasiones clarísimas, una de ellas la abortó Roberto y la otras, tras una despiste monumental de la zaga nazarí, la tiró fuera.

Sin Riki sobre el terreno de juego y con el canterano Clifford  en su lugar, los de Caparrós perdieron profundidad y apenas inquietaron a la defensa del Sevilla FC, salvo en una jugada a balón parado en la que el debutante Lass trasnformó el tanto del Granada CF sobre la bocina. El guineano disparó potente al palo del portero y Sergio Rico ni la olió. El esférico se coló con violencia en el fondo de la red (1-2).

Así se llegó al final del partido, con un resultado negativo para conseguir una posible clasificación a la siguiente ronda de Copa, que tampoco sirve para coger moral de cara al campeonato de Liga, en el que el Granada CF corre verdadero peligro, en especial su téncio Caparrós, que fue gritado por la afición que pidió su dimisión.

FICHA TÉCNICA

Granada CF: Roberto; Nyom, Mainz, Babin, Foulquier; Yuste (Souylaman, min. 52), Eddy, Iturra, Sissoko (Lass, min. 61); Riki (Clifford, min. 74), Success

Sevilla FC: Sergio Rico; Diogo, Nico Pareja, Arribas, F. Navarro; Krychowiak, Iborra, Deulofeu, Vitolo (Alex Vidal, min. 67); Ever Banega (Iago Aspas, min. 63); Kevin Gameiro

Goles: 0-1: Deulofeu, min. 31; 0-2: Gameiro, min. 53; 1-2: Lass, min. 93

Árbitro: Antonio M. Mateu Lahoz (colegio valenciano) amonestó a Héctor Yuste (min. 37), Sissoko (min. 39), por parte de los locales, Krychowiak (min. 42) Iborra (min. 48)

Árbitro: Antonio M. Mateu Lahoz (colegio valenciano) amonestó a Héctor Yuste (min. 37), Sissoko (min. 39), por parte de los locales, Krychowiak (min. 42) Iborra (min. 48)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *