Miércoles, 18 enero, 2017

Más de 800 vecinos de Almanjáyar han participado en el programa ‘Habitar 2.0’ impulsado por la Junta

Cortés ha subrayado que "con 'Habitar 2.0' se ha establecido una forma de intervenir en los barrios con acciones de regeneración urbana desde la intervención social, impulsando la participación ciudadana, la sensibilización sobre el buen uso de la vivienda y el espacio público", a lo que ha añadido que también se ha puesto el acento en "otras iniciativas como el desarrollo de las identidades del barrio o la importancia de la comunicación y la convivencia para la coordinación y la organización social"



image_print

La consejera de Fomento y Vivienda de la Junta, Elena Cortés, ha visitado este miércoles en el barrio de Almanjáyar la Plaza Merced Alta, tras su rehabilitación a través del programa de cooperación transfronteriza ‘Habitar 2.0. Tres culturas y un solo barrio’, desarrollado por la Junta en seis ámbitos urbanos andaluces compuestos por inmuebles de parque público con el fin de fomentar acciones de regeneración desde la intervención social.

Cortés ha explicado durante la inauguración que el programa, finalizado el 30 de junio, ha tenido una incidencia directa sobre más de 800 vecinos de este barrio granadino seleccionado para la experiencia, que ha permitido, con una inversión global de 216.228 euros, el acondicionamiento de la plaza y la creación de huertos urbanos de autoconsumo en La Madraza distribuidos en 24 parcelas de terreno.

Cortés ha subrayado que “con ‘Habitar 2.0’ se ha establecido una forma de intervenir en los barrios con acciones de regeneración urbana desde la intervención social, impulsando la participación ciudadana, la sensibilización sobre el buen uso de la vivienda y el espacio público”, a lo que ha añadido que también se ha puesto el acento en “otras iniciativas como el desarrollo de las identidades del barrio o la importancia de la comunicación y la convivencia para la coordinación y la organización social”.

A su juicio, “el balance de Habitar 2.0 ha permitido mejorar la vida en estos ámbitos y ha puesto de manifiesto los beneficios derivados de la aplicación de los recursos públicos a las necesidades reales de la ciudadanía, partiendo del compromiso y de la corresponsabilidad del propio vecindario para mejorar su entorno”.

La Plaza Merced Alta se ha adecuado a través del proyecto denominado ‘La Plaza Crea’, desarrollado entre octubre de 2013 y junio de 2014.

Esta actuación ha consistido en la realización de 13 pinturas murales que pretenden reflejar los intereses de los habitantes de este espacio público y facilitar la búsqueda de una identidad propia y positiva en el barrio.

Para su ejecución se ha contado con la colaboración de los vecinos, técnicos de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) y el reconocido artista grafitero ‘El Niño de las Pinturas’.

Además de con este proceso creativo, también se ha intervenido en la plaza con la instalación de un nuevo mobiliario urbano y un parque infantil, para lo que se ha contado con la participación vecinal.

Teniendo en cuenta las propuestas ciudadanas, se han colocado 20 bancos que responden a diferentes modelos y ocho papeleras en la plaza, y en el parque, de 112 metros cuadrados, se ha optado por cubrir la superficie de cocho color rojo y se han instalado un tobogán y tres elementos de muelles con figuras infantiles.

ECOHUERTOS URBANOS

Además de la rehabilitación del espacio público, la Junta ha puesto en marcha también en el barrio, concretamente en La Madraza, y dentro del programa huertos urbanos de autoconsumo en el que actualmente participan 300 vecinos, que cuenta para la actividad agrícola 24 parcelas de 50 metros cuadrados y otras ocho de 100 metros cuadrados, distribuidas en una superficie de 3.384 metros cuadrados.

Ocho colectivos sin ánimo de lucro, con el común denominador del trabajo de voluntariado con grupos de población desfavorecidos, disponen de las parcelas de mayor tamaño para cultivarlas, mientras que las pequeñas han sido asignadas a grupos particulares.

Esta iniciativa se ha impulsado con el fin de fomentar la convivencia, la participación y la organización social y, a medio plazo, con el objetivo de crear un ecomercado.

AVRA ha sido la encargada de contratar y financiar las obras necesarias para parcelar el terreno, facilitar el acceso a los huertos, diseñando caminos y senderos, y dotarlos de suministro de agua para el riego.

El proyecto de ecohuertos de Almanjáyar no es el único en Andalucía. En el conjunto de los barrios donde se desarrolla ‘Habitar 2.0’ participan en esta experiencia unas 2.000 personas de Sevilla, Málaga, Granada, Cádiz y Huelva, gracias a la adecuación de cuatro hectáreas para uso agrícola.

PROGRAMA ‘HABITAR 2.0’

El programa, que cuenta con fondos europeos, se ha desarrollado en seis barrios vulnerables de Andalucía, localizados en cinco ciudades: Chanca y Puche en Almería, Almanjáyar en Granada, San Martín de Porres en Córdoba, Saladillo-Piñera en Algeciras (Cádiz) y Polígono Sur, en Sevilla.

Para el desarrollo de la medida se ha contado con una importante participación ciudadana, casi 2.300 vecinos y 75 asociaciones, instituciones y entidades de diversa naturaleza.

‘Habitar 2.0’ se puso en marcha en noviembre de 2011, con el objetivo de elaborar una metodología de intervención común en barrios vulnerables mediante acciones basadas en la participación ciudadana.

El programa ha contado, además, con un socio transfronterizo, el municipio marroquí de Chefchaouen, con el que se han compartido las experiencias de este programa, que servirá de punto de partida para otras posibilidades de cooperación entre Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *