Domingo, 22 enero, 2017

Más de 30 personas son atendidas en la Oficina para Víctimas de Accidente de Tráfico, la única de Andalucía

La mayoría de las víctimas atendidas por esta oficina desde su puesta en funcionamiento se han recuperado totalmente tras el accidente, un total de 18 personas; otras cinco se han recuperado de manera parcial y tres son consideradas "grandes asistidos", esto es, presentan hemiplejías, paraplejías o son grandes dependientes psicofísicos.



image_print

La Oficina de Atención a las Víctimas por Accidente de Tráfico de Granada, la primera de Andalucía, ha atendido desde su puesta en funcionamiento a un total de 31 personas a las que se ha prestado una atención integral para ayudarles a superar los problemas asociados a este tipo de siniestros y orientarles en todos los trámites que deben realizar para velar por sus derechos.

Del total de gestiones realizadas, en tres de los casos se trató de personas que fallecieron en el accidente. Eran peatones, dos de ellos mayores de 70 años, por lo que el servicio, que gestiona la Policía Local, se centró en sus familiares, a los que se ha ofrecido un tratamiento personalizado, dándoles asesoramiento en ámbitos tan diversos como el judicial, asistencial y psicológico.

Los agentes también han facilitado información para contactar con el consulado Chino a dos familiares de víctimas de accidente de tráfico naturales de este país. Uno de ellos falleció a los 20 días del accidente, mientras que el otro sigue en la UCI tras el siniestro, que se produjo hace un mes, según los datos facilitado por esta Oficina a Europa Press.

La concejal de Protección Ciudadana y Movilidad en el Ayuntamiento de Granada, Telesfora Ruiz, se ha congratulado de la buena acogida que está teniendo este servicio de aceptación “voluntaria” por parte de las víctimas y los familiares, que han colaborado de manera activa con los agentes.

“Hay personas que se han mostrado muy sorprendidas al ver que los agentes que habían seguido su caso se desplazaban a visitarles al hospital” y que eran los propios policías los que se ponían en contacto con ellos para interesarse por su situación y ofrecerles su ayuda. Eso les ha dado mucha tranquilidad”, ha relatado la edil.

El primer contacto con las víctimas se realiza en las horas siguientes al accidente y va dirigido al conocimiento de su estado de salud. Además, con el fin de saber la evolución de sus lesiones, los agentes realizan un seguimiento durante los 30 días siguientes a la fecha en que se produce el siniestro.

Una vez iniciada la asistencia de la oficina, los agentes abordan todas las cuestiones relacionadas con los requerimientos que puede precisar la persona lesionada respecto de otros organismos, ya se trate de asistencia forense, social, psicológica o rehabilitación hospitalaria.

Asimismo, facilitan información relevante respecto de la tramitación judicial del atestado, es decir, instrucción del atestado, información sobre los plazos legalmente establecidos para la interposición de la denuncia, y ofrecimiento de mediación y apoyo en la resolución del posible conflicto entre compañías aseguradoras, para evitar un proceso judicial para la satisfacción indemnizatoria.

El balance de las víctimas atendidas desde la puesta en funcionamiento de la oficina ha incluido a dos personas de avanzada edad que fueron objeto de atropellos y que necesitan asistencia continua, por lo que se está planteando realizar charlas en las asociaciones de vecinos para intentar concienciar a los mayores de los peligros a los que se enfrentan cuando salen como peatones a la vía pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *