Domingo, 23 Julio, 2017

            

Más de 200 prostitutas reciben asistencia en la unidad móvil habilitada de Granada

En total se han realizado este año más de 4.228 atenciones

E.P


image_print

Más de 200 mujeres que ejercen las prostitución en calles y pisos de la capital granadina han recibido este año asistencia en la unidad móvil habilitada por el Ayuntamiento para acercar los recursos sociales y sanitarios a un colectivo cuya situación de “vulnerabilidad” se mantiene a causa de la recesión económica.

El 64,8 por ciento de las mujeres atendidas son de nacionalidad extranjera y la mayoría de ellas se encontraban ejerciendo la prostitución en pisos de la capital, frente a una minoría que lo hacen en la calle.

“La situación de vulnerabilidad en la que se encuentran estas mujeres se ha incrementado con la crisis económica, además nos encontramos con el fenómeno de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual que ha alcanzado unas dimensiones preocupantes y al que hay que hacer frente”, ha relatado a Europa Press el concejal de Familia, Bienestar Social, Educación y Juventud, Fernando Egea.

El edil ha destacado la importante labor de los miembros de Cruz Roja, entidad a la que se ha adjudicado la prestación de este servicio, para “ganarse la confianza” de estas mujeres y acercarse a ellas, incluso en los domicilios donde ejercen la prostitución, algo que “no es fácil”.

En total se han realizado este año más de 4.228 atenciones en las que se incide directamente en la mejora de la calidad de vida de las meretrices, reduciendo los riesgos relacionados con la salud sexual y facilitando la identificación de posibles víctimas de trata.

Se les ofrece un tratamiento integral, favoreciendo su acceso a los recursos municipales, sanitarios y del resto de entidades públicas, todo ello para reducir los daños asociados al ejercicio de la prostitución.

Esta unidad móvil municipal ha evolucionado adaptándose al contexto en el que se ejerce la prostitución, en lo que ha sido “determinante” la ordenanza de medidas para garantizar la convivencia ciudadana en el espacio público de Granada, que provocó un cambio del ejercicio de la prostitución, que ha ido disminuyendo en la calle e incrementándose en pisos.

El Ayuntamiento de Granada no sólo centra su labor en la asistencia, sino que también colabora con diversos colectivos a los que subvenciona proyectos encaminados a la integración de estas mujeres. De este modo se desarrollan en la ciudad diversos programa de acogida e inserción de mujeres en contexto de prostitución, así como de apoyo a unidades familiares donde ha habido explotación sexual, violencia y exclusión social.

Junto a ello realiza actuaciones de sensibilización y prevención para abordar la identificación y asistencia a mujeres y niñas víctimas de trata con fines de explotación sexual, que sigue siendo “uno de los puntos débiles a la hora de intervenir” en esta materia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *