Sábado, 21 enero, 2017

Más de 2.300 muertos por los choques entre milicias islamistas sirias

El Observatorio no ha podido contrastar la identidad de alrededor de una veintena de cadáveres, al igual que tampoco ha podido confirmar si, como sospecha, hay otros 600 fallecidos

E.P.


image_print

Más de 2.300 personas han muerto en el último mes a consecuencia de los enfrentamientos entre rebeldes islamistas y milicianos del Ejército Islámico de Irak y Siria (ISIS) registrados durante el último mes, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que ha confirmado más de dos centenares de civiles entre las víctimas.

Los choques, concentrados en la parte norte de Siria, dejaron entre el 3 de enero y el 2 de febrero un balance confirmado de 1.747 fallecidos, de los cuales 215 eran civiles, 531 miembros del ISIS y 979 combatientes rebeldes –islamistas y no islamistas– contrarios al régimen de Bashar al Assad.

El Observatorio no ha podido contrastar la identidad de alrededor de una veintena de cadáveres, al igual que tampoco ha podido confirmar si, como sospecha, hay otros 600 fallecidos. La organización, un grupo opositor con sede en Londres pero una amplia red de observadores en Siria, ha asegurado en un comunicado que el “secretismo” dificulta la obtención de información.

“La comunidad y las organizaciones internacionales siguen manteniéndose al margen y observando como la catástrofe continúa”, ha lamentado el OSDH.

La tensión ha crecido en los últimos meses en la parte norte de Siria por los combates entre las facciones rebeldes que combaten contra el Gobierno de Al Assad, lo que además de provocar un nuevo foco de inestabilidad ha llevado a la comunidad internacional a replantearse la ayuda no letal ofrecida a la oposición.

Al margen de las bajas directas, los choques se han cobrado al menos 215 víctimas civiles, entre ellas 21 ejecutadas por el ISIS en un hospital infantil de Alepo, en concreto en el barrio de Qadi Askar. Este grupo radical también sería responsable de la ejecución de dos jóvenes en la ciudad de Raqqa por blasfemia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *