Martes, 24 Octubre, 2017

            

Más cerca de la fosa de Lorca

El equipo de arqueólogos e investigadores que trabajan desde el pasado sábado en el entorno del Peñón del Colorado han localizado con el uso de georradar evidencias de un pozo utilizado como enterramiento común.

EFE


image_print

El arqueólogo Javier Navarro, director de este proyecto que lidera la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, ha explicado a Efe que continúan trabajando sobre el terreno para comprobar y cotejar a través de prospecciones geofísicas los datos obtenidos con el georradar.

Según Navarro, tras advertir esas señales con el uso de ese medio técnico, se intenta ahora constatar de forma arqueológica la presencia de esas señales en el subsuelo, teniendo en cuenta ciertas variables como que la zona fue modificada con posterioridad con ocasión del proyecto para ampliar un recinto deportivo.

“Hay dos metros y medio de tierra por encima de las señales que nos indican ciertas anomalías sobre el terreno que pudieran corresponder a uno de los tres pozos que estamos buscando”, ha informado el arqueólogo, quien ha añadido que, pese a ello, aún sería precipitado afirmar que se hayan encontrado fosas comunes.

El equipo de arqueólogos y antropólogos, que el lunes decidió ampliar hasta mañana jueves el programa de trabajo y extendió también la zona de actuación inicial de 1.200 metros cuadrados, estudia unas estratigrafías del terreno para cotejarlas con las señales obtenidas a partir del uso del georradar.

Según Navarro, a última hora de la tarde las tareas se han centrado en la limpieza de los estratos excavados, aunque a lo largo del día no se han producido nuevos avances que permitan confirmar la presencia de otros posibles enterramientos.

Tras este estudio, deberán procesar los datos y comunicar los resultados a la Junta de Andalucía, a cuyos responsables ya se ha trasladado de manera verbal este posible hallazgo, dado que es la administración que promueve y financia este proyecto junto al investigador Miguel Caballero.

Precisamente Caballero ha señalado a Efe que, desde hace varios días, les acompaña en la zona de actuación Fernando Nestares, hijo del capitán José María Nestares, jefe del frente de Víznar en 1936.

El descendiente de Nestares, al igual que hiciera éste con el periodista Eduardo Molina Fajardo, está indicando sobre el terreno la posible ubicación de la fosa, próxima al único gran árbol que hay en la zona y que podría señalar el lugar del enterramiento común.

Aunque la administración autonómica desvincula el proyecto de la figura del poeta Federico García Lorca, dado que no hace “distinciones” sobre las víctimas del franquismo, admite el carácter “absolutamente emblemático” del entorno en el que se centra el proyecto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *