Viernes, 15 Diciembre, 2017

            

Mas cede terreno a la CUP mientras el TC le advierte de las consecuencias de desobedecerle

Mas, Forcadell y otros 19 altos cargos de Cataluña pueden incurrir en responsabilidades, incluso de carácter penal, si incumplen la suspensión decretada al admitirse a trámite el recurso sobre el procedimiento independentista.

Artur Mas, Raül Romeva y Oriol Junqueras en el Parlamento catalán |Foto: E.P.


image_print

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ha planteado a la CUP ser investido como presidente pero cediendo poder, aumentando de una a tres las vicepresidencias del Govern en favor del republicano Oriol Junqueras (área económica), de la ya vicepresidenta Neus Munté (social) y del que fue cabeza de lista de JxSí, Raül Romeva (internacional).

Lo ha planteado por la tarde del miércoles durante una reunión en la Generalitat a la que también han asistido Antonio Baños, Anna Gabriel y Benet Salellas (CUP); el líder de ERC, Oriol Junqueras, y la secretaria general de los republicanos, Marta Rovira, han informado a Europa Press fuentes cercanas al encuentro.

Mas propone así “diluir” sus propias responsabilidades entre los tres posibles vicepresidentes, pero –según las citadas fuentes– la CUP lo ha rechazado de entrada alegando que Mas no puede ser presidente ni con esta fórmula ni con ninguna otra, aunque debe debatirlo internamente.

La CUP sí puede haberse abierto a que Mas esté presente en el próximo Govern si no lo presida, siempre según las mismas fuentes.

Con la propuesta citada Mas pretende convencer a la CUP para que apoye su investidura en la segunda votación –que se hará en el pleno de este jueves–, ya que la CUP ha rechazado hasta ahora que él vuelva a ser el presidente, por lo que le ofrece repartir peso dentro del nuevo Govern.

sede-tribunal-constitucional

EL TC ADVIERTE A MAS Y FORCADELL POSIBLES CONSECUENCIAS PENALES SI DESOBEDECEN

El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) advierte a la presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell; al presidente en funciones, Artur Mas, y a otros 19 altos cargos de Cataluña de que pueden incurrir en responsabilidades, incluso de carácter penal, si incumplen la suspensión decretada al admitirse a trámite, de forma unánime, el recurso presentado este mismo miércoles por la Abogacía del Estado contra la resolución del Parlamento de Cataluña que anuncia el comienzo del procedimiento independentista.

Este apercibimiento, que se adopta de forma inédita por el tribunal de garantías, había sido solicitado expresamente por el Gobierno en el texto de su impugnación, en el que se pedía que esta providencia se notificara a un total de 21 altos cargos, apercibiera de las consecuencias de suspensión en sus funciones e incluso penales de ignorar esta decisión y añadiera la prohibición también expresa de que la cámara autonómica pueda emprender iniciativas legislativas que pretendan dar cumplimiento a la resolución.

En la providencia, dictada tras unas dos horas y media de deliberación, el TC aplica por primera vez el articulo 87.1 de su Ley Orgánica, a demanda de la Abogacía del Estado, y acuerda notificar a cada uno de los cargos mencionados por el Gobierno la resolución advirtiéndoles “de su deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensión acordada”. Además, les apercibe de “las eventuales responsabilidades, incluida la penal, en la que pudieran incurrir”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *