Domingo, 23 Julio, 2017

            

Marte sacude algunos asteroides cercanos a la Tierra

En 2010, un equipo de expertos determinó que las rocas que orbitan en el cinturón principal de asteroides, situado entre Marte y Júpiter, están expuestas a la radiación cósmica

E.P


image_print

Científicos del Instituto Tecnológico que Massachusetts (MIT) han descubierto que Marte provoca sacudidas en algunos asteroides cercanos a la Tierra, lo que provoca una ‘renovación’ de su superficie. Esta teoría desmiente las creencias que apuntaban a que era la Tierra la que, debido a la fuerza de su gravedad, provocaba estos cambios en las rocas.

Según han explicado los expertos, a pesar de los años que la ciencia lleva observando los asteroides, hay una pregunta que aún no se había podido contestar: ¿Por qué la mayoría de las superficies de los asteroides son más rojas que los meteoritos –restos de los propios asteroides– que se han estrellado en la Tierra?

En 2010, un equipo de expertos determinó que las rocas que orbitan en el cinturón principal de asteroides, situado entre Marte y Júpiter, están expuestas a la radiación cósmica, lo que provoca un cambio en la naturaleza química de sus superficies y su enrojecimiento a lo largo del tiempo.

Al mismo tiempo, el estudio descubrió que los asteroides que se aventuran fuera del cinturón principal y pasar cerca de la Tierra sienten los efectos de la gravedad del planeta, sufriendo terremotos que también cambian la superficie, en este caso, dejando a la vista las capas frescas bajo la superficie. Según los expertos, cuando estos asteroides ‘actualizados’ se acercan demasiado a la Tierra, se rompen y caen en forma de meteoritos.

Así, los científicos creían que los encuentros cercanos con la Tierra jugaban un papel clave en la ‘renovación’ de la superficie de asteroides. Sin embargo, el nuevo trabajo, publicado en ‘Icarus’, apunta hacia Marte como causante de este cambio de características en las rocas.

El equipo calculó, en un estudio que ha durado una década, las órbitas de 60 asteroides ‘renovados’, midiendo sus colores para determinar su nivel de actualización, y encontró que el 10 por ciento de ellas nunca se cruza con la Tierra, sino que se acercan a Marte. A continuación, se ha calculado la probabilidad, en los últimos 500.000 años, de que el acercamiento entre un asteroide y un planeta pueda generar terremotos en las rocas.

Ante los datos obtenidos, una de las autoras, Francesca DeMeo, ha explicado que ya no creen “que la Tierra sea el único de los principales impulsores del cambio de los asteroides”. Este trabajo abre nuestras mentes a la posibilidad de que hay otras cosas que suceden en el Sistema Solar provocando la actualización de asteroides”, ha señalado.

UN HALLAZGO SORPRENDENTE

La investigadora ha indicado que la idea de que Marte puede sacudir la superficie de un asteroide es “sorprendente”. Otro de los autores, Richard Binzel, ha indicado que el planeta es un tercio del tamaño de la Tierra y una décima más masivo, por lo que ejerce una fuerza gravitacional mucho más débil en los objetos circundantes.

Pero la posición de Marte en el Sistema Solar pone al planeta en estrecha proximidad con el cinturón de asteroides, aumentando la posibilidad de encuentros cercanos de asteroides, ha apuntado. “Marte está justo al lado del cinturón de asteroides, de manera que tiene más oportunidades que la Tierra de actualizar los asteroides”, ha insistido.

“Hay imágenes que muestran a Marte y un asteroide pasando por una misma intersección y, a veces, parece que van a pasar al mismo tiempo. Eso es lo suficientemente cerca como para que la gravedad de Marte tire del asteroide y lo sacuda”, ha apuntado Binzel, quien ha añadido que, ahora, hay que estudiar si esto es un proceso “al azar” o “si existe alguna frecuencia para que ocurran estas cosas”.

“Uno piensa en estos asteroides que se dirigen al Sol van siguiendo su camino y que no hay mucho más que hacer en sus historias. Ahora, sabemos que hay otras cosas interesantes que ocurren durante ese camino”, ha concluido DeMeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *