Martes, 25 Julio, 2017

            

María Toledo: “Aunque cantase el Ave María de Schubert, me sonaría flamenco”

La cantante y pianista toledana se encuentra produciendo su cuarto álbum después del éxito de su última producción, ‘ConSentido’

La cantante y pianista María Toledo acompañada de su piano
Anna Aquilino García | @annaaquilino


image_print

Hablar de flamenco no limita el ámbito territorial a Andalucía. No solo la tierra asociada a este arte ve nacer a figuras que llevan este estilo musical por todo el mundo. Toledo, en este caso, es la tierra de una artista que ha querido dotar de su propia impronta al flamenco.

María Toledo, una mujer cuyo aspecto no evoca ninguna relación con el cante o el baile, vive por y para ellos. Su pasión por el flamenco, mezclado con su originalidad, la ha llevado a lo más alto. Después de arrasar hace un año en Granada, María Toledo vuelve a esta tierra de raíces flamencas. En esta ocasión, serán las altas paredes de la Industrial Copera, las que vibren con sus armoniosas notas de piano y con su voz rota. Una cita que María afronta con “mucho respeto” y con mucho “cariño”.

La toledana define éste como el mejor momento de su vida. Y es que se encuentra con la cabeza muy metida en la música, inmersa en su nuevo proyecto; un cuarto álbum que verá la luz en apenas dos meses y del cual desvela algún que otro secretillo a Granada Digital.

Pregunta (P).- Me gustaría empezar hablando de tu elemento diferenciador, el piano ¿cuándo comienzas a tocarlo?

Respuesta (R).- Pues empiezo a tocarlo cuanto tengo ocho años, en el conservatorio.

(P).- Y tu pasión por el flamenco, ¿de dónde viene?

(R).- Viene desde que era una niña, porque en mi casa se escuchaba flamenco y mis padres son muy aficionados.

(P).- Porque hay que remarcar que eres de Toledo y allí no hay mucha cultura flamenca…

(R).-No, no hay gran cultura flamenca, lo que pasa que mis padres eran, y siguen siendo, grandes aficionados. Además siempre iba a una peña de flamenco y, bueno, eso lo compaginaba con mis viajes a Andalucía, por supuesto.

(P).- Vamos, que lo has mamado siempre, ¿no?

(R).-Sí, desde que era una niña siempre he estado con el flamenco a mi vera, no es una cosa que haya aprendido sino que lo he mamado directamente.

(P).- ¿En qué momento decides unir tus dos pasiones: piano y flamenco?

(R).-Pues mira, fue rodado porque yo cantaba flamenco desde niña y un día probé a ver cómo sería acompañarme al piano. Vamos, que fue un proceso muy natural. Y luego fue gracias a María Jiménez, que me apadrinó en un programa de TVE, y me dijo “haz lo que haces en casa que nadie sabe” y entonces ahí hubo un antes y un después.

Si no puedes visualizar el vídeo, pincha aquí. 

(P).- Hemos visto muchas veces el flamenco acompañado de guitarra, pero muy pocas de piano, ¿qué crees que le aporta?

(R).-Una amplitud armónica muy grande. Entonces, le aporta al flamenco novedad y lo universaliza porque el piano es siempre piano, pero dependiendo de cómo lo toques suena flamenco o no. Por ejemplo, no sé, coges a un pianista de jazz y si cambia su armonía lo pones flamenco.

(P).- ¿Cómo le explicarías a alguien que no te conoce qué es lo que haces con el piano y con el flamenco?

(R).-Bueno, pues yo le diría que lo que hago es darle una armonía muy moderna a unas melodías muy flamencas y a una voz muy rota, una voz que siempre ha hecho flamenco. Entonces, el sonido le va a resultar como si estuviese cantando muy actual.

(P).- ¿Podríamos denominarlo como una actualización del flamenco clásico?

(R).-Bueno, no lo lo considero una restauración del cante clásico, porque el cante clásico es el que es, yo lo definiría como algo muy personal. Sería un nuevo concepto y una manera de sentir que tiene que ver con una mujer del siglo XXI, joven, que no me gusta vestirme con lunares ni volantes, que salgo al escenario vestida como una chica joven. Eso me hace muy cercana al público que me escucha en cada concierto.

(P).- En cuanto a tu trayectoria, podemos decir que eres una artista relativamente joven porque lanzaste tu primer álbum en 2009, ¿qué crees que te ha ayudado a triunfar como lo has hecho en un mundo lleno ya de grandes artistas?

(R).-Pues mira, yo creo que ha sido por dos factores: la constancia y la originalidad. Ha sido una suma ambos. Además, nunca tiré la toalla y siempre he creído en lo que hago, ¡siempre!.

(P).- Has hablado antes de María Jiménez, ¿por qué crees que ella puso el ojo en tí?

(R).-Por ser arriesgada. Yo la conocí en una Feria de Sevilla donde sólo por mi look y por mi imagen parecía que no podía cantar flamenco. Cogí, me planté en el centro de un círculo y me puse a cantar. A María le gusta es la gente atrevida, que lucha por sus sueños y yo creo que eso fue lo que le enamoró.

(P).- Has trabajado con artistas como David de María, Miguel Poveda o Diego Carrasco ¿cómo ha sido eso para tí?

(R).-Pues es maravilloso porque te das cuenta que tus compañeros te apoyan, te ayudan y yo no creo en el triunfo si no existe ese apoyo de los compañeros. Si ellos no me valorasen, para mí el triunfo no sería válido, es algo imprescindible para mí.

(P).- En cuanto a tu discografía, ¿cómo ha evolucionado tu música y tú, como artista, desde el primer disco hasta el último?

(R).-Bueno, hay una obvia evolución. Ahora los conciertos son más claros, tengo más claro cada día lo que quiero y lo que no. No es lo mismo grabar un disco como yo lo hice, siendo una adolescente, a grabarlo ahora cuando ya tengo un bagaje; no tiene nada que ver. Ahora mismo mi estilo está muy definido, escuchas una grabación y ya sabes que soy yo.

(P).- Podríamos decir que te has definido como artista durante estos años

(R).-Sí, muchísimo. Yo creo que hay una definición, hay un ir cada día más hacia un estilo que es el mío. Yo no defino mi estilo de ninguna manera, sólo como mío, me gusta hacerlo personal y sentir y que sea auténtico. Creo que eso se capta, en eso consiste cada concierto.

(P).- Hablemos un poco de premios, has estado nominada a dos Grammy Latino

(R).-Además quiero que sepas que estuve nominada – el año pasado – con un disco de flamenco, el disco más flamenco; un disco en el que nadie creía, sólo yo, y por eso me lo produje. Pero nadie creía en lo que iba a ocurrir.

(P).- Apostaste por el flamenco absoluto y llegaste lejos

(R).-Bueno, no sé si llegó muy lejos o no, pero sé que aposté por mí. Me daba igual todo, yo sabía lo que quería y dije “voy a hacer el disco que a mí me gusta” y lo hice. No pensé en sonar en la radio o en tener un single definido. Yo simplemente me dejé llevar por lo que mi corazón me decía. Me llevé a mi músico de toda la vida y me puse a trabajar.

(P).- Al final, la esencia de cada uno es lo importante

(R).-Sin duda, ser tú, que tú te gustes a ti misma es importante porque sino se nota que no estás agusto y yo quería estar agusto y lo estuve.

Sin título

(P).- ¿Esa nominación te ayudó a seguir apostando por lo tuyo?

(R).-¿Sabes a qué me ayudó? a que mucha gente me dijera “tenías razón”. Me nominaron a categoría de Disco del año, no a la categoría sólo de flamenco, sino a mejor álbum del año y eso era como “puf…madre mía!”; entonces la gente ya dijo “ah mira! llevaba razón”. Pero bueno, aunque no me hubiesen nominado, yo hubiese seguido. No me preocupaba tanto el qué dirán porque al final me preocupo mucho también de lo que me pide la gente en cada concierto y eso era lo que me pedían.

(P).- ¿No acarreó luego una gran responsabilidad?

(R).-¡Hombre! siempre te preocupas, siempre. Ahora estoy con el cuarto disco y siempre te preocupas de hacerlo lo mejor posible. De todas formas, como estoy todo el día trabajando, yo creo que eso ayuda para equivocarte menos, o si te equivocas, por lo menos la conciencia la tienes tranquila de que has trabajado.

(P).- María, has actuado en países como Italia o Francia, eso también habrá sido un premio para tí

(R).-Sí, la verdad que sí. He he estado en varios países, ahora, por ejemplo, voy a Bruselas y a México. Me he movido mucho por el extranjero porque me entienden mucho, me siento muy querida, no sólo en Europa sino también en América, tengo mucho apoyo allí. La verdad es que me gusta estar en diferentes países.

(P).- Entonces te reciben bien fuera de España

(R).-Súper, súper, súper bien, de verdad.

(P).- ¿Crees que se entiende bien el arte flamenco fuera de nuestras fronteras?

(R).-Sí, muy bien, creo que muy bien. Paco de Lucía, por ejemplo, es una prueba de que el flamenco se entiende bien, de que la gente lo capta. Yo no encuentro nada parecido al flamenco, desborda como mucho espíritu, mucho soniquete, mucha alma. Yo nunca he escuchado nada en la vida que me guste tanto como el flamenco.

(P).- Te vas a Bélgica justo el mes que viene, lo has comentado antes, concretamente el 8 de abril, ¿es tu primera vez allí?

(R).-Sí, en Bélgica sí.

(P).- ¿Y qué expectativas tienes?

(R).-Pues la verdad que espero que me vaya bien. Me suelo preparar una presentación previa a cada concierto en el idioma que esté. Si voy a Japón, japonés; que voy a Francia, francés; entonces pues me lo voy preparando. La verdad que estoy súper emocionada por ir a Bruselas.

(P).- ¿Qué tipo de público tenéis cuando salís de España?

(R).-¡Uy! un público súper culto, súper preparado, que te estudian. Te tienes que preparar mucho porque ellos te conocen y saben cómo eres, saben quién eres, saben si has estudiado tal cosa o si no, cómo te ha ido en todos tus discos… Es alucinante, ¡de verdad!

(P).- ¿Cómo te preparas esos conciertos?

(R).-Yo soy muy abierta, que no canto sólo flamenco. A veces canto alguna canción típica mexicana y tengo un acercamiento con ellos más grande porque le meto un punto flamenco pero con el rollo de ellos .

(P).- Eso te debe ayudar a acercarte al público

(R).-Sí, pero lo que nunca puedo es cambiar mi manera de cantar. Aunque cantase el Ave María de Schubert, me sonaría flamenco.

Si no puedes visualizar el vídeo, pincha aquí.

(P).- No nos olvidemos de hablar de tu próxima cita. Este viernes actúas aquí en Granada, ciudad que has nombrado en alguna de tus canciones. ¿Qué sientes al traer tu música a una de las cunas del flamenco?

(R).-Yo siento mucha admiración por Granada, es verdad que es una de las cunas del flamenco. Voy con mucho respeto, con mucho cariño, con el buen recuerdo y el buen sabor de boca que tengo del año pasado cuando se llenó el Isabel la Católica. Ahora vamos a un sitio diferente, el Industrial Copera, que no tiene nada que ver, será un concierto mucho más rítmico y muy de pasárselo muy bien.

(P).- ¿Habéis cambiado ahora, entonces, el público al que os dirigís?

(R).-No, no hemos cambiado absolutamente nada, lo que pasa es que como el espacio es diferente, pues tienes que adaptarte un poco al espacio al que vas.

(P).- ¿Esperas tener una buena acogida?

(R).-¡Oy, espero que sí! Espero que se llene y que vaya mucha gente.

(P).- Me gustaría acabar hablando de tu nuevo álbum, lo has producido muy rápido

(R).-Bueno, es que sinceramente yo creo que los discos uno tiene que sacarlos cuando considere. A veces te llevas mucho tiempo haciendo un disco y no te sale nada, otras veces estás súper inspirada y te salen rápido. Y es que ahora me encuentro en el mejor momento de mi vida en todos los terrenos. Con lo cual, tengo la cabeza muy metida en la música, muy centrada y eso me hace vivir por y para la música.

(P).- ¿Cómo está siendo el proceso de crear el nuevo álbum?

(R).-Pues vamos cada día al estudio todos los músicos, cantamos las armonías allí, tocamos todos a la vez, es algo muy creativo.

(P).- Cuéntanos algo del álbum

(R).-Es una coproducción con Salomé Limón, la hermana de Javier Limón, lo estoy creando con ella pero estoy poniendo la misma energía y las mismas ganas. A veces me pregunto que cuándo se me va a acabar el brillo de los ojos.

(P).- Bueno, si te gusta lo que haces, ese brillo siempre está ahí

(R).-(Entre risas) Sí, pero es que cada día me brillan más, ese es el problema.

(P).- ¿Qué tiene de especial este nuevo disco?

(R).-Es un disco que me llevan pidiendo mucho tiempo en las redes sociales. Yo me leo todos los comentarios, yo llevo mis redes sociales, leo cada cosa que me ponen aunque no pueda contestar a todo pero lo leo.

(P).- Te implicas mucho con tu público

(R).-Sí, sí, vamos, para mí eso es lo más importante, lo que ellos me digan. Son los que al final se gastan sus recursos en ir a verme. Yo admiro mucho y valoro lo que hacen por ir a un concierto.

(P).- Me gustaría que me dijeras, para acabar la entrevista, quién es María Toledo para tí misma

(R).-(Entre risas) ¡Puff! Es difícil definirse a uno mismo y no resultar prepotente. A ver, lo voy a intentar hacer con humildad. Yo diría que soy rompedora, diferente, arriesgada y sin miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *