Sábado, 21 enero, 2017

Marco Rubio confirma su candidatura y carga contra Hillary Clinton

El candidato republicano se ha referido en varias ocasiones al pasado humilde de su familia, que llegó a Estados Unidos en 1956



image_print

El senador Marco Rubio ha confirmado este lunes en Miami, ante varios miles de seguidores, su candidatura a las primarias del Partido Republicano para tratar de ser candidato a la Casa Blanca, entrando así a una carrera de la que ya forman parte oficialmente Ted Cruz y Rand Paul. Asimismo, ha aprovechado la ocasión para cargar contra la demócrata Hillary Clinton, quien podría ser su rival en la carrera a la Casa Blanca en el caso de ser elegido.

En este contexto, Rubio ha señalado que hay líderes que “miran hacia el pasado” y se ha referido a Clinton como la “candidata de ayer”. “Muchos de nuestros líderes y sus ideas están estancadas en el siglo XX, mientras que nuestra gente y la economía están empujando la barrera del siglo XXI”, ha agregado el republicano, que desea llevar a Estados Unidos “a otro siglo estadounidense”.

El senador por Florida ha denunciado que “el sueño americano” que vivió en primera persona su familia esta “cada vez más complicado” por esta tendencia de los líderes actuales a “mirar al pasado” y “buscar soluciones en el ayer”. “No vamos a volver atrás, porque este país es futuro”, ha aseverado Rubio, en unas declaraciones que publica la cadena estadounidense Univision.

El candidato republicano se ha referido en varias ocasiones al pasado humilde de su familia, que llegó a Estados Unidos en 1956. En español, ha recordado una de las frases de su padre: “En este país ustedes van a poder lograr todas las cosas que nosotros no pudimos”. “Este va a ser el mensaje de mi campaña y mi candidatura”, ha añadido, después de reconocer que tiene “una deuda con Estados Unidos” que debe pagar.

“Vivo en un país maravilloso donde el hijo de un mesero y una empleada doméstica puede presentarse a luchar por la Presidencia”, ha declarado frente a la Torre de la Libertad de Miami, su ciudad natal. Por ello, se ha comprometido a preparar a las nuevas generaciones para que tengan “más oportunidades”.

Rubio se ha convertido en estos últimos años en una de las figuras emergentes dentro de su partido, a pesar de una juventud –43 años– que le ha acarreado críticas por su supuesta falta de experiencia. Hijo de inmigrantes, podría ser el primer presidente de origen hispano sentado en el Despacho Oval.

Sus defensores sitúan a Rubio como ejemplo del ‘sueño americano’ y confían en su capacidad política y de oratoria para pescar votos en caladeros reservados hasta ahora al Partido Demócrata. Enfrente, tendrá a dos voces del ‘Tea Party’, Ted Cruz y Rand Paul, y previsiblemente a su mentor en Florida, el exgobernador Jeb Bush.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *