Lunes, 11 Diciembre, 2017

            

Manuel Medina y Javier Vallespín: “El humor es una cosa muy seria”

El dúo teatral "Dos hombres solos, sin punto com... ni ná" actúa este domingo en el Teatro Isabel La Católica

Manuel Herrera @manuelherrerapr


image_print

Granada recibe en la tarde de hoy (19.00 horas, Teatro Isabel La Católica) a uno de los espectáculos teatrales más consolidados del panorama nacional. Manuel Medina y Javier Vallespín llenarán de risas el patio de butacas con su “Dos hombres solos, sin punto com… ni ná”, una obra que, durante dos horas y media, narrará los enredos de convivencia entre dos compañeros de piso muy particulares.

El espectáculo teatral cumple ahora doce años sobre los escenarios. Manuel Medina, responsable de la obra y actor desde su inicio, llega acompañado de Javier Vallespín, su pareja de escenario desde hace tan solo unos meses. Ambos coinciden en definir su trabajo de forma paradójica: “El humor es una cosa muy seria”.

El buen feeling entre ambos se deja notar también fuera del teatro. Pese a llevar poco tiempo trabajando juntos, Medina y Vallespín parecen haber alcanzado un buen equilibrio: “Es muy fácil trabajar con él”, apunta el novato, mientras el más veterano resalta su gran adaptación: “Llegó virgen y era horroroso. Yo le decía: ¡No chilles, dilo más despacio! Ha sido bonito ver cómo ha ido avanzando y creciendo”, explica divertido.

La charla se desarrolla entre risas mientras Javier Vallespín narra la serie de casualidades que le llevaron a la obra: “Yo hacía monólogos y un día llegué a mi casa a Antequera y le dije a mi mujer: Hola, adiós. Y me fui a ver el espectáculo. Me encantó, pero nunca se me pasó por la cabeza que pudiera trabajar en él. Es como cuando de niño soñabas con jugar en el Real Madrid y de repente va Florentino y te llama”, asegura el actor malagueño.

Precisamente, en Málaga es donde “Dos hombres solos, sin punto com… ni ná” se representa en más ocasiones. La pareja tiene firmado un contrato que le permite actuar entre mayo y septiembre de forma continuada en el Teatro Alameda. Este acuerdo se prolongará hasta octubre en el 2014: “Hemos tenido 68 veces al público en pie, yo tampoco le encuentro explicación”, se sorprende Medina.

Quizá, la necesidad de sonreír o de reír a carcajada limpia en los tiempos que corren es la clave: “Nosotros llevamos doce años, pero en realidad vivimos bien solo desde hace cinco. Curiosamente desde que empezó la crisis”, apunta Medina. “Hay gente que te cuenta que está en paro y que gasta el poco dinero del que dispone en ir a verte al teatro“, apostilla Vallespín mientras su compañero replica: “También procuramos que los precios sean populares”.

Manuel Medina asegura que, aunque le cuesta definir el espectáculo, “el público pasará dos horas y media sin parar de reír”. Esta capacidad para conectar con la gente a través del humor la achaca a una persona muy cercana: “Mi madre era capaz de llegar al mercado y decirle a una señora: Conchi, ¿al final te moriste tú o tu hermana”, narra a carcajadas.

Pese a todo, ambos actores coinciden en destacar la importancia del trabajo y de la dedicación, algo que, según Vallespín, “merece la pena cuando el público se pone en pie para darte un aplauso”.

Eso sí, también van al unísono cuando manifiestan su pasión por un oficio en crisis que ve un oasis en su ejemplo: “Yo me paso las 24 horas del día con un sentido del humor peligroso encima”, ríe Medina. Para comprobar cómo está de afinado, desde las siete, en el Teatro Isabel la Católica, los Dos Hombres Solos estarán acompañados por el público granadino.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *