Sábado, 21 enero, 2017

Mantén a salvo tu información digital con estos consejos

Las contraseñas son una medida de seguridad para proteger nuestra identidad digital y con ella salvaguardar nuestra privacidad, y por comodidad, suelen ser cortas y tan comunes como el nombre de nuestra mascota, lo que no suele ser un garantía de protección

La contraseña | Foto: E.P


image_print

Las contraseñas son una medida de seguridad para proteger nuestra identidad digital y con ella salvaguardar nuestra privacidad, y por comodidad, suelen ser cortas y tan comunes como el nombre de nuestra mascota, lo que no suele ser un garantía de protección.

Actualmente las personas son centros de generación permanente de datos: transacciones bancarias, informes médicos, imágenes personales, entre otros. Todo está en la red y, en general, a través de acceso con contraseña. Su robo conlleva un elevado coste personal y económico.

“Manejamos contraseñas para todo y no somos conscientes de su vulnerabilidad y de la posibilidad que puedan ser robadas”, ha comentado la abogada de DAS España, Patricia Plaza. “Es imprescindible gestionar nuestra información digital con atención y tener en cuenta que en la elección de las contraseñas está en juego el acceso a nuestras cuentas bancarias, tarjetas de crédito o la identificación de nuestro domicilio”.

CONSEJOS DE SEGURIDAD

Proteger nuestra información digital puede ser sencillo, si se tienen en cuenta estos consejos:

1.Cuando realizas transacciones en la red, lee la letra pequeña y revisa las políticas de protección de la seguridad y protocolos de actuación de los portales. Son documentos en los que se informa de cómo actuar ante posibles vulneraciones de datos.

2. Revisa las preguntas para recuperar tus contraseñas. Según estudios, la mayoría de personas utilizan preguntas sencillas que se pueden predecir en 1 de cada 10 intentos. Sigue las recomendaciones técnicas comunes en la elección de las contraseñas: más de 8 caracteres, alfanuméricas, cambiarlas de forma regular, etc.

3. Protege el acceso a tu dispositivo móvil. Tu teléfono contiene toda tu vida digital, bloquéalo cuando no lo uses. Incluso los que funcionan con sensor de huella dactilar pueden ser “hackeados”.

4. Revisa la política de protección de datos de las aplicaciones que utilizas y quién es el responsable del tratamiento de tus datos. En caso de vulneración sabrás a quien reclamar.

5. Prevenir es la mejor solución. En el testamento incluye cómo quieres que se gestione tu herencia digital y designa a alguien que lo haga por ti. Gran parte de nuestra actividad diaria es digital y deja huella: desde el acceso a la web del banco, el perfil de una red social o el historial médico en la mutua sanitaria. Evita que sean objeto de prácticas ilícitas cuando ya no estés.

QUÉ HACER ANTE EL ROBO DE CONTRASEÑAS

Si hemos sido víctimas del robo de una contraseña, el primer paso es denunciarlo al responsable de la gestión de la cuenta, sea un medio social o la entidad bancaria. Si hemos facilitado datos de la tarjeta de crédito, informar al banco para que la bloquee.

Conviene, además, anticipar la denuncia ‘online’ ante las autoridades policiales, que el afectado deberá confirmar posteriormente de forma presencial en la comisaría.

“La mejor recomendación es mantenerte atento a los cambios que detectes en tus cuentas y haz un seguimiento de tus gastos, por pequeños que sean los importes. Y si dudas, cambia de contraseña”, ha afirmado Plaza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *