Sábado, 27 Mayo, 2017

Málaga disfruta de un anticipo de la fiesta que vivirá Granada con el Mundial

La capital vecina fue la sede de la Copa del Rey de baloncesto, que contó con la presencia de una docena de los jugadores que estarán el la capital nazarí con sus selecciones

Manuel Herrera @manuelherrerapr


image_print

Sergio Rodríguez atravesó la pista como una exhalación para tratar de recuperar en apenas ocho segundos lo que el Real Madrid había perdido en un minuto de desconcierto. El Barcelona, que llegó a ir siete abajo en los compases finales, defendía la última jugada con un punto de ventaja tras el 2+1 de Brad Oleson ante Boroussis.

El ‘Chacho’ llegó al límite de la zona y se encontró con la ayuda de Papanikolaou, que le cerraba el paso. Fue entonces cuando el base canario se frenó, miró a su derecha y encontró a Llull, libre de marca después de que el griego le soltara para ir en busca del balón. El escolta blanco recibió la bola, lanzó y el Martín Carpena se quedó en silencio. Una décima para el final del partido, canasta. El Real Madrid era el nuevo campeón de la Copa del Rey.

En un segundo, la gloria cambió de bando y Navarro, que ya se imaginaba con el trofeo en las manos, vio cómo Felipe Reyes alzaba la Copa del Rey al cielo de Málaga mientras la afición blanca rugía desde la grada. Es el baloncesto, un deporte en el que las alternativas se suceden entre canasta y canasta para emoción y sufrimiento de sus abnegados seguidores.

Málaga disfrutó ayer de un momento histórico para el baloncesto español con esa ajustada resolución del título copero, pero, en tan solo unos meses, Granada tendrá la fortuna de vivir esas mismas sensaciones en el contexto de un evento mucho mayor: la Copa del Mundo.

El pabellón Martín Carpena contó con la presencia de una docena de los 72 jugadores que estarán presentes en la primera fase de la Copa del Mundo en Granada. La mayor parte de ellos llegarán a la capital nazarí con ‘la roja’, pero también se dejaron ver por la capital vecina varios representantes de otras tres selecciones:

España: Al menos la mitad de los jugadores que acudirán al Mundial con el combinado de Orenga estuvieron en Málaga. Fernando San Emeterio, que fue el triste protagonista de la eliminación del Baskonia; Juan Carlos Navarro, que no pudo alzar su séptimo título en la competición del KO con el Barcelona; y los madridistas Sergio Llull, Sergio Rodríguez, Felipe Reyes y Rudy Fernández participaron de la fiesta de la Copa del Rey.

El caso de Nikola Mirotic: El ala-pivot español de origen montenegrino volvió a evidenciar que la decisión de Orenga no será fácil. El jugador del Real Madrid, que fue el MVP de la Copa del Rey, se disputa la plaza de nacionalizado en el Mundial con el interior de los Oklahoma City Thunder, Serge Ibaka, que, en principio parte con ventaja sobre la estrella blanca. No obstante, sus últimas actuaciones le han consolidado como una de las grandes figuras del baloncesto europeo y podrían sembrar las dudas en el seno federativo.

La posibilidad de Carlos Suárez: El exjugador del Real Madrid, actualmente en el Unicaja, se encuentra entre los potenciales seleccionados por Orenga para la Copa del Mundo. El alero del conjunto malagueño no parece contar con demasiadas opciones, pero la temporada en blanco que está viviendo Claver en los Blazers le abre una puerta para subirse al tren de torneo más importante de la FIBA.

Serbia: El pívot del Unicaja de Málaga, que cayó a las primeras de cambio, Vladimir Stimac, estará en la Copa del Mundo con Serbia. El interior balcánico tratará de mejorar sus prestaciones en el evento internacional después de su mala experiencia en el torneo del KO.

Francia: Una de las opciones de la Selección francesa para el puesto de escolta es Fabien Causseur, que anotó cinco puntos en la derrota de su equipo, el Baskonia, ante el Valencia Basket. Por su parte, Heurtel, otra de las alternativas ‘bleu’, causó baja en la Copa con el conjunto vitoriano por lesión.

Brasil: La canarinha contó con dos de sus potenciales internacionales en la Copa del Rey. Por un lado, Rafa Hettsheimeir tuvo un papel testimonial en la pobre actuación del Unicaja, mientras que Marcelinho Huertas fue uno de los grandes artífices del buen papel del FC Barcelona y permitió al conjunto azulgrana competir por el título hasta el último instante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *