Miércoles, 18 enero, 2017

Magdalena Álvarez comparece por segunda vez ante Alaya

Como imputada en el caso de los ERE

Álvarez
E.P


image_print

La juez que investiga el caso ERE fraudulentos ha citado a declarar por segunda vez como imputada a la exconsejera de Economía y Hacienda de la Junta y exministra de Fomento, que ya compareció ante la magistrada en octubre por presuntos delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos.

La magistrada Mercedes Alaya tomó la decisión de citar a declarar nuevamente a Magdalena Álvarez después de que la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla anulara parcialmente el auto de 28 de junio en el que la instructora imputó a la exconsejera y le pidiera que dictara una nueva resolución en la que “concrete” y “precise” los hechos que le atribuye.

Así, la juez ha citado a la exministra este jueves, a partir de las 11,00 horas, “a fin de colmar la exigencia de su derecho de defensa” y “por si quisiera ampliar algún extremo de su declaración”, todo ello después de que, en su primera comparecencia, la imputada asegurara que “nunca” conoció los reparos que realizó la Intervención General de la Junta a la forma en que se estaban dando las ayudas.

En el auto donde cita por segunda vez a la exconsejera, la magistrada dice que, el pasado 8 de octubre, ya leyó “detenidamente” a la exconsejera su imputación, basada en “su ilícita intervención en los hechos y los pasos que dio en connivencia con otros para instaurar el ilegítimo sistema de las transferencias de financiación para la concesión de subvenciones sociolaborales” por la Consejería de Empleo, primero “a través de las modificaciones presupuestarias y luego a través de la inclusión del sistema en las sucesivas leyes de presupuestos”.

La juez también aludió a la posible participación de aforados en los hechos, en respuesta al auto de la Audiencia Provincial de Sevilla, donde este tribunal le advertía de que “podría haberse alcanzado el límite máximo de instrucción por el juez ordinario antes de elevarse la causa al juez competente en las causas por aforamiento”.

Pues bien, la instructora dice que “cierta es la posible participación de aforados”, y recuerda para ello el auto en el que abrió el proceso para imputar a los expresidentes de la Junta José Antonio Griñán y Manuel Chaves y a cinco exconsejeros, todos ellos aforados al tratarse de diputados en el Congreso o de parlamentarios andaluces.

“EL FINAL DE LA INSTRUCCIÓN NO ESTÁ LEJOS”

Al hilo, asevera que “con la provisionalidad antes mencionada, y con la convicción de que al menos la mayor parte de la causa es inescindible”, puede afirmarse que “el final de la instrucción no está lejos, más bien lo contrario, pero todavía queda un trecho de importancia capital, no por el tiempo que ha de invertirse, sino por los contenidos que han de incorporarse a la causa para completar la investigación a fin de determinar el grado de participación delictiva que pudieran haber tenido algunos de los aforados señalados”.

La juez asegura que, antes de considerar alcanzado ‘el límite máximo de la instrucción’, deben incorporarse a la causa dos atestados de la Guardia Civil sobre las ayudas a la Sierra Norte de Sevilla y sobre el IFA/IDEA y la Consejería de Innovación.

Asimismo, la Intervención General del Estado tiene que entregar un informe pericial cuyo contenido “es imprescindible” a fin de “entender el proceso, cómo se inició y desarrolló, su idoneidad o su ilegalidad” y de “individualizar en su caso las conductas presuntamente delictivas de aforados y no aforados”, mientras que la Dirección General de Seguros debe aportar el informe de las sobrecomisiones solicitado.

“UNOS POCOS INCANSABLES”

“Durante este periodo de tiempo, corto pero intenso, esta instructora debe continuar con el calendario de declaraciones y estudiar los informes que vayan llegando, que a buen seguro tendrán una extensión considerable”, dice la juez, que señala que, por tanto, “este equipo, ellos y yo, necesitamos calma para afrontar esta última etapa de trabajo y estudio, para encajar los cambios que puedan producirse todavía y poder en suma culminar con dignidad el trabajo que iniciamos hace menos de tres años ‘unos pocos incansables'”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *