Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Madre de Marta del Castillo dice que "todos los días" teme el momento en que la Policía deje de buscar

Pide a Carcaño que "afine más" en los datos que aporta a la Policía para "hacer más fiable" la búsqueda en Majaloba

E.P


image_print

Este día 24 de enero estará marcado a fuego para siempre en la memoria de los padres de la joven sevillana Marta del Castillo y es que un día como hoy, pero hace ya cinco años, desapareció su hija, sin que hasta ahora se haya encontrado su cuerpo, a pesar de la confesión de su asesino, Miguel Carcaño.

En declaraciones a Europa Press Televisión, la madre de Marta, Eva Casanueva, ha asegurado que “todos los días” teme el momento en que reciban una llamada de la Policía Nacional informándoles de que abandonan la búsqueda de su hija, aunque tiene claro que de ser así, serán ellos los que “seguirán buscándola”.

Además, ha aprovechado para exigir al asesino confeso de la joven que “afine más” en los datos que aporta a la Policía para “hacer más fiable” la búsqueda en la finca Majaloba.

Casanueva ha señalado que la investigación sigue en curso “con los medios que pueden” gracias al “empeño” del Jefe Superior de Policía Nacional, pero “cuando decidan que esto ha terminado se hará policialmente” porque “si no se llega a encontrar a Marta seguiremos buscándola nosotros”.

En este sentido, ha reconocido que la Policía “se lo ha tomado como algo personal”, si bien es consciente de que “depende de una orden de arriba” por lo que en el momento en que dejen de buscar el cuerpo de la joven sevillana “se cerrará el caso policialmente al igual que se ha cerrado judicialmente”.

Ante este temor que embarga a la familia, Eva ha aprovechado la ocasión para pedir a Miguel Carcaño que “afine más” en los datos que ha ido dando a los agentes con el fin de “hacer más fiable” la búsqueda, ya que “todo es campo y es muy difícil afinar en un sitio concreto cuando ha cambiado mucho el paisaje en esa carretera”.

“YA NO PUEDO CONFIAR EN LA JUSTICIA”

Preguntada por si sigue creyendo en la justicia española, ha afirmado que a su parecer “la Justicia no es igual para todos” y, de hecho, se ha mostrado “decepcionada” por el poder judicial. “Yo ya no puedo confiar en la Justicia, nosotros tenemos que seguir el juego, tendremos que luchar hasta donde podamos y eso conlleva, paralelamente, presentar recursos, reclamaciones y todo lo que nos permita la ley, pero esperanzas no me dejan tener en ellos”, ha manifestado.

No obstante, ha alabado el trabajo que llevó a cabo el juez instructor, Francisco de Asís Molina, teniendo en cuenta “todo lo que se investigó en ese momento”. Sin embargo, ha criticado el “cúmulo de mentiras” que atribuye a los implicados en el caso y al propio Carcaño. “Las mentiras no están penadas, sino que se amparan y con esos errores que para mí tiene la ley el delincuente se aprovecha”, ha denunciado.

De hecho, ella sigue manteniendo que Carcaño no pudo hacer desaparecer él solo el cuerpo de su hija. “No es una desaparición que no tienes por donde tirar, sino que ha habido una serie de personas de las que la justicia ha dicho que son inocentes pero Miguel Carcaño no lo pudo hacer solo”, ha indicado. Por ello, aunque ha admitido que “hay momentos de altibajos, de cansancio y de querer tirar la toalla” se siente “impotente” porque “a fecha de hoy” todavía no ha podido enterrar a su hija y es cuando saca “la fuerza para seguir luchando”.

Sobre las costas judiciales que deben abonar al hermano de Carcaño, Francisco Javier Delgado y a Samuel Benítez, ha asegurado que siente “rabia e impotencia” porque “no se ha hecho justicia” y además tienen que “pagar a estos individuos”. “Se te revuelve todo por dentro y con eso lo digo todo”, ha afirmado.

LOS AMIGOS, UN REFLEJO DE MARTA

Hoy, el día en que se cumplen cinco años sin Marta, la familia de la joven se siente “casi como al principio, sin saber qué pasó realmente con Marta”. “El dolor es el mismo, yo me levanto con la misma pena todos los días y con el único pensamiento de a ver si es hoy el día en que aparece mi niña”, ha manifestado.

Además, en un día como hoy “los recuerdos de aquel 24 de enero de 2009” se suceden en la mente de todos los miembros de la familia. “Son momentos tan duros que ninguna madre se los desea a nadie”, ha asegurado porque, según Eva, no es sólo la ausencia de Marta, sino todo lo que ha transcurrido durante estos cinco años.

“Lo primero de todo es que el cuerpo de mi niña no ha aparecido y para nosotros esa es la prioridad, que podamos encontrarla”, ha expresado y ha añadido que, sin embargo, “echas la vista atrás y piensas que estás casi como al principio, sin saber qué pasó realmente con Marta”.

Por ello, le gusta mantener el contacto con los amigos de su hija, “saber como les va la vida, sus ilusiones y expectativas”. De alguna manera, ha indicado, le alivia el dolor que siente por la pérdida de Marta. “Veo en ellos el reflejo de lo que podía haber sido mi hija”, ha asegurado.

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del día 24 al 25 de enero de 2009 en un piso de la sevillana calle León XIII propiedad del hermano del asesino confeso. A mediados de febrero de 2009 fueron detenidos tanto Miguel Carcaño como su amigo Samuel Benítez, confesando el primero de ellos haber acabado con la vida de la joven y, posteriormente, haber arrojado su cuerpo al río Guadalquivir con la ayuda tanto de Samuel como del ‘Cuco’. Posteriormente, fueron detenidos el menor, el hermano de Miguel y, por último, la novia de Francisco Javier.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *