Lunes, 20 Agosto, 2018

            

Machís regresa al Alcoraz convertido en estrella del Granada CF

El extremo venezolano vuelve al estadio en el que comenzó a despuntar en España | En Huesca, jugó su primera temporada en Segunda División y anotó 10 goles

Darwin Machís celebra su gol ante la Cultural Leonesa | Foto: Gabinete
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

Si el Granada CF tiene un jugador determinante, ese es Darwin Machís. El extremo venezolano es el máximo goleador del conjunto nazarí, con 12 tantos, y el máximo asistente, igualado a cinco pases de gol con Víctor Díaz, lo que hace que sea uno de los futbolistas que más valora la afición granadinista, sensación reforzada tras los cuatro partidos de sanción que ha cumplido. Sin embargo, la relación entre Darwin Machís y el Granada CF no siempre fue tan idílica.

De hecho, no ha sido hasta esta temporada cuando ha conseguido hacerse un hueco en la primera plantilla rojiblanca. Hasta entonces, su carrera desde que firmase con el Granada en 2012 se había se había desarrollado entre el filial rojiblanco y las continuas cesiones -hasta cuatro en cinco temporadas-. Uno de estos préstamos lo llevó al Huesca en la temporada 2015/2016, que fue su primera experiencia en Segunda División.

Su nombre aún era desconocido, pero no tardó en hacerse con la banda del Alcoraz. De hecho, comenzó la campaña como titular en el conjunto oscense, hecho en el que, quizás, influyó que se tratara de la primera cesión que le permitía comenzar la competición a la par que su equipo. Sea como fuere, en dicha condición disputó 37 de los 38 encuentros que jugó en Liga, a los que hay que sumar dos de Copa de los que salió de inicio en uno.

En la que ha sido, hasta esta, su mejor campaña como jugador, Machís comenzó a hacerse notar, y lo hizo a base de goles. El ‘vinotinto’ marcó nueve tantos en Liga y otro en Copa del Rey, cifras a las que hay que añadir un total de tres asistencias, si bien mostró un aspecto que aún hoy le pasa factura. En dos ocasiones, Machís fue expulsado por recibir dos cartulinas amarillas, de las que acumuló 14 en total.

Pese a ello, se ganó el cariño de la afición oscense, entre la que se extendió la idea de que pronto estaría en Primera División. Lo cierto es que sus vaticinios terminaron por cumplirse, ya que la temporada siguiente dio un salto de categoría. No fue con el Granada, equipo en el que ya había debutado en la élite del fútbol español, sino que defendió los colores del Leganés tras una nueva cesión que, esta vez sí, fue cuestionada por la hinchada nazarí.

En el conjunto madrileño no tuvo el protagonismo del que había gozado en Huesca, pero el destino quiso que su estreno goleador en Primera -hasta ahora, además, el único tanto que ha marcado en la categoría- fuese ante el Granada CF, al que le asestó una estocada que fue casi definitiva para su descenso.

Ahora, Machís ha batido los registros conseguidos en el Huesca y su ambición en el terreno de juego hace prever que quiere más. Como muestra está su reencuentro con el gol en su regreso tras pasar cuatro partidos ausente. Las galopadas del venezolano volverán a la banda del Alcoraz, aunque ahora los aficionados aragoneses no podrán disfrutarlas, sino que las temerán y, quizás, las sufran, como ocurrió en el encuentro de la primera vuelta, en el que anotó el 2-0 definitivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.