Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

Machís marca el camino del ascenso ante el Lorca

Los de Oltra realizaron un partido de ensueño con un abultado marcador | El venezolano del Granada CF, con tres goles y una asistencia, fue el mejor del partido

Machís celebra uno de los goles de la noche ante el Lorca | Imagen: Granada CF
José L. Moreno | @morenoluaces


image_print

El Granada CF recibía a un rival que no había sido capaz de ganar fuera de su campo. El peligro del gato arrinconado no daba buena espina, pero los rojiblancos fueron capaces de controlar a la bestia. El Lorca llegaba a Los Cármenes con las uñas sacadas para empezar a despegar en esta Liga 123. Con las nuevas incorporaciones en la convocatoria, Oltra despejó la incógnita alineando a Chico Flores y Saunier en el centro de la zaga. Sergio Peña, que salía de lesión, finalmente se quedó en el banquillo. Alberto Martín, en cambio, salía desde el inicio por el lesionado Baena. Tanto Espinosa como Martín no dejaron al público echar de menos a nadie. El 4-1 en el marcador dejó clara la eficacia de la pizarra que pone al equipo como segundo clasificado.

Los rojiblancos sabían que delante tenían a un rival herido y comenzaron golpeando desde el principio del choque. Los de Oltra jugaron directos hacia la portería de Dorronsoro y a los nueve minutos Machís enganchó un balón desde el lateral del área para poner por delante a su equipo. Llegó tras un saque de falta botado por Pedro que despejó la defensa del Lorca. Los de Curro Torres se encontraban acorralados y sin muestras de salir hacia adelante.

Tras el gol, se puede decir que el Granada CF se acomodó sobre el verde del Zaidín. Los lorquinos presionaban la salida del balón rival, pero los rojiblancos daban la sensación de sentirse superiores. Nando llegó a la portería de Javi Varas, pero la jugada, aislada, quedó en nada. Esa comodidad fue un arma de doble filo para los granadinistas. El Lorca, al ver sus opciones metido en su campo, comenzó a presionar. Y la relajación local, combinada con las ganas lorquinas se tradujeron en más peligro para los de Curro Torres. Esto provocó que el Granada CF se centrara en salir más a la contra. Y el especialista a los pies de la Alhambra en este tipo de jugadas, Darwin Machís, se introdujo en el área para que fuera derribado. El vinotinto fue el encargado de materializar el 2-0 a falta de cinco minutos para el descanso.

Los dos goles de la primera parte parecieron servirle a Machís de bebida energética. Nada más arrancar el segundo asalto, el once del Granada realizó una diagonal imposible de seguir para sus rivales. El balón se lo cedió finalmente a Espinosa, que disparó desviado.

Con una hora de juego trascurrida. Abel Gómez entró al terreno de juego entre los aplausos de la grada. Con la gente aún centrada en ovacionar al mediocentro tan querido a los pies de la Alhambra. Tropi enganchó una gran volea que rebotó en el palo y acabó siendo el primer tanto lorquino. Javi Varas no pudo hacer nada ante semejante disparo. La diferencia en el marcador era menor, pero la tensión en el campo fue en aumento para los locales.

Los fantasmas del pasado empezaron a asomar la cabeza. Con el gol encajado, los de Oltra comenzaron a titubear en las acciones. Pero una contra de manual puso el tercero del Granada. Machís llegó hasta la medular para cedérsela a Joselu. Al delantero rojiblanco no le tembló el pulso y batió a Dorronsoro. Con el partido cuesta abajo para los nazaríes, Machís firmó el triplete con una gran acción. Recortó a su defensor dentro del área y puso el esférico al palo largo. El 4-1 que marcaba el luminoso de Los Cármenes hacía que el estadio fuera una fiesta. Incluso pudieron ser más, pero la cosa se quedó ahí, que no está mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *