Lunes, 23 Octubre, 2017

            

M-Clan, el ‘sueño americano’ en Granada | Vídeo

La banda murciana puso de largo su último trabajo en el Palacio de Congresos, donde su cálida música levantó al público de sus asientos

Los M-Clan en el Palacio de Congresos | Imagen: Javier Martín Ruiz
Javier Tejero


image_print

Tonos cálidos, un sol poniente proyectado en una tela que envuelve todo el escenario, calidez de cuerdas rasgadas en una música ambiente que preparaba la salida a escena (o a una playa solitaria) de la banda… M-Clan iniciaba la gira de presentación de su último disco, Delta, en Granada, una ciudad a la que dicen tener especial cariño. Y parece que quieren poner mucha atención en que lo extramusical acompañe y aporte el ambiente adecuado. La música de este nuevo disco aporta una pausa y un poso de madurez, que junto a las imágenes conforman una contemplación melancólica y también de búsqueda interior.

El concierto empezaba con algo de retraso debido a problemas con las proyecciones que iban a acompañar parte del concierto. Casi todos coincidían en la sorpresa por ver un aforo que apenas llegaba a la mitad… Aunque la sala García Lorca del Palacio de Congresos es muy grande, y además la gente iba sumándose con algo de retraso también. Pero sí, se esperaba algo más de público.

EL SUEÑO AMERICANO

Desde que anunciaron cómo iban a grabar este disco, inmediatamente pensé: estos tipos han cumplido su sueño americano (y el de más de uno). Grabar un disco en Nashville, con mister Brad Jones, y con músicos locales (de los que se dice que tienen un toque de terciopelo). Era una incógnita ver cómo la banda española, con nuevas incorporaciones además, se adaptaba a esta circunstancia. Y la banda respondió, sin duda, con todo tipo de recursos (qué importante se está haciendo en bandas de primer nivel tener multiinstrumentistas).

Ya en la primera canción, Grupos Americanos, la gente abandonaba sus asientos. Control, un sonido cálido y redondo y las imágenes de “sus grupos” americanos de siempre acompañando, como un homenaje a aquellos que mostraron ese camino. Esperaba un concierto repleto de pedal steel, acústicas de todas las formas y colores y un vaso de zarzaparrilla apoyado en la barra de un ‘saloon’, por qué no. Las dos primeras cosas se cumplirían (lo otro es más bien innecesario). Pero para sorpresa de todos, El Segundo tema fue Souvenirs; normalmente al presentar un disco se tocan todas las canciones del mismo, aunque no sean todas seguidas, y después se ofrecen clásicos… pero en este caso iban a estar intercalándose todo el tiempo.

Quisiera hacer mención especial a Caminos secundarios (bien podría ser la nacional dos), una balada country que es una oda a las cosas sencillas. Un estribillo inapelable y el más puro ambiente sureño, con una instrumentación y unos coros exquisitos. Fue la tercera del concierto y todo iba sobre ruedas.

Cuando uno empieza la gira de presentación de un disco, normalmente pasan dos cosas: cierto agarrotamiento o inseguridad ante un repertorio nuevo que tienes que defender, y un intento de ser lo más fiel posible al sonido de la grabación. Lo primero se produjo, en algunas canciones más que en otras. Lo segundo, con Carlos Tarque en tu banda, es imposible. Es un animal de escenario (incluso de butacas), un maestro de ceremonias que controla banda, técnicos y público con sólo un gesto. Y no para de moverse, de variar melodías, de meter frases de clásicos americanos o improvisadas, de jugar con su colección de chaquetas y panderetas, de hacer malabares, incluso te imita a Tom Petty (brutal ese momento). Cuando lo has visto unas cuantas veces ya parece un colega vacilándote y contándote sus cosas, eso sí, con una voz hecha para el soul.

NO TENEMOS PRISA

Eso decía Carlos mientras con su camarada Ruipérez seguía mezclando canciones nuevas y viejas. Al sonar La Esperanza, un auténtico single con todos los ingredientes, la gente estaba totalmente en el bolsillo. Poco después se producía un interludio de música grabada y proyecciones que buscaban un ambiente más íntimo y recogido, con taburetes y acústicas, camino a California (un nombre tan inspirador de música, recuerdos, cafeterías…). Después sonaba Delta, y yo no paraba de pensar “esta canción es preciosa”. Y lo es, no paro de repetir en mi mente esas frases melódicas descendentes. Pero justo después caíamos en el momento más difícil del concierto… Hay un par de canciones que si a ellos no les convencen no podrán convencernos a los demás, al menos fue mi sensación. El transcurso de la gira dirá si esos temas evolucionan y se asientan (son, de hecho, los que menos he escuchado de este nuevo disco). Tuvieron que despertar a Maggie para despertar al respetable.

Este segundo bloque terminó solemnemente con Todo lo joven muere hoy; para mí, la mejor del nuevo disco. Y después de disfrutar de un cierre tan sólido y musical, el siguiente bloque empezaba con El viaje, un tema de los que menos se han prodigado, pero uno de mis favoritos de toda su discografía. Aquí ya había que dar el todo por el todo.

ARDER Y ARDER

El último bloque comenzaba íntimo y desgarrador, con un momento de confesión (Noche de desolación). La principal cuestión, incógnita e interés de este concierto era ver cómo la banda se adaptaba a este nuevo repertorio grabado por otros músicos, y nada menos que en Nashville. Y como he dicho antes, la banda responde muy bien, y casi nos logran sumergir en ese mundo idealizado, todavía con algún pequeño desajuste. Pero el pecado fue intercalar tanto clásico constantemente; me quitó un poco la sensación de continuidad, no te deja valorar el disco en conjunto, y más cuando el disco tiene una temática y un envoltorio tan concreto. De todas formas ellos saben que ya son un clásico del rock español, saben lo que funciona en cualquier circunstancia, y lo hacen muy bien, qué demonios. Sigo pensando que son uno de los mejores directos de nuestro país.

El concierto terminó, como yo esperaba (y es que no podía ser de otra manera), queriendo arder y arder, como luciérnagas al anochecer, en un concierto salvaje. Sí, creo que me quedaría a vivir en conciertos como éste.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

Pincha sobre la imagen para ver la galería

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *