Martes, 17 enero, 2017

Los Zigarros: Salud y Rock n’ Roll

El grupo valenciano hizo vibrar a los granadinos el viernes por la noche

Los Zigarros
Los Zigarros durante su concierto en la Sala Industrial Copera | Foto: Javi Tejero
Javi Tejero


image_print

I know, it’s only rock n’ roll, but I like it… Quien va a ver a Los Zigarros sabe a lo que va. La noche del viernes 20 de mayo, un puñado de adeptos del rock n’ roll más puro se dejaron caer por la Industrial Copera para ver a un grupo que está dando mucho que hablar. La gira de presentación del disco A todo que sí traía al grupo valenciano a tierras granadinas, a una sala que reúne muy buenas condiciones… pero está retirada, factor que ahuyenta bastante público.

A las diez y cuarto de la noche aún se escuchaba desde fuera al batería probando sonido, lo cual ya aseguraba que no empezarían puntuales (el concierto estaba programado para las 22:30). Y efectivamente, costaría arrancar. A las 23:00 salían a escena tras una selección musical que no tenía nada que ver con lo que se iba a escuchar en el concierto (lo más cercano era Crowded House, está todo dicho).

El público apenas llegaba a la mitad del aforo; una pena, teniendo en cuenta la calidad musical que había sobre el escenario. Volvemos a la misma reflexión: la lejanía de la sala quizá ahuyenta a mucha gente, pero yo añado: ¿existe en nuestra ciudad una sala más céntrica adecuada y preparada para este tipo de conciertos? El grupo comenzó a medio gas, a pesar de los esfuerzos de Álvaro por animar la cosa, pero pronto demostrarían todos que son unos profesionales, y sobre todo: que viven el rock n’ roll.

Yo creo que el detonante fue un blues que acometieron con especial inspiración, y en el que Álvaro se marcó un solo precioso. Ahí es cuando todo el mundo se dio cuenta de que había una banda de rock sobre el escenario, con un sonido limpio y contundente ante el que es imposible quedarse indiferente. A partir de ahí la noche se encendió, y todos vibramos con un directo potente y preciso, claro como el agua. Intercalaron canciones de su segundo disco con otras anteriores, y con algunas versiones clásicas (como You really got me o Wild thing, con la que empezaban el bloque de bises).

Los hermanos Tormo son dos animales de escenario, y son animales del rock n’ roll más puro. Sus interacciones son totalmente naturales, parece que están en casa improvisando algo. Letras directas y sencillas, mensajes muy claros, música que sólo persigue disfrutar con la misma… Y rock (and roll) de factura muy auténtica.

Los Zigarros suenan a asfalto, a whisky derramándose, a cuero… Quizá sean el eslabón perdido del rock español, que no tenía algo así en primera plana desde Tequila, Burning o Los Rebeldes (por decir algunos referentes que se le vienen a uno a la cabeza al escuchar a Los Zigarros). Es un soplo de aire fresco en el panorama musical actual, porque aunque muchos quieran calificar este tipo de música como trasnochada, su escucha transmite vida, transmite puro nervio. Lo dicho, salud y Rock n’ Roll.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Yo estuve allí. Y una pena que no fuera más gente la verdad. Una sala quizás, demasiado grande.
    Pero el concierto fue IMPRESIONANTE y todos los que allí estuvimos VIBRAMOS con auténtico ROCK N’ ROLL.