Jueves, 19 Octubre, 2017

            

Los versos de María Zambrano y las poetisas del 27 inspiran un proyecto contra la violencia de género en las aulas

El cantautor Paco Damas pone música a los poemas de las escritoras de la Generación del 27, con motivo de su 90 aniversario

Imagen ilustrativa Paco Damas | Autor: Gabinete
Gabinete


image_print

“Las Sinsombrero” es el título de un nuevo proyecto didáctico para trabajar por la igualdad y contra la violencia de género en las aulas, a través de la música, que patrocina la Diputación de Granada. El proyecto, que está destinado a los alumnos de secundaria y bachillerato, nació el año pasado a raíz de un concierto de Paco Damas para la clausura de la primera edición del Ciclo “Cultura y Memoria Histórica” de la institución provincial. Ahora, un año después, el músico jienense ha logrado el apoyo de distintas instituciones públicas y privadas, entre ellas la Fundación Cultura de Paz, presidida por Federico Mayor Zaragoza.

El objetivo del proyecto es doble: primero, luchar contra la violencia de género en las aulas; y segundo, recuperar la figura y obra de las poetisas que integraron la Generación del 27, con motivo de su 90 Aniversario. El responsable de la idea, la producción ejecutiva y de la realización del proyecto es el compositor y músico andaluz Paco Damas (Torredonjimeno, Jaén), que ha puesto música contemporánea a los versos de estas poetisas y está coordinando toda la producción y elaboración de los materiales didácticos.

A través de la música de Damas, un grupo de profesores expertos en la materia están elaborando una guía didáctica interactiva cuyo eje conductor son los versos de María Zambrano, María Teresa León, Rosa Chacel, Ernestina de Champourcín, Concha Méndez, Josefina de la Torre y Ángela Figuera.

Al convenio de colaboración firmado esta semana en Madrid por la diputada provincial de Cultura y Memoria Histórica y Democrática, Fátima Gómez, y el presidente de la Fundación Cultura de Paz, Federico Mayor Zaragoza, se han sumado otras instituciones en calidad de entidades patrocinadoras, como las Diputaciones de Cádiz y Ciudad Real, el Instituto Andaluz de la Mujer, el Ayuntamiento de Málaga y la Consejería de Educación, Cultura y Turismo de Castilla La Mancha. Además, colaboran la Universidad de Granada, Canal Sur, los Ayuntamientos de Santiago de Compostela y de La Solana (Ciudad Real) y la Fundación Anastasio de Gracia. La presentación oficial del proyecto tendrá lugar el próximo 20 de noviembre, coincidiendo con el Día Internacional contra la violencia de género.

 El origen del proyecto

La primera edición del ciclo “Cultura y Memoria Histórica (1960-1978)”, organizado por la delegación de Cultura y Memoria Histórica de la Diputación de Granada en homenaje a las víctimas de la represión franquista, se clausuró el pasado 29 de abril de 2016 con un concierto del cantautor Paco Damas en el Palacio de los Condes de Gabia.

Damas recuperó para la ocasión, a través de 14 composiciones musicales, la memoria de “las mujeres que se quitaron el sombrero”, como acto de rebeldía ante el corsé intelectual que las relegaba al papel de esposas y madres, y que participaron sin complejos en la vida intelectual española en los años veinte y treinta. Entre ellas destacan Rosa Chacel, Concha Méndez, Ernestina de Champourcín, María Teresa León, Maruja Mallo, María Zambrano o Josefina de la Torre. Mujeres libres y rompedoras, que se anticiparon e hicieron posible a las mujeres de hoy.

El cantautor manifestó entonces que el concierto era “una apuesta por la igualdad, la recuperación y la visibilidad de esas mujeres olvidadas, que nunca recibieron el reconocimiento social y que nunca formaron parte de las antologías de la Generación del 27”. Damas explicó que “tras un proceso de investigación, el espectáculo “Las Sinsombrero” nació a partir de una anécdota de Maruja Mallo y Concha Méndez, junto a Lorca y Dalí, que un día allá por los años 30 estando en la Puerta del Sol decidieron quitarse el sombrero -cuando toda la sociedad de entonces lo llevaba-, como una forma de reivindicar que no eran tenidas en cuenta, y en ese momento, los ciudadanos las vilipendiaron y las insultaron y de ahí nace el movimiento del “sinsombrerismo”, que promovió que cada vez que llegaban a un acto ellas se quitasen el sombrero”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *