Domingo, 19 Agosto, 2018

            

Los turistas se rinden un verano más al encanto de la Alhambra

Durante la primera quincena de julio se vendieron un total de 120.594 entradas, una media de 8.039 entradas al día

Los turistas buscan la sombra alrededor del Palacio de Carlos V | Foto: Paula Ruiz
Paula Ruiz


image_print

Turistas con sus cámaras colgadas del cuello y mochilas pegadas al cuerpo, disfrutan de los paisajes de la Alhambra durante las mañanas de verano. Y es que ni el calor del mes de julio puede hacer que los excursionistas no visiten la ciudad andalusí, uno de los monumentos más visitados del mundo. Según la gestión de ventas de entradas del Patronato de la Alhambra y el Generalife, durante la primera quincena de julio se han vendido un total de 120.594 entradas, una media de 8.039 entradas al día. Del total de entradas, 37.618 son de grupos organizados, 1.622 de individuales que han sido gestionadas por los agentes, 74.913 de particulares (individuales propiamente dichos), 2.454 del canal educativo y cultural gestionado por el Patronato, 662 del Programa Alhambra Educa, 684 del programa Alhambra Más cerca (visitas de residentes en Granada) y 2.641 son entradas que se han puesto a disposición de la Granada Card y han sido vendidas.

Para llegar al reino Nazarí, subir por la Cuesta de Gomérez es una opción. El ascenso puede ser algo agotador, pero el sonido del agua cayendo a nuestros lados la hace más amena. Al llegar al final de la pendiente comienza el conocido bosque de la Alhambra. Su frondosidad nos permite descansar en la sombra y escuchar la naturaleza. Otro sonido que se puede apreciar es el de los guías explicando los recorridos y monumentos que van a ver. Un guía habla en alemán mientras reparte las audioguías a un gran grupo de turistas. Separándose algo del grupo, una pareja de avanzada edad se acerca a la fuente cuyos numerosos caños de agua llamaron su atención. Klaus y Lisa vienen de Alemania y “cada año pasan semanas de verano en España”. Este año han elegido la ciudad de Granada y aseguran que “la Alhambra impresiona mucho más en persona que en fotos”.

Entrando por la puerta de Los Carros, encontramos en una explanada cuatro cañones de hierro. Quizás lo más llamativo de estas piezas de artillería no es que sirvieron para defender el Reino Nazarí en el siglo XV, si no que se encuentran en la sombra. Quien no se ha hecho una foto apoyado o incluso subido en uno de estos cañones. Una pareja procedente de Linares se hacen fotos juntos a ellos. Vanesa y Adrián cuentan que “la historia que tiene la Alhambra detrás es muy bonita y cuando la ves por primera vez sorprende”. No era la primera vez que ambos venían a la ciudad y aseguran que “quien viene una vez a Granada repite”.

Adentrándonos más en la ciudad de la Alhambra, los turistas no sólo se fascinaban con las torres y los paisajes de su alrededor. Un grupo de turistas rodeaban a un pequeño gato que no se asustaba, como es normal en ellos, cuando la gente se acercaba. Y es que otro punto muy conocido de este lugar son la cantidad de gatos que pasean tranquilamente por la zona. Justo detrás del felino, un hombre fotografía a un joven sentado en el poyete que rodea la zona. Marcos y Juan son dos almerienses que se encuentran en la ciudad granadina para que el joven realice su matrícula y estudie en la Universidad de Granada el año que viene. “Aunque parezca mentira nunca habíamos visitado la Alhambra y eso que hemos venido a Granada muchas veces”, cuenta el padre del joven, Juan. Marcos va a estudiar historia del arte y “está enamorado de todos los rincones de la Alhambra”.

El Palacio de Carlos V fue mandado a construir por el rey Carlos I de España en 1526. La construcción renacentista implantada en el corazón de la Alhambra musulmana llama la atención por el contraste que notamos a simple vista. Dentro, en el patio del palacio, muchas personas se sitúan en el centro de la plaza y miran a su alrededor asombrados. Dos jóvenes con camisetas del Valencia FC pedían fotos a otros turistas. Los valencianos Gonzalo y Álvaro se encuentran de vacaciones y “las han aprovechado para visitar la ciudad y sobre todo la Alhambra”. A ambos “les gusta el turismo y la marcha de Granada”. A las afueras del palacio, sentados en el poyete que lo rodea, los turistas buscan las sombra para descansar y tomar algún que otro aperitivo.

Y es que son muchos los monumentos por ver dentro de la ciudad nazarí y muchas las colas de turistas que esperan para entrar a las zonas deseadas con sus audioguías en las manos. Visitar la Alhambra es una de las mejores opciones que tienen los turistas que vienen a Granada durante los meses de verano. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.